El fondo que desfonda

Compártenos:

Todo personaje político tiene un fondo que pocos quieren mostrar. Y es que la acción política no se da en nuestro sistema, sin ser tocado por la vorágine de la corrupción. Hay mucho que se dice cuando el personaje persigue un puesto popular; “si quieres ser diputado, prepárate para esconder bien tu pasado”.
De lo anterior, es que vemos cómo, la aún no candidata del “frente”, tropieza con ese pasado distópico que ella ha dejado por el camino de su actuar público. He dicho que la prensa corporativa construirá su currículum, pues con él es que habrán de presumir a un electorado cada día más despierto. Si esa narrativa logra inclinar la balanza en la preferencia electoral, entonces habré de aceptar que el dinero construye realidades imaginarias y creíbles para esa clase social que acepta ondear sus banderas del conservadurismo. Las encuestas de Enkoll, muestran los negativos de Xóchitl, a lo que debe la oposición poner mucha atención, de no hacerlo, se dejará correr en el tiempo la bola de nieve cuesta abajo. Cierto es que el debate político actual cobra importancia al encenderse a diario la discusión. Algo que nunca se había dado en México. El fondo de Xóchitl, se empieza a ver como esa alfombra que se tiende en el suelo para mostrar su tejido percudido y desgastado. Por más que se oculte “el conflicto de interés”, que le generó más de 1400 millones a sus empresas, seguirá arrastrando su pasado como se arrastra la capa atada al cuello. El fondo de ese pasado, seguramente desfondará su candidatura. Sabemos que los medios corporativos de información seguirán construyendo la narrativa, esa con la que piensan pueden avanzar en la contienda electoral. Difícil la cosa, como aquel personaje de la película “La Misión”, rodaje que nos mostró la actuación de Robert Anthony De Niro, con el personaje del Padre Gabriel, que vive la pesadilla de jalar su armadura pesada a través de la selva. El fondo, que todo personaje de la política va acumulando, sin imaginar que en algún momento ese pasado lo hundirá como se hunde la barcaza cuando hace agua. El plagio de su reporte para titularse, la casa roja; en la que ella dio la autorización para ser construida, violando la norma de construcción, las mentiras y sus contradicciones, eso de que se pendejeó al no citar para darle el crédito al autor intelectual de dónde ella copió, habiendo dicho antes que ni “rateros, ni huevones, ni pendejos, estarán en su campaña electoral o en su gobierno (cfr. Discurso que dio en el Ángel de la Independencia, 03/09/2023). Xóchitl, complota contra ella misma. El pasado de Xóchitl, será lo que desfonde su propia candidatura.

Oswaldo del Castillo Carranza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − tres =