APOLÍTICOS O APARTIDISTAS

Compártenos:

Son muchos los que dicen ser apolíticos o apartidistas, pero no aguantan las ganas de quedarse callados cuando la plática o discusión va más allá de algunos de sus intereses. Dicen no opinar y llenan sus caras de muecas a favor o en contra de los temas que tratan los demás. Dicen, muchos de ellos, que todos son iguales y por tal motivo logran declarar con frases funestas que son los mismos de siempre. Un apartidista es simplemente no estar de acuerdo o no pertenecer a grupos que se ostentan con alguna sigla o color de esas ya conocidas por todos nosotros.
Lo que estas personas quieren decir es que son apolíticos, porque no tienen opinión de nada ni nadie, que no pertenece a ninguna organización política y que no tienen opinión de lo que ocurre en nuestra nación. Hay millones de personas que no pertenecen a ninguna asociación u organización política, pero no les impide ver ni opinar lo que ellos están observando en la cotidianidad que viven. Hay muchos también que se cuelgan esta categoría de apartidistas o apolíticos pero no dejan de imputarles culpas a una marca política o al personaje en cuestión, cualquiera que sea de las que existen en México. Hay muchos, que bajo esta categoría de creerse “apartidista” o “apolítico” pueden denostar, según su propio alcance, a quien les venga en gana.
Ya escuchamos demasiado de que los políticos y los empresarios son todos iguales, pero quién dice eso? solo aquellos que quieren asegurar que el cambio no llegue a tu hogar. La justicia vela por todos por igual, pero el hombre la orienta a un vector distinto para la que fue construida. Sabemos que la acción primigenia de todo servidor público, es velar por el interés general. El interés colectivo se sobrepone al interés individual, pues el bien de muchos debe y deberá estar siempre por encima de cualquier interés personal. México no puede seguir discriminando al pueblo mismo que lo convierte en patria, lo vemos con la representación misma de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Nuestra Carta Magna, deberá estar siempre protegiendo al interés general o colectivo. Nunca un interés individual podrá está por encima del interés colectivo. Lo que ahora se está viviendo en México no es otra cosa que la sacudida que debió haberse dado hace muchos años y dejarnos a los mexicanos a decidir por nuestro futuro en aras de la libertad y de la soberanía de nuestro pueblo. Entonces no te llames apartidista o apolítico, simplemente con dejar de opinar y de hacer muecas, permitirás que otros tomen las riendas que tú dejaste atrás. Viva la Expropiación Petrolera.
Oswaldo del Castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =