La navidad que nunca había llegado

Qué es la navidad sin caminar por los centros comerciales? Sin tener a la familia extendida en casa. Sin la gran fiesta y el alboroto de siempre. Sin el ir al templo a la misa de gallo.
Sin festejar antes el día de la Guadalupana. Qué es la navidad sin tener la mesa llena de viandas? Sin el alboroto de los niños en las calles. Sin el desfile de Santa en los camiones de la coca cola. Sin dar cuenta de la abundancia de regalos al pie del árbol de navidad. O será acaso la manera en que se debe realmente festejar la navidad? Con tu familia unitaria sentada en la mesa teniendo a Jesús como único invitado.
Dando gracias por estar sanos y tener a los que aún te quedan en tu casa. Recordando a los seres queridos que no estarán con nosotros. La navidad no será como otras veces, eso es muy cierto, pero podremos ver la navidad de otra forma.
Estar en armonía con tu familia, si es el caso de que te quede alguien que no sea tu esposa o esposo, o pareja.
Finalmente tendremos una navidad donde Dios estará con nosotros, pues tenemos mucho que agradecerle.
La navidad será distinta y pueda ser esta la mejor navidad que hayamos tenido. Seguro estoy que será la navidad en la que la reflexión sea el interés de muchos y no los regalos que nos habían desviado del verdadero significado de la navidad.
Feliz Navidad a todos ustedes.
Oswaldo del Castillo.

Comparte esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + doce =