Diálogo Deportivo Semanario No. 1614

Sergio Torres Félix, alcalde de Culiacán, ha tenido una evolución integral que le ha permitido cambiar en su favor y del pueblo de Culiacán.
Emergido de la cultura del esfuerzo, Torres Félix, hace apenas doce años frecuentaba amistades que lo estaban llevando al abismo personal.
Recapacitó e inició un repunte en su vida política y deportiva, que lo condujeron primero a la secretaría general del Stasac, luego a una diputación federal y luego a la presidencia municipal de Culiacán.
Su trayectoria como deportista especialmente como futbolista es aceptable. Controla bien el balón, hace pases espectaculares y tiene creatividad a la hora de hacer jugadas y estrategias que lo lleven a anotar o surtir de balones a sus compañeros. Es decir, sentido futbolístico que le ha costado lesiones, pero mucho aprendizaje que se traduce en estilo sano de vida.
Al llegar a la alcaldía se topó con una enorme deuda como un cráter en la luna. Ello le hizo ser creativo e inteligente para sacar los recursos e impulsar no solamente la práctica de los diversos deportes; sino montar una infraestructura física que se traduce en espacios confortables casi todos con techumbre.
En este aspecto en diversas ocasiones ha manifestado y lo reiteró recientemente a este columnista y reportero “su profundo agradecimiento al gobernador del estado, Mario López Valdez, en cuanto al apoyo económico y moral en la realización de obras y material deportivo a los jóvenes del municipio de Culiacán”.
La rehabilitación y creación de centros de barrios en colonias y sindicaturas le ha dado un plus a la práctica del deporte que contribuye a una niñez y juventud más sana.
En la inversión cuatripartita aplicada al nuevo estadio de beisbol el ayuntamiento fue pieza importante. Es un inmueble que atraerá visitantes y fomentará el turismo nacional e internacional.
“Estamos con todo y al cien por ciento con Tomateros de Culiacán, equipo que es del pueblo y ejemplo para niños y jóvenes”, cita Torres Félix.
“Tendremos un estadio de primer mundo. Los aficionados son los beneficiados y todos debemos unirnos en apoyar a Tomateros y conservar en buen estado el inmueble”, menciona el alcalde deportista.
Otro tanto haremos por el estadio BANORTE y su afición. Los dos equipos tienen nuestro respaldo en beisbol y futbol, epiloga en la breve entrevista efectuada en uno de los eventos conmemorativos al 484 aniversario de la fundación de Culiacán.

HORACIO LLAMAS DEBUTA COMO ENTRENADOR DE BASQUEBOL.
Al iniciar septiembre en Costa Rica y dirigiendo a la selección nacional juvenil debutó como director técnico el sinaloense nacido en El Rosario, Sinaloa, Horacio Llamas.
Obtuvo el cuarto lugar y no ganó la medalla de bronce del evento ya que sus jugadores no estaban preparados.
Llamas se quejó de los altos dirigentes del baloncesto nacional que aplicaron la frase del desaparecido actor Arturo de Córdova que decía “no tiene la menor importancia”.
O sea que al citado torneo no le dieron la importancia necesaria y al cuarto para las doce, de última hora , convocaron a los jugadores y apenas se estaban acoplando cuando terminó el evento. Ufffff…

SIMÓN CAMERO DE BEISBOLISTA AFICIONADO A DESTACADO ANESTESIOLOGO INFANTIL.
Nacido en la colonia Miguel Alemán, a unos metros del Estadio Gral. Ángel Flores de gratos recuerdos, el hoy reconocido doctor con especialidad de anestesiólogo, Simón Camero, que labora en el Hospital Pediátrico de Sinaloa -HPS- fue un segunda base natural.
Entre los equipos que militó se cuentan Nios en la fuerte Liga Clemente Grijalva de Los Mochis, Sinaloa, Abastos de Octavio Palazuelos y Piñatas Alf. No llegó al profesionalismo ya que optó por la medicina y se fue a estudiar a Guadalajara, Jalisco.
Entre sus compañeros de beisbol cita a Miguel Ángel Ayala, Leopoldo (Tecolote) Félix y Rogelio (viejito)García.
Rememora que fueron tiempos muy hermosos que se jugaba por la camiseta, no por dinero, y era el único deporte popular en Culiacán que tenía varias ligas.
Se consideraba hitero y experto en el robo de bases, no obstante su baja estatura.
Consideró que en la colonia Miguel Alemán nacieron excelentes peloteros como Víctor Madrigal -qepd-, estrella de los Tomateritos de Culiacán, que de la mano de Miguel Hernández hacían viaje anual a los Angeles, -selección en la cual el propio Camero participó- para enfrentarse a equipos de adolescentes de fuerte nivel.
Ahí estaban José Felipe Ayala, Leonardo Cárdenas, Apolonio Rangel, Francisco (arroz) Ramírez, Rogelio García, Claudio Pacheco, José Luís y Julio César Benítez, Marcelo Verdugo, Joaquín Jacobo, Adrián Vázquez, Aurelio González, José Manuel López, Fermín (látigo zurdo) Rosas Rodríguez, Pedro Antonio Acosta Betancourt, entre otros.
Escríbanme y dialogamos a: fransolis2012@hotmail.com o al faceboox francisco de asís solís o al celular 6671 66 23 25.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =