PERIODISMO HERIDO DE GRAVEDAD

Javier Arturo Valdez Cárdenas siempre dijo que tenía más miedo a los políticos que a los narcos, lo que podemos interpretar que los políticos son más peligrosos que los narcos.
Manuel Burgueño es el único caso de un periodista sinaloense cuyo asesinato fue aclarado y su victimario apresado. Sucedió en el sexenio de Francisco Labastida y teniendo de procurador al finado licenciado Manuel Lazcano Ochoa, quien condujo las investigaciones basado en los ataques en medios impresos del periodista hacia un narcotraficante.
Otros casos siguen impunes como el de Humberto Millán Salazar, periodista de investigación muy centrado en las actividades de los protagonistas políticos del sexenio pasado.
Javier Valdez siempre decía que hacia periodismo de investigación “con el culo en la mano”, porque ciertamente relatar historias sobre narcotraficantes actuales no es cualquier cosa.
Pero los carteles tienen actividades de nivel nacional e internacional y una agenda que,por sentido común, creemos no querrán interrumpir con un asesinato de un representante social importante, como son los periodistas.
En la protesta del gremio periodístico se reclamó fuertemente a la autoridad, pero hasta ahora no se ha mencionado a ningún jefe de cartel que tuviera cuentas pendientes con el novelista.
La línea de investigación hacia la narco política la considera el propio presidente Enrique Peña Nieto, cuando en su discurso señala que hay narcogobiernos en muchas partes del país.
Señala que se han infiltrado a los gobiernos estatales personajes implicados en actividades criminales, lo que refuerza el dicho de Valdez, porque narcotraficantes en la lucha por el poder si son de dar miedo.
Pero como el miedo es maligno y repugnante Así es la política, revista que fundó e hizo crecer el finado Ramiro Valenzuela Medina con el lema La Verdad a su Servicio, condena el asesinato de nuestro colega y amigo Javier Valdez y se suma a la exigencia de todos por el esclarecimiento de este delito que impactó al mundo y a su sociedad global.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − siete =