Humorismo Semanario No.- 1593

humorismo

Dos gallegos se hacen narcotraficantes, pero en el primer intento de pasar mercancía a la vecina Francia, son descubiertos por la guardia fronteriza.

A Venancio le meten varios plomazos en una pierna y brazo y lo detienen.

Manolo, con mejor suerte, logra huir. Un mes después Manolo va a visitar a Venancio a la cárcel Francesa.

Venancio le dice: ‘Manolo, hazme un gran favor…la herida de la pierna se ha infectado y aquí en la cárcel me la van a cortar…Quiero que recojas la pierna y la lleves a enterrar a nuestro pueblo.

‘Por supuesto Venancio’, y accede a lo solicitado por su amigo preso.

A la semana siguiente recoge la pierna extirpada, la lleva a España y procede muy compungido a su entierro.

Vuelve a Francia a visitar a Venancio y este le dice:

-Manolo, el maldito virus de la herida se ha extendido.

Es menester que me corten la otra pierna, tienes que hacer lo mismo que con la anterior.

-Manolo acepta.

Días después va a la enfermería, recoge la pierna de Venancio y cumple la misma ceremonia de enterrarla en su amada Galicia.

Y vuelve a visitar a Venancio en la cárcel y escucha esto:

‘-Mira Manolo, este endemoniado virus no quiere detenerse se me ha extendido al brazo derecho y me lo han de cortar; yo te pido que…..

Manolo lo interrumpe muy sonriente y acercándosele para hablar en secreto le dice:

!!!PERO QUE LISTO ERES VENANCIO…AHORA ME DOY CUENTA!!!

¡¡¡TE ESTAS FUGANDO POCO A POCO…!!!

Estaban dos borrachitos bien rascados viendo un desfile de mujeres bien buenas y uno de los borrachitos le dice al otro.

Compadre vea eso, ¿no es una belleza?

Y el segundo borrachito responde: “Que porquería, que porquería” y así varias veces hasta que el otro se canso y le dijo:

“Compadre, ¿usted es del otro bando o que?”

Y este le responde: “No compadre que porquería la que tengo yo en mi casa”.

Dos niños se sentaron a la mesa para la cena, cuando uno le pregunta al otro:

– “Oye, tu rezas antes de comer?”

A lo que el otro responde..

– “No, Mamá cocina bien.”

Una señora muy, pero muy gorda, sube al autobus y el niño se queda mirándola.

Ella molesta le dice:

–“¿Qué me miras?, ¿Nunca habías visto a una mujer como yo?”

El niño le dice:

– “¡Gratis….no!”

En un teatro, un hombre se encuentra acostado, ocupando varias butacas con sus piernas y brazos. Al observar, su actitud, el acomodador le pregunta con ironía:

–“¿Está comodo?…¿No quiere que le traiga un cafecito?”

– “¡¡¡No idiota, llama a una ambulancia, que me caí del palco.!!!”

¿Qué es una mujer Diesel?.

La que chupa poco.

– ¿Por qué el Papa siempre es hombre?.

– Porque así decimos:

– Su Santidad el Papa.

En cambio, si fuera mujer diríamos:

– Su Santidad La-Mama.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 1 =