Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1608

Sacudida en los partidos..

Caos y renovación. Siempre hay que pasar por ahí.        Katherine Pancol

Pasado el proceso electoral federal para la renovación de la Cámara Baja del Congreso de la Unión, los partidos políticos nacionales están registrando cambios, algunos por el natural relevo ante la emigración de sus dirigencias a otras posiciones y otros por la debacle que sufrieron en la contienda electoral producto de sus divisiones internas y su falta de credibilidad ante el electorado.

Se registran cambios de dirigencias, pero mas allá de las cabezas, hay partidos que requieren de una fuerte sacudida para enterrar ismos, tribus, disidencias, etc.

En el PRI el relevo es natural toda vez que su ya ex Presidente, César Camacho, se va a la Cámara de Diputados a partir del día último en donde asumirá el liderazgo de la fracción priista, que es la mayoritaria y tendrá la responsabilidad de dirigir, negociar, buscar consensos con las otras fracciones para sacar acuerdos legislativos. Hay pendientes importantes, como la reforma al campo, por ejemplo.

partidos politicos

Entra al relevo en la dirigencia nacional el tricolor un priista muy experimentado que viene, precisamente de la posición que tendrá Camacho en la Cámara Baja: Manlio Fabio Beltrones que fue el arquitecto de los acuerdos con PAN y PRD para el Pacto por México, y quien lleva como Secretaria General a la mexiquense Carolina Monroy del Mazo.

El nuevo dirigente conoce bien el juego de la política y tiene importantes tareas a realizar para consolidar la fortaleza del PRI, entre ellas la renovación de dirigencias estatales, como la de Sinaloa en donde Martha Tamayo tendrá que salir para irse a disfrutar de su diputación plurinominal y atender el área jurídica legislativa.

En el Partido Acción Nacional también hay relevo de toda la dirigencia nacional. Llega un joven político, Ricardo Anaya quien fuera una pieza clave en la conducción de la Cámara de Diputados durante la aprobación de las reformas estructurales del presidente Peña Nieto, y ha ofrecido la renovación de su partido, comenzando por combatir la corrupción y buscar la reconciliación de los grupos que han llevado al blanquiazul a perder el rumbo y los ideales que le dieron vida.

El PAN ha iniciado el camino de la democracia interna, con elecciones directas a las bases, pero ese partido ha copiado entre otras viejas mañas del PRI los acarreos y la compra de votos.

El primer reto de Anaya es sacudirse su dependencia de Gustavo Madero e impedir que proliferen los grupos o “tribus” al estilo perredista, para lograr una unidad que le permita volver a ser competitivo en los procesos electorales.

También el nuevo liderazgo nacional deberá sacudir las estructuras de los comités estatales y buscar la reconciliación de las corrientes. Lo logró para su elección, habrá que ver si lo logra para su desempeño.

El PRD, ante la renuncia de Carlos Navarrete a la presidencia nacional anda en busca de nuevos dirigentes. Ahí necesitan sangre nueva y caliente, juventud con capacidad y decisión para acabar con las tribus que han llevado al partido del sol azteca a la debacle.

Mas ahora con Morena de Andrés Manuel López Obrador que se llevó a los “pejistas” del PRD y busca acabar con el perredismo y erigirse en el nuevo y único “mesías” de la izquierda mexicana.

El Verde Ecologista subsiste pese a las múltiples violaciones a las leyes electorales. Satélite del PRI no tiene mas que futuro que seguir viviendo de las alianzas con el tricolor.

El Partido del Trabajo aun patalea buscando el cochupo que le permita mantener el registro. Un partido creado por el salinismo para debilitar a la izquierda convertido en un negocio de vivales que no tiene razón de ser.

Igual el Movimiento Ciudadano, antes Convergencia, otro partido con dueño que sobrevive gracias a las alianzas.

Nueva Alianza, el partido creado por Elba Esther Gordillo que presume tener sus fortalezas en el magisterio cuando una buena parte de ese sector navega en otras aguas. Por ejemplo la agrupación ENCIMA que maneja el Senador priista Daniel Amador Gaxiola.

Hoy, su dirigente nacional Luis Castro Obregón se siente muy optimista y asegura que el PANAL ya está listo para navegar con timón propio y hasta advierte que el 2016 comenzará a pintar de azul turquesa palacios municipales.

Morena es el instrumento de López Obrador que insiste en la Presidencia de la República pero no ofrece nada mas a la ciudadanía.

El Partido Humanista tuvo debut y despedida.

Encuentro Social, otro de los nuevos que apenas subsistió.

Muchos partidos, poca ideología es lo que se observa.

Los grandes deben sacudir estructuras.

Los chicos no tienen mas razón de existir que los intereses económicos de sus creadores y dueños.

Y ya llegaron las candidaturas independientes!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − tres =