Los Puntos Sobre las ÍES… Edición No. 1813

Desafiando a la pandemia…!

El problema del poder es cómo lograr un uso responsable de él sin caer en la irresponsabilidad y la indulgencia.                                Robert Kennedy   

La pandemia provocada por el Coronavirus o Covid-19 sigue expandiéndose por el mundo cobrando víctimas día a día.

Las autoridades de salud emiten diariamente recomendaciones para prevenir mas afectaciones en la población, una de ellas es el aislamiento o no participar en reuniones masivas.

Una gran parte de la población, no solo en México sino en casi todo el mundo está atendiendo estos exhortos.

Pero desgraciadamente hay tipos irreflexivos que no solo hacen caso omiso de las recomendaciones de las autoridades de salud, sino que convocan a hacer todo lo contrario.

Uno de ellos es nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador que hasta hace unos días seguía repartiendo abrazos y besos y, peor todavía…

El domingo pasado durante su gira por Oaxaca lanzó un mensaje insistiendo en que los mexicanos somos muy resistentes a todas calamidades y que siempre hemos salido adelante.

Abundó que: “Nuestro pueblo es poseedor, heredero de grandes culturas milenarias, de grandes civilizaciones… En eso estriba nuestra fortaleza”.

Llamó a no apanicarse y fue mas allá al insistir en que no dejemos de salir, diciendo; salgan, vayan a los restaurantes, etc., etc.

Esos llamados los hizo después de recibir aludes de críticas por una escena donde aparece besando a una niña en medio de la incertidumbre y el temor por la presencia de la pandemia.

Finalmente, avanzada la semana, sus asesores lograron hacerlo entender y comenzó a atender la sana distancia mientras prepara su nueva gira en la que incluye a Sinaloa.

Ahora dice que serán actos sencillos, solo con la presencia de los funcionarios relacionados con las obras a visitar y advierte que no quiere concentraciones en los aeropuertos a donde llegará ni en los eventos programados.

Precisamente este viernes López Obrador inició su gira en Bahía de Banderas Nayarit, de donde volará a Tijuana, irá a San Luis Rio Colorado en Sonora, luego Mexicali y el domingo está en Sinaloa para supervisar el avance dela carretera Badiraguato-Parral. Esto de acuerdo a la agenda oficial vigente hasta el momento de redactar estas líneas.

Al parecer López Obrador comienza a moderarse, pero no suspende giras ni mañaneras.

Pero hay otro caso de irresponsabilidad, muy grave.

En Mazatlán, el polémico alcalde Luis Guillermo Benítez (a) “El Químico” mandó por un tubo las indicaciones del gobernador Quirino Ordaz Coppel que ordenó el cierre de bares, cantinas, casinos, antros, gimnasios y eventos masivos.

El argumento del pachanguero alcalde (le fascinan las fiestas tumultuosas, mas las que no le cuestan a su peculio) es que Mazatlán por su vocación turística  no puede estar sujeto a esas recomendaciones que sí se aplican en el resto de los municipios de Sinaloa.

El polémico alcalde desdeña la alerta que hay en todo el mundo para evitar concentraciones o reuniones masivas por los riesgos que implica el contagio del virus surgido de China.

Hay cientos de alertas, enorme difusión de los riesgos de contraer el virus al tocar a alguna persona que ya lo trae o, simplemente, tocar algo que haya tocado un infectado.

Claro, el cierre de esos establecimientos implica pérdidas para los propietarios, pero la amenaza de la pandemia obliga al sacrificio.

Tan es así que muchos los restaurantes han tomado medidas preventivas intensificando la higiene y protección y también son varios los que mejor han cerrado sus puertas temporalmente.

Pero la irresponsabilidad del alcalde porteño y el afán de aprovechar la temporada vacacional de Semana Santa y Pascua de muchos turisteros abre la puerta para que la amenaza de la pandemia le pegue duro a Mazatlán y a los vacacionistas que decidan venir, aunque ya muchos han cancelado reservaciones y hasta los cruceros han suspendido arribos.

La situación es seria y no acatar las recomendaciones aumenta los riesgos.

La actitud del alcalde Benítez constituye una irresponsabilidad criminal.

Comparte esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 10 =