Tiempo de Guasave Semanario No. 1646

SE DESGRANA LA MAZORCA. Recién terminada la jornada electoral, organismos civiles que impactan de manera importante en los movimientos políticos que se dan en los tres niveles de gobierno, se manifiestan públicamente para dar a conocer, en algunos casos el lanzamiento de convocatorias para los cambios naturales de sus respectivas directivas, y en otros, la pública intención de contender por esas posiciones, de parte de algunos de sus miembros activos. Los módulos de riego al parecer son los organismos que más han manifestado su intención de cambios, y por ende, algunos de sus socios se ven con la suficiente capacidad, presencia y simpatía, ante sus respectivos compañeros de organismo. Se comenta de manera muy discreta, pero con constancia, que en algunos de estos organismos las amenazas han disminuido las intenciones, pues “disuaden a Juan, para que sea Pedro”, de ser cierta la especie, júrelo usted, que en menos de tres años tendremos al gobierno siendo administrado por quienes debieran ser combatidos por este. Lo que sí está claro, es que quienes quieren las dirigencias de estos organismos, tienen en mente ser actores directos en los cambios que se deben dar en la administración pública, de aquí a más tardar en 24 meses. Quien se manifestó sin ningún problema u obstáculo para buscar la dirigencia de los campesinos en Guasave, fue Francisco Urías Sánchez, actual presidente de la Red Mayor del Agua Río Sinaloa, quien hace cerca de medio año, procuró que se emitiera la convocatoria del cambio en el Comité Campesino del Municipio, cosa que no logró, aunque fue claro al declarar que contaba con la firma y el apoyo de 90 de los presidentes de los comisariados ejidales de los 125 que conforman el Comité Municipal. Parece ser que ha aglutinado esos y más apoyos de las dirigencias de los ejidos, y hoy, como ayer, busca contender por esa posición. Ayer apresuró o intentó hacer los cambios, posiblemente con la idea de ser considerado por la representación de un sector, para la candidatura de alguna diputación y ¿por qué no?, por la de la presidencia. Hoy, va con los tiempos y dentro de los protocolos naturales de los cambios, aunque no va solo, pues el ex presidente de los ganaderos y actual directivo del Comité Campesino, el Dr. Pedro Espinoza, alista su currículo para buscar la misma posición. Tiene presencia el doctor entre sus compañeros campesinos, y las cosas se van a poner muy interesantes. HABLANDO DE COSAS INTERESANTES. La pretensión del hasta hoy todavía candidato independiente Eleno Flores, reviste una interesante situación. Con más de 16 mil votos a su favor, el “Bamoense” busca posicionarse él y alguno de sus compañeros de equipo, en el próximo cabildo. Razones hay muchas para esa pretensión, una de las más importantes es su tercer lugar como fuerza política en el municipio, avalada por ciudadanos que sufragaron a su favor. La otra, es que desde cabildo pudiera inferir en las decisiones de la próxima administración, para llevar a cabo algunas de las ideas y proyectos que presentó a la ciudadanía en su campaña electoral, pero la más importante, es que su intención la basa en recursos que la propia ley le otorga, para presentar su petición, en las instancias que sean necesarias. De prosperar su lucha, los que sufrirán otro revés serían el Partido Acción Nacional y el Partido Sinaloense, pues les “mocharían” de sus plurinominales para dárselos a Eleno Flores y su todavía no designado acompañante. FUERTES Y CONSTANTES RUMORES, son los que corren por los pasillos de palacio municipal, y fuera de su muros también, que ponen a temblar a varios o por qué no decir, muchos empleados del Ayuntamiento de Guasave, pues al parecer la nómina sufrirá un adelgazamiento extremo, con la salida de cerca de novecientos “trabajadores” que no se ocupan y que no se ocuparon durante lo que va de la gestión actual. Dicen los que conocen de esto, que si esta decisión la hubieran tomado hace un año, los resultados electorales serían otros, menos contundente, pero otros. Si tal acción se lleva en realidad a cabo, la administración de Armando Leyson tendrá un respiro y podrá, si así lo decide, “emparejar un poco el terreno” en los últimos meses que le quedan a su gestión. Por salud política deberá el presidente tratar de arreglar en lo que se pueda la difícil situación que atraviesa y que le ha generado una serie de problemas, mismos que lo “pintan”, por su mediática situación, como un gobernante descuidado de sus obligaciones inherentes a su representatividad, pero sobre todo, como un gobernante al que solo le importan quienes lo siguen y a los demás ciudadanos “que les vaya bien si se puede”. Los diferentes paros laborales tanto de parte de los sindicalizados del Ayuntamiento, como los del sindicato de JUMAPAG, se sumaron a los paros que llevaron a cabo empleados de confianza que no habían recibido sus respectivos pagos quincenales. Quienes en estas manifestaciones de presión “calaron más hondo” fueron los administrativos de las sindicaturas (en 5 de ellas), quienes en una sola manifestación recibieron sus respectivos emolumentos. Todo eso le ha sido difícil sortear al gobierno, sin embargo, mucho de ello, podrá solucionarse si se adelgaza la nómina. Al tiempo, pues. NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, Y DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H.P.S.D.Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + diecisiete =