Diálogo Deportivo Semanario No. 1645

“Floto como una mariposa y pico como una avispa” es la frase emblemática de Cassius Clay para la humanidad y en especial a los aficionados al boxeo.
Clay, quien al convertirse al islamismo fue conocido como Muhammad Alí, falleció el viernes 3 de junio y fue sepultado una semana después en su natal Louisville, Kentucky, donde vio la primera luz el 17 de enero de 1942.
“Soy el más grande” pronunció tras ganar a Sonny Liston, Desafió todos los pronósticos al noquear a George Foreman en Zaire y en las Filipinas tuvo un combate encarnizado con el joven Joe Frazier a quien venció por la vía de los puntos. Todo ello con una peculiar comitiva que agigantó su leyenda.
“Retumba, muchacho, retumba” le decía el “sécond” Bundini Brown desde su esquina en todos los combates. Fue el mejor boxeador de todos los tiempos kilo por kilo, libra por libra. En la máxima división de los pesos completos del boxeo peleó contra los mejores y los venció. Su récord:56 peleas ganadas 5 perdidas con37 nocauts. Fue el primer púgil en ganar el cetro mundial de su división.
Dos décadas de alegrías y la gloria máxima se derrumbaron en Las Bahamas el 11 de diciembre de 1981 cuando, ya afectado por el Mal de Parkison, perdió su último combate ante Trevor Berbick por decisión dividida.
Esa terrible enfermedad poco a poco lo fue minando y de su boca solamente salía un susurro casi inaudible. Foreman y Frazier fueron sus más enconados rivales arriba del ring. Abajo le rindieron pleitesía y lo reconocieron como el más grande de todos los tiempos en el boxeo profesional.”Es la persona más excitante que he conocido en toda mi vida”, dijo Foreman sobre la regia personalidad de Alí.
En una pelea virtual el inmenso italiano-norteamericano Rocki Marciano venció a Alí en la computadora. Muchos no estuvieron de acuerdo, aunque el italiano se retiró invicto.
El golpe favorito de Alí, era el jab que demolía cuerpo y cara de sus oponentes.Nuestra infancia la pasamos junto al televisor viendo sanamente sus combates; al rebasar la adolescencia y con algunas ambarinas gritamos jubilosos por los triunfos del hombre que bajaba su guardia y permitía que sus rivales le conectaran pocos golpes. Esos golpes que al sumar miles en su trayectoria lo llevaron al mal de parkinson.

PEDRO DAVID MEZA Y LORENZO MATA DOS EXCABALLEROS EN BUSCA DE COMPETIR EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS
El culiacanense Pedro David Meza Rogel hijo de la leyenda del baloncesto Pedro “Pery” Meza y su compañero en el 2010 con Caballeros de Culiacán, Lorenzo Mata, pertenecen a la selección nacional de basquetbol y están en busca (al igual que los otros seleccionados) de asistir a las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016.
Tienen dos aduanas: Centroamericanos y el repechaje en junio y julio. Es decir, si pasan tendrán solamente 15 días para acoplarse y representar a México.
Precisamente Mata y Meza fueron campeones en el 2010 con los Caballeros de Culiacán y ahora buscan romper el maleficio y asistir a las Olimpiadas. Antes asistieron a un mundial tras 40 años de ayuno cuando Pedro Meza fue uno de los representantes de México.

JESUS VALDEZ CUMPLIRA SU SUEÑO: ASISTIR A UNA
SERIE DEL CARIBE COMO ALCALDE DE CULIACÁN
Los astros se alinean a favor de Jesús Valdez quien, tras ganar la alcaldía de Culiacán, estará como la máxima autoridad municipal en un evento de una envergadura internacional como lo es la Serie del Caribe de Béisbol a celebrarse del 3 al 9 de febrero de 2017 en el Estadio Bancomer de los Tomateros de Culiacán.
Hay que recordar que Jesús Valdez Palazuelos jugó beisbol profesional con los Leones de Yucatán, aunque una lesión lo retiró de ese fascinante deporte. En ese mismo equipo, pero una década anterior, jugó el legendario pitchert zurdo de Etchohuaquila, Fernando Valenzuela.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =