Archivo de la categoría: Editoriales

SINALOA VIVE Y REVIVE LA SOLIDARIDAD

En Sinaloa podemos observar y constatar el gran espíritu de solidaridad y humanismo que tienen los mexicanos y que vive y revive en situaciones de sufrimiento y dolor de sus conciudadanos, como es el caso del terremoto más terrible en la historia de México y la presencia del Huracán Max y la tormenta tropical Norma.

Pareciera que los mexicanos están interesados más en la política porque los medios de comunicación magnifican la encuesta de los senadores del PRI por escoger un candidato presidencial. O se ponen atentos al Frente Ciudadano por México. Los medios locales, por su lado, destacan más la intención de reelegirse como alcalde de Culiacán de Jesús Valdés Palazuelos y poco orientan de la ubicación de los centros de acopio.

El acopio de artículos urgentes fueron instalados por instituciones y ciudadanos, en auxilio de 800 mil damnificados en Oaxaca y Chiapas, principalmente.

La respuesta ciudadana y el interés humano supera lo político: en un rápido recorrido constatamos como en instalaciones de la Secretaría de Educación Pública y Cultura, en la Universidad de Occidente, en la Universidad Autónoma de Sinaloa (77 toneladas de víveres entregaron), en el Partido Sinaloense, en el Congreso del Estado, en la JAPAC y en los centros del DIF estatal van llegando las familias con los productos que les solicitaron.

Otros más, como es el caso de los seis diputados del PAS que juntaron sus quincenas y las depositaron en el banco autorizado, así como ciudadanos de todos los sectores destinaron parte de sus ahorros, nos van mostrando lo humanitarios que podemos ser.

Este sentimiento lo definió muy bien la presidenta en Sinaloa del DIF, Rosy Fuentes, al recibir aportaciones: “sabemos el gran trabajo de todos y lo importante que es el tener ese gran sentido humano y compartir el dolor, por más alejado que se encuentre en estos momentos”.

Y allá van los camiones con las ayudas y oraciones de los sinaloenses.

Comparte esto

EDUCAR PARA PROTEGER

Entre ciclones, huracanes, tormentas, terremotos y tsunamis se encuentra México, obviamente existen razones climatológicas y movimientos naturales de la tierra, todos estos fenómenos tienen su explicación científica, pero debemos estar conscientes que mucho influye la alteración que provoca el ser humano.

Habiendo razones científicas para dar razón de tales fenómenos, muchos recurren a la fe o a la respuesta de la naturaleza tratando de decirnos algo; quizás para muchos no cuente esto, pero la utilidad de la fe de unos y de la sensibilidad y respeto por la naturaleza de otros, tratando de ver que algo se nos quiere decir, nos enfoca en reflexionar sobre la conducta humana.

Las normas humanas de convivencia, de etiqueta, de caballerosidad cambian conforme los tiempos y es necesario que en la actualidad un elemento importante de la buena educación que se recibe en casa es el respeto por la naturaleza, la vida en todas sus expresiones y el cuidado de la ciudad.

Con las pasadas lluvias vimos como muchas inundaciones son debidas a que la basura que se tira tapa las alcantarillas provocando así inundaciones.

La educación moderna adaptada a una civilización moderna deberá poner énfasis en el respeto por la vida, sus estados y manifestaciones y la naturaleza.

Un ser humano sensible, respetuoso y consciente del prójimo no se inclinará fácilmente al delito, mucho menos a los que más laceran a nuestra sociedad como son el secuestro, el robo y el sicariato.

Recordemos algo muy importante: la educación se transmite y algo muy importante es el ejemplo. Quienes tienen la responsabilidad y la tarea de educar serán los primeros en transmitir y empaparse de esa cultura del respeto por la vida.
Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto

PAZ Y TRANSPARENCIA EN AUSENCIA

En el flagelo de la violencia el presidente Enrique Peña Nieto lo dijo claramente: “Evidentemente estamos a distancia de lograr el objetivo de asegurar que tengamos un país plenamente en paz”
Y en el problema de la corrupción dijo que desterrarla va a tomar un buen tiempo.
Luego entonces eso será la tarea del próximo presidente de la República, una asignatura que se le encargo en campaña al propio EPN y que al parecer se agravó otro tanto y llegó a espacios que no imaginábamos.
Apenas en mayo, cientos de médicos marcharon en Sinaloa para exigir justicia por la muerte del doctor Miguel ángel Camacho Zamudio, asesinado en las puertas del hospital del ISSSTE en Mazatlán.
En Veracruz, el 7 de agosto, la doctora ginecóloga Elda Domínguez Sollozo fue apuñalada en su consultorio y provocó un paro de médicos veracruzanos y el trabajo bajo protesta de todos los ginecólogos del país en los hospitales públicos.
Javier Valdez, periodista sinaloense de talla internacional, fue asesinado frente a las oficinas del periódico en el que laboraba, en un Culiacán que tiene 300 policías para un millón de habitantes.
En materia de corrupción el presidente Peña asegura que no es problema de un solo partido y pide se señalen en forma pareja porque hay corrupción en todos los sectores y organismos políticos.
Eso no cuenta como bueno.
Lo que cuenta como bueno es que hay trabajo, aunque lento, para combatir los dos grandes problemas que sufrimos, como son el Sistema Nacional Anticorrupción por un lado y la coordinación de los cuerpos de seguridad en el país en busca de policías estatales únicas.
No se escatima lo hecho en el manejo económico del país, en educación, en la generación de empleos en estos cinco años, en el avance de la infraestructura y un buen lobbing en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio. Eso es bueno y cuenta.
Pero lo bueno es enemigo de lo mejor: paz, transparencia y alimento en todas las mesas.

Comparte esto

EL AUXILIO A LOS MIGRANTES

La caridad es un término que tiene más profundidad que el de solidaridad, algunos le llaman filantropía, la cual es el amor al hombre en general, a la humanidad.
La caridad deriva de la palabra latina cháritas y a su vez del vocablo griego χάρις (járis), el cual indica lo que llamamos “gracia”, de aquí la palabra “gratis”; es decir, que lo que se da, se da no por mérito, sino por gracia, por amor al prójimo.
Llevar a cabo lo anterior implica de la persona una capacidad empática, es decir, ponerse en los zapatos del otro.
En nuestra vida diaria nos podemos encontrar ocasiones que son oportunidades para desarrollar la empatía en nosotros y llevar a cabo obras de caridad, las cuales, para que sean verdaderamente caridad, deben ser “de corazón”. Normalmente entendemos caridad como dar dinero. Esto va más allá. La caridad implica dar algo de sí. Puede ser tiempo, atención, escucha, ayuda en alguna tarea, etc.
Últimamente se ha elevado el flujo de migrantes que pasan por Sinaloa, los cuales los podemos ver en los cruceros pidiendo ayuda sea para el viaje como para comer.
En días pasados en Culiacán se llevó a cabo la inauguración de la primer “Casa del Migrante” en Sinaloa, la cual les brinda atención de primera a los migrantes, alojo para que puedan descansar con aire acondicionado, alimentación, rehidratación y cambio de ropa; si ellos se dirigen al norte les brindan ayuda con el pasaje para Hermosillo y los conectan con la casa del migrante que se encuentra en la capital sonorense.
Esta obra de gran apoyo social, sensibilidad humana y caridad es dirigida y coordinada por el sacerdote originario de Guamúchil, el padre Miguel Ángel Soto Gaxiola, quien es párroco del templo del Carmen en Culiacán.
Él explica la diferencia entre un vagabundo y un migrante, a los cuales uno pudiera en ocasiones pensar que se encuentran bajo el influjo de drogas, lo que hace aparentar así es el estado de deshidratación que tienen.
Dentro de las malas noticias que empapan de sangre y luto a Culiacán, surgen también señales de que aún hay humanidad, calidez en las personas y amor al prójimo.
Obras como estas se llevan a cabo gracias al apoyo de individuos que creen en el hombre, en la bondad de sí mismos y que hacen brillar la bondad del sinaloense.
Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto

REGRESAMOS A CLASES PARA SALIR ADELANTE

El regreso a clases la entendemos como la continuación del camino que conduce a la alta educación para nuestros hijos en Sinaloa y la esperanza de una futura sociedad educada que construya el bien común.

Cada familia sinaloense manda a sus hijos a la escuela “para que salgan adelante” en un sueño que muchos jóvenes ven interrumpido, ya sea por las necesidades de trabajo temprano o por la atracción de los formadores del mal.

La educación es una prioridad en nuestras vidas. Se obtiene en casa con los valores con que nos forman en familia y en las aulas en donde abrevamos conocimiento; principalmente.

Para el Estado es también una prioridad aunque a veces no lo parece, por los recortes de presupuesto o por los dineros que se van quedando en las manos de muchos servidores públicos y no llegan, o llegan poco, al destino final: los planteles.

El tema en la mesa para este ciclo escolar es la reducción de entrega de uniformes y útiles escolares.

Un recorrido geográfico rápido nos dice que en Ahome hay más de 550 planteles planteles escolares y los uniformes solo llegarán a 160 de ellos, en tanto que en Guasave los niños de 141 escuelas tendrán su vestimenta, pero los grupos de 69 escuelas se quedarán sin él.

En los hogares y en los espacios educativos hay confusiones o falta de información clara y eso va generando un rencor social innecesario.

Para las familias el uniforme significa una programa social que mucho ayuda en sus gastos. En su presupuesto la educación es también prioridad y no hay dinero que alcance para solventarlo.

Para los niños los uniformes les otorgan un sentido de identificación e identidad y también les genera una percepción de igualdad y democracia.

La vida educativa no se detiene por la privación del uniforme, pero si auxilia en el avance en valores tan necesarios para evitar a los formadores del mal; que se hacen presentes en las comunidades de Sinaloa.

Por lo pronto todos vamos a la escuela, porque queremos un futuro de prosperidad y nuestros profesores y maestros nos van a seguir ayudando, aún en las limitaciones.

Feliz regreso a clases.

Comparte esto

JULIÓN Y MARQUEZ CON MARCA NARCA

Una vez más se constata que el narcotráfico es un cáncer que llega a todas partes, sea directa o indirectamente.

El reciente escándalo da un fuerte golpe a la sociedad artística y deportiva, en especial a la deportiva ya que de alguna manera los artistas están más expuestos a contrataciones, dar conciertos en lugares o con personas relacionadas con ello.

En días pasados se había anunciado en los medios que Julión Álvarez cantaría en la ceremonia del grito del 15 de septiembre en la explanada del Palacio de Gobierno en Culiacán; pero así como presidencia quitó la foto de Peña Nieto con Julión, Quirino lo quitó del programa.

Rafael Márquez ha sido desde hace mucho, ícono del deporte nacional, embajador del futbol mexicano en importantes clubes europeos y el capitán de la selección, por lo cual es inesperada y sorpresiva esta noticia.

Personajes que evidentemente no tendrían necesidad, pero por lo mismo pueden pasar desapercibidos ante lo que el Tesoro de Estados Unidos los acusa, de ser testaferros de Raúl Flores.

Cuentas en Estados Unidos congeladas, empresas cerradas, un adiós a la carrera futbolística, entre otras cosas son las consecuencias.

Lo anterior que expresa Estados Unidos no es una acusación legal pero no la excluye.

Hoy en día todos podríamos estar en esa situación, coincidir en lugar, conocidos, una foto y con eso se presume una relación.

Pero lo anterior va más allá ya que se sigue mediante investigación y de momento sólo nos queda la sorpresa y el analizar con pesar y cuestionarnos: ¿Podrá un plan ser efectivo y limpiar y sanar nuestra sociedad de este tipo de delincuencia, la cual llega a coludir en algunos casos de manera involuntaria y sin saberlo a personajes que son modelos para muchos? ¿Cuánto tiempo necesitaremos?

Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto

DE ANDAR AL 100 AL PURO SINALOA

En la frontera con Estados Unidos, con muchos años de fundado, está el restaurant internacional Los Arcos de Tijuana, de origen sinaloense, con calificación de excelente y en el octavo lugar de 534 establecimientos.

En el Distrito Federal funcionan varios locales de Mi Gusto Es, de dos matrimonios sinaloenses de Mazatlán, que atrae por sus mariscos y por la música de banda en Vivo.

Agrícola Tarriba y Farmer Best exportan hortalizas desde décadas atrás y los tomateros de Culiacán tienen 100 años en el mercado de Estados Unidos, Canadá y Japón, al igual que productores de Ahome y los sinaloenses asentados en Baja California Sur.

Las salsas de Jesús Martínez de Las Isabeles, en Culiacán, tienen diez años en el mercado de Estados Unidos y apenas está alcanzando su punto de equilibrio, por lo difícil que es competir con los instalados allá, incluidos los mismos sinaloenses.

Hace diez años el gobierno de Jesús Aguilar y los camaroneros enviaron productos vivos para los exigentes restaurantes de la zona este de USA y lograron presentar la marca “Sinaloa Wild Shrimps”.

Lo mismo hicieron llevando hortalizas frescas a Europa, en un ejercicio exitoso en cuanto a calidad y preferencia de consumidores, pero con muchas dificultades logísticas, que ya han superado.

Sinaloa ha vendido carne de Vizur a Estados Unidos, Rusia, Japón y Europa. Incluso tiene plantas industriales en centro y sudamérica y tiendas de conveniencia en fronteras norte y sur de México. También la artesanía es embajadora permanente de Sinaloa en el mundo. Hemos exportado cantantes, peloteros a grandes ligas, tenistas internacionales, jóvenes golfistas y otros valores.

Estos son ejemplos de que la calidad Sinaloa tiene prestigio y ya está instalada en un mercado internacional.

Si aceptan el sello Calidad Puro Sinaloa le darán valor agregado a su historia.

Es un sello que se va a reconocer pronto, porque es casi igual al selló de goma 100 por ciento natural, que desde hace años se usa por veganos y otros comerciantes internacionales de alimentos, principalmente.

Enhorabuena para el esfuerzo continuado de los sinaloenses y sus gobernantes.

Comparte esto

NO AL VIOLENTÓMETRO

Llega la mitad del año y el clima nos abrasa cada vez más, el clima meteorológico y el clima social, cada uno ascendiendo en sus respectivos medidores, el termómetro y el violentómetro.

Cada vez el clima se siente más caliente y parece que ni para uno ni para otro habrá algo que lo refresque.

A un clima ya estamos acostumbrados, somos sinaloenses, a 36° usamos mezclilla, manga larga, hay quien se viste de negro, somos tremendamente activos cuando la gente de otras latitudes se deshidrataría.

Al clima que aún no nos acostumbramos y quiera Dios que no lo hagamos, es al de la violencia, nos resistimos a ese clima. Las cifras van en aumento y no llega aún un momento de brisa fresca.

Como se mencionó anteriormente, nos encontramos a mitad del año, el cual inició marcado por este clima el cual persiste y va en aumento y no llega lo que apague descienda ese clima.

Mientras tanto llegan las vacaciones, oportunidad para descansar física y mentalmente, tomar impulso tomar con bríos la última etapa del año. Es momento también de salir con la familia, disfrutarla mediante una comunicación cara a cara, mirando a los ojos, sin celular en mano, que así se disfruta más del momento que pasamos con las personas cercanas y queridas.

Esperamos que al regreso de vacaciones el clima cambie, tan vivo y lleno de cultura que se ven las ciudades de nuestro estado con cursos de verano y talleres por todas partes, actividades sanas, comienzo de nuevas etapas académicas para muchos jóvenes.

En verdad que es mucho con lo que contamos para cambiar este clima violento, el cual no es nuestro, no nos es propio y no nos lo merecemos.

Javier E. Zepeda O.

Comparte esto

AMIGOS NARCOS

Julio César Chávez, el mejor boxeador que ha tenido México, con un lugar respetable en la historia del deporte en el mundo, dice que es amigo de narcotraficantes, pero que no les pedirá que le ayuden encontrando al asesino de su hermano Rafael.
Si el ídolo sinaloense dice que es amigo de los mismos que nos construyeron este mundo de drogas y asaltos, es que estamos a punto de tocar fondo en la enfermedad social que padecemos.
En algún momento de la vida de esta página editorial dijimos que no podemos ser fariseos y culpar a las familias de la sierra por dedicarse al cultivo, venta y distribución de la drogas. Fue una subcultura.
A raíz de que Estados Unidos financió la producción de mariguana y opio para proveer a sus combatientes en la segunda guerra mundial y posteriormente a los de Vietnam, los campos de cultivo se instalaron en la zona de Los Altos.
En Culiacán y Guamúchil surgieron los centros de distribución y transporte y se formaron los primeros grupos de narcotraficantes, con quienes los pobladores empezaron a hacer amistades y negocios.
Al extinto presidente Miguel Alemán se le informó de esta nueva actividad. Cuando supo que generaba dinero y se gastaba en la región, asumió una actitud de disimulo.
El también finado gobernador Alfonso G. Calderón le tocó recibir la Operación Cóndor cuyos jefes militares combatieron cultivos; pero no a los protagonistas de la actividad, quienes fueron recibidos en Guadalajara en donde los empresarios lavaron sus fortunas.


Calderón dijo, en su momento, que lo grave es que jóvenes sinaloenses se convirtieron en consumidores. “Pasamos de la producción al consumo y eso tendrá consecuencias” le escuchamos.
No hace falta más historia porque al igual que Julio César, que de gran campeón se convirtió en gran drogadicto y posteriormente venció a sus demonios y se recuperó, muchos jóvenes nuestros con gran talento y futuro se perdieron.
La pregunta es ¿ya tocamos fondo? ¿Somos ya amigos (o familiares) del que arrojó una granada en medio de nuestras familias? ¿nuestra economía depende de esa actividad?
La respuesta debe salir de nosotros mismos y poner en marcha una nueva cultura de sanidad social.
Sinaloa lo merece.

Comparte esto

LO QUE CALLAMOS LOS HOMBRES

Hace una semana vivimos el festejo del Día del Padre y cada año se va festejando más al papá respecto a épocas anteriores.

Mucho tiene que ver la mercadotecnia y sus ofertas, además de los memes en las redes sociales donde de manera cómica se pide igualdad en los festejos del día del padre y del día de la madre.

Dicho día llevó a la reflexión sobre la equidad, y es que en algunos casos ya estamos del otro extremo, la lucha por la igualdad llegó a conquistar la exclusión, como si se tratara de una revolución donde cae un gobierno y se instaura otro.

En Sinaloa, las víctimas de la violencia intrafamiliar no son sólo las mujeres, también los hombres, y la violencia entendida como psicológica, verbal y física.

El mismo ambiente “machista” si se le quiere llamar así, hace víctimas a los mismos varones, en el sentido de que hay un gran número de hombres, golpeados e insultados por sus parejas, pero no demandan por lo “anormal” que se viera en nuestra sociedad.

Lo mismo es el caso de acosos y extorsiones, se dan de la misma manera de mujeres hacia hombres. La equidad debe partir en que en la actualidad no existe sexo débil, existen personas débiles y vulnerables, mas no por su sexo, sino por la personalidad propia.

Hoy en día encontramos puestos de trabajo y posiciones políticas “exclusivas” para mujeres, ¿No es eso discriminación de género?

Quien vele por la equidad de género, lo cual es deber cívico de todos, deberá velar por encima del sexo (o género para algunos), por la seguridad de la persona, que antes de ser hombre o mujer, es persona y la dignidad no viene por la identidad sexual, radica en el “ser”.

Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto