¿POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS?

Título de la novela de Ernest Hemingway quien fuera corresponsal de la guerra civil española. Testigo de los hechos ocurridos en aquél entonces cuyo drama patético sensibilizó al autor a escribir esta novela. Según datos en es.m.wikipedia.org el título procede de la Meditación XVII de Devotions Upon Emergent Occasions, obra perteneciente al poeta metafísico John Donne, y que data de 1624:

“Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la masa. Si el mar se lleva un terrón, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa señorial de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.”

Sin duda el escrito nos resuelve esa gran incógnita que como pregunta siempre nos hemos hecho. Y es que cuando hay algo que nos obliga a cerrar filas siempre hay alguien que cuestiona con la pregunta de ¿para qué?

Lo que hagamos o dejemos de hacer impactará a alguien más.

. Las luchas entre las naciones, en el territorio, en el vecindario, en la familia o en el grupo más cercano siempre mermarán a alguien y en ese sentido el vínculo que tenemos con la humanidad misma nos restará algo de lo que somos.

El 19 de septiembre se festejan dos fechas igualmente fatídicas en la historia de México; dos terribles terremotos, ni uno más que el otro, puesto que en ambos hubo pérdidas humanas. Sin embargo gracias a la desventura de esos infortunados fenómenos telúricos el pueblo de México mostró su casta. Los heroicos personajes cuyas vidas de muchos se perdieron para salvar a otros muchos han marcado nuestra raza. Aprendimos que solamente con la solidaridad podemos arrostrar las vicisitudes que la vida nos obliga a vivir. Héroes desconocidos que nunca fueron encontrados, hoy se les rinde ese homenaje merecido. El Zócalo de la CdMex fue nuevamente escenario de tal homenaje. El 19 de septiembre de 1985 fue para México un despertar doloroso, eran apenas las 07:19 hrs.

La acción telúrica dejó más de 250 edificios colapsados y 50 más en riesgo de derrumbe. Las cifras de desaparecidos y de muertos han ido a la baja, pues de 10,000 que se manejaron en aquel entonces, ahora son menos de 3000.

Finalmente los que hayan sido, México se enlutó y el mundo reaccionó ante tan enorme acontecimiento. Como fecha memorable 32 años después, el 19 de septiembre de 2017 se repitió el fenómeno con una magnitud de 7.1 menor que el sucedido en 1985, que fue de 8.1. Los habitantes de la CdMex conocen perfectamente la respuesta que se hace en título de este corto reflexivo: DOBLAN POR TI. Por el bien de todos, a entender bien que eres parte del todo.

Así sea.

Oswaldo del Castillo Caranza (Tomado de Didaktica)

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 19 =