LA PESADA LOSA DE LA TENENCIA

Eliminar el pago de la tenencia vehicular es un clamor social nacional, que ya fue escuchado en casi todas entidades y en otras se decidieron por estímulos fiscales, subsidios o cuotas menores por el uso de su auto.

En Sinaloa el tema volvió a socializarse en el seno del poder legislativo y los legisladores que proponen derogar el impuesto nos dieron una pequeña luz en medio del túnel de la corrupción oficial; que nos envuelve a diario.

El pago de tenencia ya no es tema del gobierno federal porque es decisión de los gobiernos no cobrarla.
Un recorrido geográfico de política pública nos habla de los gobiernos que escucharon a su pueblo en este clamor social y los que no lo han hecho.

En Aguascalientes, un estado chico, hace un año eliminó el cobro de la tenencia. Sólo se deberá realizar un pago de $520 pesos por derechos de control vehicular.

En Baja California ya no se cobra desde el 2013, mientras que la Baja Sur lo hizo el 2015, en tanto que en Coahuila eliminó el impuesto desde enero de este año. Colima no la elimina; pero no la cobra si el ciudadano está al corriente de todos sus compromisos fiscales..

Nuestros cercanos, Sonora (desde 2014), Nayarit, Jalisco, Durango (desde enero) y Chihuahua (desde hace cuatro años) no la aplican. En el lejano Chiapas hace un año que brindó ese beneficio a las familias.
En el DF mantendrán el impuesto para autos con costos mayores a 250 mil pesos y como en Guanajuato “la vida no vale nada” tampoco es válido cobrar la tenencia.
Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Puebla y Tlaxcala tienen subsidios y también estímulos, mientras que en Michoacán y Morelos no es necesario pagar; pero el refrendo sí.
Nuevo León y Oaxaca seguirán cobrando, pero en el primero hay descuentos autorizados por los poderes Ejecutivo y Legislativo con el 20 por ciento cada uno.

Querétaro y Quintana Roo mantendrán su compromiso de no cobrarlo, aunque en el caso del primero los autos de mucho lujo si pagan. San Luis Potosí cobrará refrendo de menos de 900 pesos.
Veracruz amplió el beneficio hasta el 2018; pero Yucatán y Zacatecas ya lo eliminaron.

En Sinaloa la discusión sobre los autos que si pagan tenencia sigue. Es decir los que valen 250 mil pesos para arriba. ¿A criterio de quién?
¡Vaya usted a saber!

La esperanza de eliminar el cobro se llama Quirino Ordaz; porque, como el dijo en una reunión empresarial: “A mí no me van a enseñar ni a ocultar nada en finanzas públicas. Me las sé de todas, todas”.

Ya sabrá como hacerle para quitarnos esa pesada losa familiar; ¡pero ningún peso de encima!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − 7 =