Diálogo Deportivo Semanario No. 1636

El capitán de la selección mexicana de futbol, Rafael Márquez, es muy alabado por los jóvenes jugadores que lo acompañan en esta travesía de calificar al mundial de futbol de Rusia, y fue reconocido por la FIFA.
En la página oficial del máximo organismo de futbol, un video sobresale y en una entrevista abre su corazón. Se quedó cerca de romper la maldición de los Roginegros en la recordada final del Verano 99. Los penaltis fueron los que decantaron el título para el Toluca.

“Atlas es el equipo que confió en mí. Regresar es darles algo poco de lo que me dieron. Yo no sé si es importante retornar donde uno inicia su carrera, pero lo que creo que cuenta aquí es el sentimiento que le puedas tener al equipo que te dio oportunidad de ser profesional, de debutar como uno” sinceró Rafa.

La selección fue su siguiente paso. Siempre llevó el proceso desde las sub 17, sub 20, y Mayor, un mérito que hizo a Márquez un líder nato.
Incluso el jugador del Mónaco en ese momento se convirtió en el capitán del tricolor pasando sobre figuras como el sinaloense Jared Borgetti, Oswaldo Sánchez y el prepotente frecuente Cuauhtémoc Blanco.

Rafael Márquez debutó como futbolista profesional el 19 de octubre de 1996 con el Atlas del Guadalajara. En aquella ocasión los Zorros igualaron ante las Pumas de la UNAM sin saber que dieron el banderazo a una leyenda de nuestro balompié. Luego Rafa jugó con el Mónaco.

En uno de los equipos más competitivos y referentes del futbol mundial, Barcelona, dejó grata impresión aún antes de la llegada de Pep Guardiola como director técnico del equipo quien se consolidó como uno de los mejores directores técnicos del orbe.

Voces débiles empiezan a criticar su desempeño como capitán de la Selección Mexicana luego de 13 largos años en el puesto, sin detenerse en observar los logros en las ligas francesas y españolas, la UEFA Champions League y el Mundial de Clubes. El titulo que más gozó fue el de la Confederaciones con México.

BORGUETTI, SUAREZ Y FERRETI AL SALON DE LA FAMA DE PACHUCA

El hombre de Culiacancito, Sinaloa, Jared Borguetti, hoy comentarista de ESPN, fue elegido entre los 11 personajes del futbol para ser investidos en noviembre al Salón de la Fama de Pachuca,Al igual que el exdefensa Claudio Suárez y el técnico de Tigres, Ricardo “Tuca” Ferreti, de origen brasileño. Los tres forman parte de la terna de futbol nacional.

Borgetti, de 42 años, continúa como el mejor jugador de la Selección Nacional con 46 anotaciones aunque Javier “Chicharito” Hernández lo persigue angustiosamente con 43. Será muy difícil que Hernández meta 3 ó 4 goles en el mundial de Rusia 2018.

Le auguramos 2 goles a lo sumo. Tal vez tres 3 para igualar al hombre de Culiacancito.

Inició con Atlas, pero su mejor trayectoria la tuvo vistiendo la playera de Santos. Los otros clubes en donde jugó fueron: Dorados de Sinaloa, Pachuca, Bolton Wanderers-Inglaterra, Al-Ittihad de Arabia Saudita, Cruz Azul, Monterrey, Chivas, Puebla, Morelia y León. Con los panzas verdes dejó de jugar en 2010.

Acumuló 299 anotaciones en su carrera, que inició en 1993 y participó en dos Copas del Mundo: Corea-Japón 2002 y Alemania 2006.En el trayecto a ambos mundiales y durante la celebración de estos, sumó la friolera de 46 anotaciones con la Selección mexicana de Futbol.

Con Dorados tuvo una discreta actuación al igual que con Cruz Azul y la pandilla del Monterrey. Siempre fue un líder aunque no le gustaba ser capitán de los conjuntos por su carácter un tanto débil por no decir noble y bondadoso con sus compañeros a los cuales siempre los trató con respeto y cariño. Tuvo romances discretos y eso le ocasionó pleitos con su esposa, Mónica López de Torreón, Coahuila, a quien conoció en un partido de futbol.

Mónica, trabajaba en las oficinas administrativas de la empresa refresquera de Coca-Cola de Torreón y salió de la pobreza al unirse al futbolista sinaloense. Esto nadie me lo contó lo supe de propia Mónica López en una visita que hizo a Culiacán, Sinaloa, en 1996, en compañía del entonces su novio, Jared Borguetti.

MANNY PACQUIAO HA VENCIDO A NUEVE MEXICANOS EN EL BOXEO MUNDIAL.

La victoria más importante de su carrera ante púgiles hispanos fue ante Oscar de la Hoya, ya que fue la que le permitió elevarse al nivel de una figura mundial trascendiendo las fronteras del boxeo. Se enfrentó a Marco Barerra a quien venció en dos ocasiones; Juan Manuel Márquez, con quien perdió una , ganó dos y empató una. Hay dudas en dos combates por los jueces de las Vegas, Nevada, que tal vez le tuvieron miedo a los apostadores de la mafia mundial.

Y con Erick Morales apodado el Terrible perdió en una ocasión y ganó dos veces. En 2005 noqueó a Héctor Velázquez, en 2006 logró noquear dos veces al tijuanense Morales y vencer a Oscar Larios. En 2007 mandó a la lona para no levantarse de la cuenta de protección de diez segundos a Jorge Solís de Guadalajara, Jalisco.

En 2010 le ganó por la vía del cloroformo a otro tijuanense: Antonio Margarito en peso superwelter.

En 2012 ya convertido en cristiano y haber dejado el catolicismo recibió un espectacular nocaut de parte de Juan Manuel Márquez en el sexto round cuando cayó de bruces a la lona y tuvo que ser llevado de emergencia a un hospital cercano a la arena donde fue el combate.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =