Sin Quitarle Ni Ponerle 03/Octubre/2018

¿A vender elefantes blancos?

Cuando la organización social “Vigilantes Ciudadanos” lanzó la propuesta pública de vender el Teatro Ingenio de Los Mochis para con esos poco más de 600 millones de pesos que se invirtieron en su construcción, se destine a ponerle fin a los problemas recurrentes de inundaciones de la ciudad, se le puso al cascabel al gato, aunque la propuesta de primera impresión luzca descabellada.
Desde luego sé entiende el clamor y el dolor social que motiva a hacer dicha propuesta. Las inundaciones las padecen todos, ricos y pobres y el Teatro Ingenio de poco le sirve a la mayoría de Los Ahomenses.
Esta propuesta la viene haciendo y socializando la asociación “Vigilantes ciudadanos” que encabeza Guillermo Padilla Montiel.
Para sustentar tal propuesta, traen una encuesta donde dicen que el 93 por ciento de los Ahomenses no tienen acceso al Teatro y por lo tanto no les sirve, ni es una obra de primera necesidad social.
Tan no les sirvió el Teatro a los Ahomenses, dicen, que ni siquiera como refugio se pudo utilizar durante la pasada emergencia al presentar problemas de inundación, mismas que padece al parecer de manera recurrentes desde su construcción por los elevados niveles de los mantos friáticos donde fue construido.
¿Pero porque a pesar de que luzca descabellada tal propuesta cobra sentido y valor en mucha gente?.
Bueno, porque si parafraseáramos en términos jurídicos, diríamos que ya hay jurisprudencia. En pocas palabras, ya hay más propuestas en este mismo sentido.
En pocas palabras la gente ya viene escuchando este tipo de medidas populistas y en Sinaloa quien las inició fue el propio Mario López Valdez.
1.-Durante su campaña, Malova que buscó la empatía y desde luego el voto de los pobres que son mayoría, dijo que su gobierno sería austero y para empezar, optaría por vender la Casa de Gobierno. Se acabó la vida de lujos de los gobernantes, decía Malova en plena campaña.
2.-Desde luego hoy se podría decir que a pesar de que efectivamente Malova no vivió en la casa de Gobierno que tiene una amplia tradición histórica y según su precio de venta está valuada en 40 millones de pesos, finalmente terminó haciendo todo lo contrario.
3.-Entre su legado de obras suntuosas de poca utilidad social, no solo se encuentra el Teatro Ingenio de Los Mochis donde se invirtieron casi 600 millones de pesos, sino también los CUM de Los Mochis y Mazatlán donde se invirtieron otros 600 mdp -300 en cada uno-, La Academia de Beisbol, el parque temático entre otras -hay que decirlo son modernas instalaciones- pero que lucen semi utilizadas o semi abandonadas como se les quiera ver.
4.-Así, Malova prometió vender la casa de gobierno, pero solo la dejó abandonada y hasta la fecha Quirino Ordaz no ha podido vender este inmueble cuyos recursos serán destinados –según se ha dicho- a programas o acciones sociales.
5.-Pero medidas como esta, también López Obrador las ha abrazado. El ha dicho que no vivirá en la opulencia de Los Pinos y se irá a vivir a Palacio Nacional. El presidente electo no ha dicho que venderá la casa presidencial, pero que si la convertirá en un museo para que le sirva al pueblo.
6.-En fin vender el Teatro Ingenio de Los Mochis sigue siendo una idea descabellada que quizás nunca se logre, pero de que viene a ponerle el cascabel al gato y viene a exhibir como gobernantes prefirieron hacer negocio que atender las demandas sociales, eso sí es muy factible se logre y se alcance.
Así sin quitarle ni ponerle
Habrá que estar pendientes.
PASO A PASITO.-Otro duro revés acaba de sufrir el PAS y su dueño y líder Héctor Melesio Cuen.
Resulta que en medio del “reborujo” legislativo, se dijo que el PAS ya había convencido al diputado Edgar González –Municipio de Rosario- que abandonará al PRD y se uniera a este partido. A cambio el PAS lo nombraría como coordinador de la fracción parlamentaria.
Los otros dos integrantes del PAS en el Congreso son Angélica Díaz, esposa de Cuén y José Manuel Valenzuela mejor conocido como El Chenel.
Pero resulta que Chenel le salió más vivo a Cuén de lo que pensaba y convenció a Edgar González de formar ellos dos su propio Grupo Parlamentario para no estar a las órdenes de Cuén y jugar ellos solos su propio juego.
Así el PAS que tenía asegurado su propio grupo parlamentario lo perderá y se quedará sola la diputada Angélica Díaz en el Congreso.
Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − diecisiete =