Diálogo Deportivo Edición No. 1734

Futbolistas culiacanenses

Miguel Dimópulus, Benjamín “Chivas” Fárber, Eduardo “Pájaro” Urrea, Tulio Medina, los hermanos Sergio y Alfonso Rubio, Héctor Moreno, Francisco Jared Borguetti, los hermanos Fausto y Carlos Pínto, Alberto “Venado” Medina, A. Briseño, José Luis “Ardilla” Bracamontes, Fernando Flores, Manuel Hernández, Alfonso Lizárraga, Sergio Mariscal, Juan de Dios Montero, Héctor y Victor Reyes, Jorge del Rincón Bernal, Rafael Guerra Miguel, Antonio Garcés, son algunos de los futbolistas nacidos en Culiacán que brillaron y algunos todavía brillan sobre las canchas de Sinaloa, México y el orbe. Faltan varios en la lista; pero es imposible hacer un recuento general.

De los que mencionamos algunos debutaron en primera división y otras en segunda y tercera división.

Resaltan Francisco Jared Borguetti y Héctor Moreno y le siguen Briseño, los hermanos Pinto, Alberto Medina, Sergio y Alfonso Rubio y párele de contar. Moreno y Borguetti ya aseguraron la economía de ellos y sus familias siempre y cuando inviertan y no despilfarren. Su clase se demostró en mundiales de fútbol y Moreno tendrá su última oportunidad y casi la última en Rusia 2018. Borguetti nos hizo felices con sus goles de cabecita y brilló ante rivales como Brasil, aunque la prensa del Distrito Federal le dio más crédito a C. Blanco, Oribe Peralta, Javier Hernández quienes llegaron casi en la salida del hombre de Culiacancito, municipio de Culiacán.

Todos tienen sus méritos y reconocimientos especiales como Sergio Rubio quien estuvo con Pumas, Atlas y Necaxa, entre otros conjuntos. Alfonso Rubio con las Chivas enseñó su clase y así los hombres del municipio de Culiacán navegaron y algunos navegan en el apasionante mundo del fútbol. Fausto y Carlos Pinto de Costa Rica, con Dorados de Sinaloa hicieron una dupla excelente. Dimopolus y Fárber son de la vieja guardia aunque el primero tuvo un final trágico que no le permitió mostrar más de su calidad. Farber fue comparado en su momento como el Enrique Borja de Sinaloa. Su fina puntería  e inteligencia para atrapar los pases de sus compañeros y anotar en las porterías contrarias lo hicieron único. Eduardo Urrea en cambio defendió su portería como un superman. Tulio Medina fino delantero quien recomendó a Borguetti al Atlas y no falló. Bracamontes en la primera fuerza local se vio excelente, Flores también aunque se perdió entre la bruma de la espumosa cerveza y luego se recuperó y tuvo un buen cierre de su carrera futbolera, Miguel Hernández un tractore en la media cancha, Alfonso Lizárraga otro medio motivante.

 Mariscal acucioso en la delantera, Juan de Dios Montero y Víctor Reyes con Tuneros de Navolato, hicieron historia. Héctor Reyes el Mini se quedó en la primera de Culiacán. Fue una estrella de las selecciones de Sinaloa en los nacionales,era rápido y certero en sus disparos.

Inolvidables jugadas de don Jorge del Rincón Bernal quien aún vive para contar sus hazañas, Rafael Guerra Miguel y sus potentes piernas que atemorizaban a los delanteros de otros equipos y Toni Garcés, nos regaló muchos goles en Culiacán y en primera división.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =