Carácter Político Edición No. 1783

LOS PLANES A Y B.

1.- Rubén Rocha Moya, como senador sinaloense por el partido en el poder (Morena), es el prospecto natural para obtener la candidatura a gobernador de Sinaloa, de ahí que no sorprendió la gran asistencia a su informe de los actores políticos locales y de los invitados especiales.

Tuvo su probadita de gloria.

En el arribo de los invitados al informe, se analizaba que todas las corrientes desembocaban en forma natural en el proyecto de Rocha.

Pareciera que sí; pero no tanto. Tiene sus asegunes.

Asistió el gobernador Quirino Ordaz Coppel, con su investidura de Poder Ejecutivo Estatal y en apoyo a quien fuera su asesor.

Pero siempre habrá plan A y plan B.

Es decir, Quirino cumplió con asistir al informe de Rocha e Imelda; pero también le puso interés y preparó su músculo para el evento de  Alejandro Moreno, candidato a dirigir el PRI nacional. Ese acto de campaña no prometía mucho por la falta de convocatoria y pocos recursos del Comité Directivo Estatal.

Con Rocha estuvieron 40 senadores y destacó el líder Ricardo Monreal, quien prometió todo el apoyo a los proyectos de Sinaloa; pero tanto el zacatecano como el mazatleco sufren de grave cicatería de la Secretaría de Hacienda.

Los dos se han quejado de la política del suero fisiológico presupuestal.

Asistieron empresarios, pero todos siguen esperando alguna señal presidencial que les genere confianza para invertir y, cuando ello suceda,  reunir la bolsa para el que señale AMLO.

 Jesús Aguilar Padilla adornó el escenario. Es una corriente de apoyo al senador; pero el chistecito en face book de su allegada  Mayra Peñuelas (incitó al magnicidio) casi lo involucra.. Aguas con eso.

 Ocuparon sillas algunos presidentes municipales que les brinca el conejo: Jesús Estrada Ferreiro, alcalde de Culiacán, a quien AMLO impuso como dirigente de Morena primero y como candidato a gobernador y a alcalde posteriormente. No es una figura menor.

Guillermo Benítez, el de Mazatlán, es el fundador de Morena en Sinaloa. Desde el principio se le dio categoría de movimiento, nunca de partido político, por el lugar de desconfianza ciudadana que se han ganado los partidos.

En el graderío se observaron muchos entusiastas desprendidos del PRI, que significan la contaminación tricolor para el propio senador.

2.- La asistencia de Héctor Melesio Cuen Ojeda merece comentario aparte.

Tiene varias lecturas: La cortesía política que parte de un competidor local (Partido Sinaloense). La atención para un ex rector de la UAS, como lo fue Rocha. O la señal de que no habrá guerra por la plataforma de poder de ambos.

 La lucha de Rocha por contar con la fuerza universitaria es un tema que está en el aire desde hace varios años.

Una recomendación reiterada para el senador, desde sus amigos, es que no es el momento para seguir con esa intención de su corazón.

  Si lo vemos como un pronóstico de pelea de box es muy posible que ambos salgan dañados.

Como hombres de origen de izquierda y actividades de derecha, saben tirar golpes a diestra y siniestra.

Pero en la frialdad de la comparación, Rocha tiene 70 años, Héctor Melesio tiene siete menos. El primero fue rector hace 20 años, el segundo hace dos lustros y como reformador importante tiene la lealtad  fresca y vigente de casi toda la comunidad.

Rocha se ha dedicado siempre a una sola disciplina como es la política y Cuen es académico, empresario y como fundador de un partido político anexó pobladores a su causa.

Es lo que se ve y lo que hay. Por eso no se descarta, a lontananza, una unidad de propósitos del de Batequitas con el de Badiraguato, para bien de Sinaloa.

3.-Para cuando termine el segundo periodo de sesiones, del primer año, la Fracción Parlamentaria del PRI en el Congreso del Estado (Sinaloa) completará 94 iniciativas de ley. En el primer periodo, de octubre 2018 a enero del 2019, aportaron 29. Para el segundo periodo se comprometieron con 55 y ya registraron 30 de ellas. Aparte, hay diez que no estaban en la agenda, pero que eran urgentes.

El recuento vale porque en el PRI,  que el exgobernador de Sinaloa , Francisco Labastida, considera casi muerto, el órgano que muestra señales de vida es el legislativo de Sinaloa, que coordina Sergio Jacobo Gutiérrez.

De ese mismo grupo, el diputado Faustino Hernández acaba de presentar un punto de Acuerdo para exigir al Gobierno Federal que, así como rescató a los damnificados de Nayarit, atiendan los daños del Huracán Willa en el sur de Sinaloa y que además cumplan con la inversión prometida para la Presa Santa María.

Y para comprobar el músculo tricolor, Hernández recorrió todo el campo para invitar al evento del candidato a dirigir el PRI nacional, Alejandro Moreno, alias AMLITO.

Cuando menos al PRI se le mueve la patita por estos lares.

4.- Pero la verdad es que en la revisión de los cuadros posibles para una candidatura gubernamental, no hay mucho material.

Los que pudieron crecer, siguiendo la tradición de sujeción al poder, se cobijaron en la nómina: Carlos Radamés Gandarilla García en Desarrollo Sustentable, sin chequera social.

 Sergio Torres Félix en la Secretaría de Pesca a quien le quitaron el fondo para empleo temporal y se lo dieron al DIF. Pero sigue en la lucha y se comporta como opositor.

Álvaro Ruelas , ex alcalde de Ahome y hasta hace poco titular de la Secretaría de Desarrollo  Social aceptó un puesto menor.

Jesús Valdez, en la presidencia del PRI estatal, acusa una derrota electoral reciente, al igual que otras figuras destacadas en el pasado.

El que ayer se presentó al PRI, con el peso que le otorga ser senador es Mario (Tres Cheves) Zamora; pero sin José Antonio Meade no tiene la voz completa.

 5.- El paro de un grupo de la Policía Federal “es una broncota” le escuchamos decir al gobernador de Sinaloa, QOC, cuando le preguntaron sobre el tema en el segundo día de protesta.

Andrés Manuel López Obrador dijo que le preocupaba más la inseguridad que esa protesta. Pero ahí estaban.

Dijo que había mano negra, pero salieron a las calles y carreteras.

El Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, insinuó que la cuna la movía Felipe Calderón, pero el paro se extendió a 12 entidades federativas en el tercer día.

Se señaló que el vocero de los policías es Ignacio Benavente, un secuestrador que cumplió condena en Tamaulipas; pero eso no minó el movimiento

Se abrió una mesa de negociación, pero sin resultados concretos. El tiempo pasa y ahí están, ahí están. El conflicto no se soluciona.

Y si: Sigue siendo una broncota, así tenga mano negra.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 3 =