Los Puntos sobre las ÍES… Semanario No. 1644

La hora de la verdad…

Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.    Friedrich Nietzsche

Las campañas políticas terminaron, el alud de propuestas y la guerra de descalificaciones, de las encuestas unas increíbles y otras poco creíbles, han quedado atrás.

Hoy, estamos a unas horas de la verdadera encuesta: el voto ciudadano.

Estamos ante el final de unas elecciones estatales sin precedentes, como ya lo hemos comentado en ocasiones anteriores:

Nueva legislación electoral, nuevas autoridades y centralización del proceso, participación de la figura de candidatos independientes, alud de candidatos sobre todo en los municipios grandes y sus correspondientes distritos.

En lo referente a la sucesión gubernamental, ocho candidatos hicieron campaña, unos mas fuerte, otros regular y otros mas solo simularon.

Obviamente los partidos con mayor estructura y mayores recursos son los que mas penetraron a lo largo y ancho de Sinaloa, de tal manera que la lucha por la sucesión del Gobernador Mario López Valdes se centra solo en tres de los ocho.

El primero, a quien no solo las encuestas chuecas o derechas sino la percepción ciuidadana que cuenta mucho mas que los “sondeos” de las encuestadoras es el candidato de la coalición PRI-PVEM-PANAL, Quirino Ordaz Coppel.

En lo que se advierte como un empate técnico vemos a Martín Alonso Heredia Lizárraga del PAN y el ex Rector de la UAS Héctor Melesio Cuen Ojeda de la coalición PAS-MC.

Uno y otro se atribuyen el segundo lugar y hasta presunto empate técnico con el priista.

Mas aun, los dos, Heredia y Cuen aseguran que van por el triunfo este domingo.

Pero eso lo decidirá la ciudadanía con su voto.

El único candidato independiente en esta contienda, Francisco Cuauhtémoc Frías Castro, careciendo de estructuras formales, tenía cifradas esperanzas en despertar a ese sector que ha sido el ganador de muchas elecciones: el abstencionismo.

Por ahí iban también las esperanzas de otros candidatos mas, como Mariano Gómez cuya candidatura ciudadana abandera el PRD.

Y si, tanto Frías como Mariano lograron avances, pero no los suficientes para entrar en la pelea final.

Lamentable, muy lamentable como ha ocurrido en elecciones anteriores, la guerra sucia que se desató sobre algunos de los candidatos y que todavía al final de las campañas seguía vigente y con intensidad en las redes.

Grabaciones de conversaciones telefónicas, algo prohibido por la ley pero que se están dando sin que autoridad alguna haga algo para investigar siquiera, menos para sancionar.

De esas conversaciones filtradas entre candidatos, operadores y periodistas algunas tienen visos de realidad, otras son editadas.

Pero el origen de las grabaciones parece apuntar a un departamento que tiene el sistema mas moderno para este tipo de espionaje y que desde hace mucho tiempo se sabe mantiene intervenidos los teléfonos de políticos, empresarios y periodistas.

Insisto, procedimientos al margen de la ley, pero que no hay ley que se aplique, menos si quienes los operan manejan tambien a los responsables de aplicar las leyes.

De aquí al mismo domingo pueden intensifcarse estas y otras ilegales acciones buscando desacreditar a candidatos que van con posibilidades de ganar o que hacen peligrar el triunfo de sus favoritos.

Los operativos de promoción al voto, a estas alturas ya prohibidos, se realizarán este domingo.

Como también habrá operativos para vigilar que no haya trampas, antimapaches, pues.

Desde ahora, hay quines acusan una elección de Estado, no lejos de la realidad cuando el tercer piso no se ha medido para demostrar su fuerza y la imposición de sus candidatos.

Esto, aunque hay candidatos que no necesitan de ese tipo de apoyos porque por si mismos se han ganado las simpatías de la ciudadanía que está decidida a votar.

Sin embargo, de no medirse esos apoyadores estarán poniendo en riesgo de que esta elección se judicialize.

Nosotros, como simples ciudadanos, no debemos permitir que coaccionen nuestro voto.

El voto es de cada ciudadano y cada ciudadano es quien debe decidir a quien darlo.

El domingo concluye el proceso, un proceso viciado con muchas fallas que deben de corregirse para futuros procesos.

Hagamos que los vicios aplicados en estos dos últimos meses queden atrás y contribuyamos, cada uno, a limpiar el proceso.

Como ciudadanos, analicemos la personalidad, la capacidad y la trayectoria personal y pública de cada uno de los candidatos para no volver a equivocarnos.

Hay toda una gama de candidatos para escoger.

Usted, amigo lector, amiga lectora, razone su voto, analice a los aspirantes y escoja al que le parezca mejor o el menos malo.

Pero vote. Ejerza su derecho y participe.

Este domingo ¡a votar!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − Diez =