Reportero Rural Semanario No.- 1602

*Cambios para otorgar la presa “GLS”
  *La participación ciudadana, primordial
    *De Leyva también debe ser el municipio
      *El nuevo gentilicio: Sinaleyvenses

SINALOA DE LEYVA, SIN.- Ya está en conocimiento del gobierno municipal que preside el licenciado Aarón Verduzco Lugo y listo para que quede decretado mediante su publicación en el periódico oficial del Estado de Sinaloa y el próximo año la asignación de la medalla al mérito ciudadano Gabriel Leyva Solano sea otorgada con una intervención democrática, es decir, con participación evidente de la ciudadanía del municipio. Los encargados de la redacción y minuciosa revisión de cada párrafo, por encomienda del cuerpo de regidores que dejaron la idea de documento al libre albedrío de los comisionados, cumplieron con la directriz, es decir, que la entrega de la presea instituida a partir de 2004 quede en lo sucesivo, el 2016, tomando en cuenta principalmente por determinación de los propios ciudadanos. En próxima edición, una vez que el cuerpo edilicio someta a aprobación, creo que ésta ya fue otorgada, por esa duda no lo afirmo, estaremos en condiciones que publicar lo que a esta importante información corresponde. Pendientes pues. EL MUNICIPIO DE SINALOA DE LEYVA. Perdí la cuenta de las veces que aquí señalé el error de aplicarle al municipio de Sinaloa el apellido del Protomártir de la Revolución en su inicial etapa maderista. Pero la tarea resultó contraproducente. Por ello en lugar de reclamación he decidido someter ahora a juicio de la población primeramente y de las autoridades componentes –podría ser, como he estado palpándolo, que la aprobación es mayoritaria, es decir, que se aplique el apelativo pues los merecimientos son sobrados para ello– por lo cual hay probabilidades de que el Ayuntamiento proceda a iniciar los trámites correspondientes. Así habrá congruencia ante la exigencia añeja de que la figura epónima de Gabriel Leyva Solano sea tratada con mayor amplitud y más profundidad en los textos de historia de México, especialmente los gratuitos, que se llevan en los planteles de educación pública. Exigimos sin poner el ejemplo, pues una primera medida sería agregar el apellido Leyva oficialmente a la municipalidad entera y no solamente, como ocurre hasta hoy y desde el 13 de junio de 1933, si es que no me equivoco, nada más a la ciudad cabecera de municipio que, cabe recalcarlo, es el territorialmente el más extenso del estado, con sus 6,186.5 kilómetros cuadrados. Y daría otra ventaja si eso no fuera oficial y legalmente autorizado, la que consiste en que el gentilicio también quedaría acuñado. Ya no sería sólo sinaloenses a los nativos o residentes del municipio, que también pertenece a los de los otros diecisiete, ni sinaloítas que muchos encuentran despectivo y repudian ser llamados así. Entonces, el gentilicio podría ser SINALEYVENSES, que es un vocablo eufónico, fácil de memorizar y menos largo por el número de sus sílabas que, por ejemplo, badiraguatense que también goza de cabal y entrañable eufonía. Actualmente, a los nacidos en la población que no sea la cabecera municipal, solamente le cabe “los dos veces o doblemente sinaloenses o –peor aún– sinaloítas”. En cambio, los nacidos en la antigua Villa de San Phelipe y Santiago si pueden proclamarse “tres veces o triplemente sinaloenses” emulando a mi inolvidable maestro de la escuela y maestro de vida, don Daniel Gámez Enríquez, que tituló su valioso libro “Mis tres Sinaloas”. Hemos advertido en las señoras y los señores componentes del Cuerpo de Regidores y al propio alcalde y licenciado Verduzco Lugo, muy receptivos en estos aspectos. Ojalá que las propuestas aquí mencionadas tengan el beneficio de esa receptividad y pronto tengamos en proceso su tratamiento para que se vuelvan de actividad legal y cotidiana. No olvidemos que honrar honra y si obras como la que representa hasta estos momentos el hermoso malecón de esta ciudad municipal, levantan la fisionomía de los pueblos, otras, como las aquí referidas, también levantan los ojos del alma y elevan el espíritu. Nada más, pero tampoco nada menos…Y hasta la próxima, claro si el S.S. Y RVG siguen permitiéndolo.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 9 =