Diálogo Deportivo Edición No. 1709

BOLETOS CAROS ALEJAN A LA AFICIÓN GUINDA.
La crisis está haciendo mella en la asistencia al estadio Nación Guinda, ya que de 55 pesos se brinca a 220 pesos y hasta 400 pesos por el acceso al inmueble.
Han tenido que promover más las promociones de damas y familiares para que el estadio no luzca solo como no sucedía desde hace una década o más tiempo. Todo por la nueva política de la nueva directiva encabezada por Héctor y Álvaro.
Don Juan Ley Fong formó el equipo porque le gustaba el béisbol y era la única línea empresarial en la que no pensaba en grandes ganancias.
Juan Manuel si pensaba en utilidades y relaciones políticas con ese equipo.
Pero de plano Héctor y Álvaro no tienen llenadera, menos responsabilidad social.
Hasta las salchichas asadas y los cacahuates nos venden ellos mismos y dejan de generar empleos en ese comercio que era de ciudadanos.
Está bien que vendan la cerveza, pero lo hacen mucho tiempo después de que termina el juego y no siguen las reglas de suspender la venta en la séptima entrada y los expendedores en tribuna no dejan ver las jugadas.
Los aficionados alegan que tienen familia y no van solos y prefieren no asistir y ver los partidos por Megacable o Canal 3. Ni siquiera puede recibir boletos de juegos atrasados porque ya no los hacen válidos, nos dicen lo que genera rencor social.
Se ve, se siente.
EL CLÁSICO DE OTOÑO ESTA EN MARCHA CON ASTROS Y DODGERS
El mes de octubre no le rinde pleitesía a lo que pasó en la temporada regular. Octubre es su propia campaña y hemos visto una y mil veces como seis mágicos meses pueden irse al suelo por una mala serie en la postemporada. Estas dos escuadras juegan con un propósito: los Dodgers tratarán de poner fin a su sequía de 29 temporadas sin alzar el trofeo de la Serie Mundial y los Astros buscando el primer anillo en sus 55 años de historia tras haber sido barridos por los White Sox en el 2005, su única experiencia en esta etapa.
Cada bando juega con pasión, sin olvidar lo que el huracán Harvey causó en Houston y la destrucción que María dejó en Puerto Rico, es el hogar de las estrellas de los Astros Carlos Beltrán y Carlos Correa y del héroe del Juego 5 de la SCLN por los Dodgers, Enrique Hernández.
Hay también lazos personales, como la amistad del américano japonés Dave Roberts y el manager de los Astros, Andrew .Jay Hinch. Y además juegan con el orgullo de representar a dos organizaciones que no sólo ganaron un montón de juegos, sino que se llevaron los dos grandes premios del periodo de cambios. Los Dodgers se hicieron en julio con Yu Darvish y los Astros lograron sumar a Justin Verlander a minutos de terminar la fecha límite para transacciones pasando por waivers el 31 de agosto.
Dodgers ha dado el primer paso. Y parece que se encaminará a ganar una Serie Mundial. Antes lo había hecho en la época de Fernando Valenzuela. Fue una época maravillosa donde Steve Sax, Steve Garbey y el propio Valenzuela eran las estrellas radiantes que ponían de pie a los aficionados.
Fernando de Etchohuaquila, Sonora un pequeño poblado próximo a Huatabampo, Sonora, salió de los llanos beisboleros hasta la cumbre en Los Ángeles, California con Dodgers, apoyado por Mike Brito y Tom Lasorda. Ambos lo cobijaron y apreciaron su enorme talento, al igual que los latinos incluyendo los mexicanos que lo ovacionaron como a su verdadero ídolo con su bola de tirabuzón.
SERGIO VALDEZ Y SU HISTORIAL DEPORTIVO.
Al doctor en medicina deportiva, Sergio Valdez, lo conocimos como preparador físico de Julio César Chávez cuando este iniciaba como campeón mundial tras ascender al trono pluma que estaba vacante y que disputó aquel memorable 13 de septiembre de 1984 en California ante Mario “Azabache” Martínez, a quien propinó una verdadera paliza.
Valdez me comenta que JC pudo haber hecho cosas mejores, pero su indisciplina lo condujeron a sus primeras derrotas, primero con un desconocido negrito llamado Frankie Randall y luego con el inteligente y poderoso boxeador Óscar de la Hoya que lo venció como a los grandes gladiadores el 7 de junio de 1996.
“Buen tipo JC y conformábamos un equipo de primera con su primer mánager, Ramón “Zurdo”Félix,quien se ahogó en una playa de Marruecos, Rodolfo Chávez, como asistente del timonel y el otro preparador físico José Daniel Castro Ugalde y el doctor Sergio Sandoval, entre otros.
“Siempre estuvimos dispuestos a servirle a Julio César, pero éste se dejó influir de personas ignorantes que lo único que buscaban era fama y dinero al lado de la leyenda del boxeo” comentó Valdez.
Esas personas, prosiguió Valdez lo condujeron a lo peor, lo que hoy, todos sabemos, drogas y bebidas espirituosas. Y el boxeo no se lleva bien con esas sustancias tóxicas, agrega.
“Julio César, no necesitaba de consejos arriba del ring, sino abajo y le hacía caso, solo a Rodolfo Chávez, que lo controlaba ya que borracho se ponía muy terco y pretendía hacer cosas denigrantes para todos nosotros” reveló.
Dijo que como ya había llegado al equipo, José Guillermo Castro Ugalde decidió dejar el equipo:” era ya insoportable trabajar para una persona que no hacía caso en nada”.
“Yo respeto a JC y no me atrevería a escribir ningún escrito y menos un libro y eso que vi muchas cosas”. Pero todo es pasado, epilogó.

Comparte esto