El artesano Romeo Espinoza será galardonado en Cerro Agudo

El Instituto Municipal de Cultura dio a conocer a través de un comunicado para informar que ya hay ganador de la convocatoria emitida por el H. Ayuntamiento de Mocorito en relación a la Medalla Profesor Federico Sainz Aguilar en su segunda edición 2019. Siendo elegido el introvertido y talentoso artesano, Romeo Espinoza Espinoza.

La decisión se dio por avalada mediante la Junta Directiva de Cultura, la cual está integrada por miembros de la sociedad civil y funcionarios relacionados al área de cultura y las artes. Pedro Sànchez, titular de dicho instituto explicó que hubo dos propuestas por parte de los habitantes de la sindicatura de Cerro Agudo, proponiendo en ambas a Romeo Espinoza, por lo que el fallo de la junta fue en su favor de manera unánime, quien será galardonado por el presidente municipal, Guillermo “Memo” Galindo el día jueves 24 de octubre a las 16:00 horas en las instalaciones de la escuela primaria José María Morelos de Cerro Agudo, en marco de las fiestas populares.

Bibliografía.
Romeo Espinoza Espinoza nació en Cerro Agudo, Mocorito el día 30 de enero de 1942, sus padres Ernesto Espinoza Beltrán y Rafaela Espinoza  López.
Hermano de Humberto , Ernesto , Fernando, Ernestina y Yolanda todos de apellidos Espinoza Espinoza . Pasó su infancia en Cerro Agudo, en su juventud se fue a la ciudad de Culiacán donde trabajó durante varios años ejerciendo el oficio de joyero con su tío Saúl Espinoza, posteriormente regresó a Cerro Agudo el año de 1979  para continuar trabajando la joyería y posteriormente entrar al oficio de la artesanía en madera.

Inició el trabajo de artesanía gracias al doctor Héctor Treviño Herrera, esposo de su hermana. quien lo apoyó por más de 15 años económicamente para que no tuviera que trabajar en el campo como la mayoría de los hombres de la comunidad, durante mucho tiempo aplicó la técnica de ensayo y error, lo cual se aprecia en sus primeros trabajos, pero no por esto se sintió fracasado pues sentía el apoyo que le brindaban sus seres queridos.
Utilizaba exclusivamente madera dura de la región , las maderas que maneja  para crear dichas piezas eran amapa, brazil, cacaragua copalquín, guayacán, guásima, gato, guiloche, guayabo bronco y de castilla, mauto, mezquite y muchos más.

Actualmente ya no puede trabajar debido a un problema de cataratas en su vista lo cual impide realizar minuciosas piezas pero continúa tallando arcos, palas de cocina y algún trompo. Romeo Espinoza además de ser joyero y artesano tiene un exquisito gusto por la lectura incluso los habitantes de Cerro Agudo lo comparan con una enciclopedia pues no hay pregunta que no responda y si no tiene la respuesta la investiga para después compartirla con los pobladores, su gusto por la historia y el cine son a sus propios comentarios verdadera fuente de inspiración para tallar esculturas como: castillos, cruces, indígenas, flora y fauna de Sinaloa, cañones, utensilios de cocina, aviones y sus majestuosos barcos de madera que contienen hasta el más mínimo detalle.

entre los pobladores se dice que no había niño de la comunidad que no jugara con un juguete elaborado por Romeo, trompos, baleros y rehiletes incluso hasta zumbadores, los cuales vendía entre 10 y 20 pesos para comprarse comida y medicinas.

Actualmente en su humilde morada alberga alrededor de 350 piezas que él mismo talló por más de 30 años, gracias a dicho acervo escultórico, Romeo posee uno de los mayores museos de madera rural de la región noroeste de México.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =