Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1645

Democracia ensuciada…

La democracia no es el silencio, es la claridad con que se exponen los problemas y la existencia de medios para resolverlos.
Enrique Múgica Herzog

Independientemente de los resultados y ambiente en las elecciones de otras entidades, en Sinaloa vivimos una jornada electoral empañada, mas bien dicho, ensuciada por acciones violentas e intimidatorias previas y en el mismo día de los comicios.
Ello, sumado a la apatia general que durante años ha prevalecido gracias a la que es el abstencionismo el mayoritariuo de las jornadas, provocó una de las mas bajas participaciones ciudadanas en las urnas.
Apenas casi un 45% de participación lo que nos arroja un 65 % abstencionismo.
La mayoría de la gente no salió a votar, algunos por su naturaleza abstencionista, otros porque no los motivaron las campañas ni los candidatos pero otros mas por temor ante los hechos que antecedieron a la jornada electoral, los del mismo domingo en algunas ciudades y los rumores, fundados o infundados que corrieron.
En el tiempo de campañas, es mas, desde las precampañas comenzaron a surgir elementos de guerra sucia, ya en panfletos distribuidos en forma anónima, ya a través de las redes sociales.
En plena campaña subió de tono la guerra sucia y en las vísperas del llamado día “D” fue mas intensa.
En el caso de Ahome en la contienda por la Presidencia Municipal, en Los Mochis se hicieron circular panfletos, unos contra el candidato del PRI, Alvaro Ruelas Echave, otros contra el del PAN, Miguel Angel Camacho, .
En Guasave hicieron lo mismo contra la candidata priista Diana Armenta.
Dos días antes, en Culiacán varios camiones urbanos y taxis fueron parados por encapuchados armados para destruir los cristales en los que portaban propaganda del candidato priista a la gubernatura Quirino Ordaz.
Lo mismo ocurrió en Mazatlán y El Rosario.
A unas horas de las elecciones las instalaciones del PRI en Mazatlán fueron asaltadas e incendiadas, sin importar a los agresores, encapcuhados, la presencia de personas dentro del edificio, mismas que, afortunadamente fueron rescatadas a tiempo por los Bomberos, aunque con serios síntomas de intoxicación por el humo.
La víspera del domingo, las oficinas del candidato panista Miguel Angel Camacho en Los Mochis fueron asaltadas a punta de bala, habiendo personas en su interior que se refugiaron en un baño. Los asaltantes se robaron computadoras y dinero.
En Guasave, encapuchados se metieron a la casa del candidato perredista Manuel Serna para intimidarlo.
En Angostura levantaron a dos activistas del PRI, liberándolos horas después bajo amenazas.
En Mazatlán funcionarios de casillas recibieron amenazas para que no salieran el domingo.
En la misma jornada, en Culiacán cinco militantes priistas fueron levantados por encapuchados liberados poco mas tarde bajo amenazas.
Muchos casos mas hubo, que fueron hechos públicos sin que autoridad alguna hiciera siquiera el intento de investigarlos, y eso que la autoridad estatal presumió de un operativo por aire y tierra con mas de diez mil elementos que, si, se vieron en algunos rondines y vuelos de helicópteros pero no hubo acción alguna contra los autores de los incidentes que ensuciaron el proceso.
Y para ensuciar mas el proceso, en el caso de Ahome el Comité Municipal Electoral le da entrada a casi medio centenar de paquetes cuyas actas no están firmadas por ningún representante de los partidos en esas casillas, a un lado del edificio del órgano electoral se encuentran en la basura varias actas de escrutinio y en las faldas del Cerro de la Memoria aparece un paquete electoral tirado.
Y todavía el Gobernador Mario López Valdez se atrevió a declarar que el proceso electoral “fue todo un éxito”.
No puede hablarse de un proceso exitoso cuando se sembró el temor entre la ciudadanía, cuando brotan serias irregularidades como el caso de Ahome.
No se puede proclamar éxito cuando el vandalismo en el transporte urbano en
Culiacán paralizó totalmente el servicio durante varias horas del sábado y el domingo, el día de las elecciones fueron muy pocos los camiones urbanos que circularon.
¿Donde estaba la autoridad responsable para exigir que el servicio no se suspendiera o restringiera…?
Esto y otros incidentes que a la hora de escribir estas lineas estaban vigentes, prolongando los cómputos en Ahome y Mazatlán por presuntas irregularidades, parecen confirmar lo que se advirtió previamente por algunos candidatos y hoy lo gritan a los cuatro vientos, que se trató de unas elecciones de Estado.
Lo único que parece haber sido transparente fue la elección del candidato a Gobernador y las diputaciones, ya que fue en los dos municipios mas disputados en donde hay problemas: Ahome y Mazatlán.
En los distritos concluyeron los cómputos sin problema y los ganadores ya recibieron sus constancias de elección.
Solo en Ahome y Mazatlán persistían los problemas al momento de escribir estas lineas.
Aunque, claro, algunos de los candidatos a Gobernador que perdieron no asimilan la derrota y hablan de un fraude electoral.
Al menos, dos, Héctor Melesio Cuen del PAS-MC y Mariano Burgos del PRD anuncian impugnaciones y movilizaciones.
Pero antes de actuar en ese sentido deben analizar con serenidad lo sucedido.
Las tendencias, mas allá de las encuestas, la percepción ciudadana indicaban, desde la segunda semana de la campaña, como favorito a Quirino Ordaz Coppel.
Si las dos principales fuerzas opositoras al PRI en esta contienda se hubiesen unido, quizá otro sería el resultado.
En la soberbia estuvo su fracaso.
Pero en otros ámbitos municipales, definitivamente hay evidencias de la mano del Estado.
Es casi inminente que dos procesos municipales se judicialicen.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + cinco =