Humorismo Semanario No. 1630

Estaba una pareja de campesinos en la cama y el esposo comienza a acariciar a la esposa, le toca los senos y le dice:
-Mujer, si estos senos dieran leche echaríamos a todas las vacas de la finca!
Sigue tocándola mas abajo, le agarra las nalgas y dice:
-Uhmm mujer, si este culito pusiera huevitos echaríamos a todas las gallinas de la finca!
En eso la mujer la agarra el miembro y le dice:
-Uhmm. Chepe y si esta chingadera se parara mas seguido, echaríamos a todos los trabajadores de la finca!.

EL VALOR DE UN MARIDO…(NADIE SABE EL VALOR DE LO QUE TIENE, HASTA QUE LO PIERDE)
Tres operarios limpian las ventanas en lo alto de un rascacielos…
Uno de  ellos tiene necesidad de ir urgentemente al baño y decide bajar de su silleta…
Mientras está en el baño, un viento fortísimo azota el edificio y hace precipitar al vacío a sus dos compañeros, quienes se estrellan contra el pavimento.
Esa misma noche, nuestro amigo, que no tiene consuelo por lo ocurrido, acude con su esposa al velatorio de sus compañeros y trata de dar ánimo a las viudas… pero no encuentra suficientes palabras de aliento.
De pronto irrumpen en la sala dos señores muy circunspectos, que preguntan por las viudas y se dirigen a ellas:
-Señoras: El seguro previsto por la empresa de siniestros les envía un cheque por un millón y medio para cada una de ustedes. Tengan los cheques y reciban nuestras más profundas condolencias.
La esposa de nuestro amigo mira anonadada la escena y se dirige a su marido y le dice:
-¡Claro! Y el señoritoooooo… ¡¡Cagando!!

-Señora, iba rebasando el limite de la velocidad permitida.
-Por favor oficial, déjeme ir soy maestra.
-¿Maestra? Que bien! Toda mi vida he estado esperando este momento: A ver escriba 1000 veces, No debo manejar muy rápido.

-Papá, soy lesbiana.
-¡¿Qué?!
-Yo también, papá.
-¡P… madre! ¡¿A nadie en esta casa le gustan los hombres?!.
-¡A mi!
-¡Tú cállate, Alejandro!

-Profe, en el salón hay un gay.
-¿Y cómo lo sabe, Miguel?.
-Porque se robó mi esmalte de uñas y mi brillo labial!.

-Doctor, cuando mi marido y yo hacemos el amor a veces me entran unos fríos tremendos y a veces unos calores insoportables.
-Cada cuánto hacen ustedes el amor?
-Dos veces al año; en verano y en invierno.

Dos amigas se encuentran en una fiesta.
“¿Sabes la última? Me caso con tu exnovio.”
“No me extraña. El día en que terminamos me dijo que iba a hacer  alguna pendejada…”

Un hombre llega a su casa borracho a las 6 de la mañana. Le dice su  esposa:
“¿Pero qué horas son éstas de llegar?”
“¿Qué hace este hombre contigo en mi cama?”
“¡No me cambies la conversación, no me cambies la conversación!”

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + Once =