EL HONOR DE LA VERDAD

En 1951, el presidente Miguel Alemán decretó el 7 de junio como el Día de la Libertad de Expresión en México, a petición de los periodistas y propietarios de medios impresos de la época.
Ellos, en una comida, le reconocieron al mandatario su decisión de importar papel periódico, por la escasez de esa materia prima que originó la Segunda Guerra Mundial.
Por su parte, el general José García Valseca compra El Fronterizo de Ciudad Juárez a finales de los años cuarentas, para impedir que editores de Estados Unidos lo adquirieran como punta de lanza de propaganda yanqui en México.
Son dos momentos históricos en la vida del periodismo y la defensa de la Libertad de Expresión en nuestro país.
En Sinaloa, hace 45 años, se registra un momento histórico en la tarea de acercar elementos de verdad, con responsabilidad, a la comunidad sinaloense: Nace Así es la Política.
Ramiro Valenzuela Medina funda un semanario para informar, pasar revista y analizar los acontecimientos políticos y sociales, más allá de la noticia diaria que registraban los periódicos de los años setentas.
Ramiro prometió, en su primer número, un periodismo crítico, ágil y honesto con el lema La Verdad a Su Servicio y con el sello del respeto a la pluralidad y a todos los proyectos de construcción de una mejor sociedad sinaloense.
Su promesa fue cumplida y el compromiso extendido por quienes conformamos el colectivo inteligente que informa, analiza y entrega la verdad semana a semana, bajo la conducción de Ramiro Valenzuela Guerrero, su hijo.
Para honrar este ejercicio de honestidad y ética, la Asociación de Periodistas de Los Mochis, que dirige Edgardo Vasquez Mungarro, decidió otorgar la Medalla al Mérito Periodístico a Ramiro Valenzuela Padre y entregarla a Ramiro Hijo.
Huelga decir que es un orgullo recibir este galardón para quienes, cada semana, en impreso y en redes sociales, editamos Así es la Política.
Significa también un compromiso para seguir con la frente en alto en la búsqueda y difusión de la verdad.
La alta aceptación ciudadana con la que ahora contamos solo pueda mantenerse con un periodismo que aporte a las mejores causas regionales y que siga empujando por una nueva cultura política.
Que así sea.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =