CUIDARNOS O MORIR

Compártenos:

Los rebrotes de Covid 19 y violencia en Sinaloa nos pegan duro.

Los festejos continuos a partir del Día del Niño por un lado y la guerra interna de dos grupos del mismo cartel en Culiacán, tienen crítico el panorama de salud y de paz social.

La pandemia también afecta a la economía.

Cuando los amigos nos dicen “cuídate” se trata de todo un protocolo. De toda una serie de medidas que debemos atender en estos días y los años por venir. Son medidas que deben ser parte de nuestra vida diaria.

En el tema de prevención los expertos nos recomiendan achicar los riesgos de contagio con el lavado de manos con agua y jabón, el uso de cubre bocas y la sana distancia individual, a un metro con 80 centímetros como mínimo.

El más alto peligro está en actos masivos y en las reuniones en espacios cerrados. En los supermercados no debemos de permanecer arriba de 45 minutos. Los de  cara a cara deben durar menos de 5 minutos y el ejercicio al aire libre también requiere distancia y tiempos no prolongados.

Para darnos esperanzas, el político y académico, Héctor Melesio Cuén Ojeda, nos dice: Nadie tiene porque morir si se atienden rápido.

En los análisis económicos oficiales se habla de la pérdida de un millón 200 mil empleos formales.

Pero, el Colegio de Economistas de Sinaloa nos proporcionan esta tabla que abarca todo: La población económicamente activa (PEA) pasó de 57 millones  a 45.4 millones. Es decir, una contracción de 12 millones.

Afectaciones por sectores. Sector primario (agricultura, pesca y ganadería) trabaja el 12.5 del PEA y hubo una pérdida de 811 mil empleos. Pero en el mes de abril la actividad creció 2.4 por ciento en relación al mismo mes del año pasado. Por eso a Sinaloa no le pega tan duro en temas como pesca, agricultura y ganadería.

Sector secundario (industria, manufactura y construcción) labora el 24.4 x ciento del PEA, hubo una pérdida de 3.51 millones de empleos. Sector terciario (servicios) contrata el 23.91 del PEA y es el más afectado por el covid-19, ya que perdió un total de 7.35 millones de empleos.

En un foro de capitanes de empresa nos señalan que para recuperar lo que tuvimos en 2018, que fue del 2 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto, se necesitarán 4 años de trabajo duro y con herramientas modernas.

En cuanto al plan de recuperación recomienda al sector empresarial  mayor atención al poder legislativo y más intervención en las decisiones que se toman en sus sesiones de trabajo.

En salud y generación de paz debemos fortalecer nuestro sistema inmune, física y espiritualmente.

En participación política hoy más que nunca se debe estudiar, cuestionar y prevenir los riesgos de escoger a quienes administrarán los bienes y recursos públicos y a quienes llevarán nuestra voz a los espacios legislativos.

Es lo menos que podemos hacer por el bien común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cinco =