TIEMPOS TRAEN TIEMPOS

Sin duda y bajo la reserva de que ustedes estén o no de acuerdo, tiempos traen tiempos.
“Hay tiempos en que el pato nada y tiempos en que ni agua bebe”. Este enunciado popular nos entera de manera muy coloquial el entendimiento de lo que ocurre en las diversas circunstancias que vivimos los humanos: “Hay tiempos de derrochar y tiempos de ahorrar”. Como también los hay aquellos que se viaja por aire y los otros que sin más remedio, se viaja de a pie.
Para el caso que nos ocupa, las distintas temporalidades que nos han tocado vivir nos han demostrado que estos dichos se ajustan a una verdad que no ocupa demostración alguna. Es un axioma.
Con entera satisfacción podemos decir que efectivamente las circunstancias en las que vivimos en esas temporalidades pueden ser tan distintas como la noche al día. Y que basta con tratar de recordar que no siempre pudimos adquirir lo que más deseábamos en algún momento; que el pato ni agua bebía. En muchas ocasiones escuchamos decir en casa que en tanto se gastara menos de lo que ganara, siempre tendría un excedente para las necesidades más apremiantes.
¿Quién en México no ha aprendido esta lección?
Ahora que estamos siendo testigos de una austeridad republicana, que ha impuesto el nuevo gobierno para el gasto gubernamental, nos percatamos de que mucha gente no acepta esta política, que sin duda nos llevará a optimizar el presupuesto para que pueda alcanzar para otras cosas más necesarias. Ahorrar también significa ser eficiente y efectivo. Administrar, bajo el claro entendimiento de no gastar en lo que no se necesita o en lo que se necesita menos, nos lleva sin duda a obtener más con menos.
Austeridad es una palabra que no agrada a muchos y menos a los que estaban acostumbrados a gastar a manos llenas con recursos generados por la corrupción.
La austeridad es sin duda una política sana que seguramente nos llevará a poder contar con recursos cuando verdaderamente se requieran, solo así podemos salir al paso de las necesidades de todos los mexicanos.
Por el bien de todos, no gastemos en tonterías. Así sea
oswaldodel@hotmail.com
didaktica@outlook.com

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =