EL PROBLEMA MIGRATORIO ES NUESTRO

Sí, Trump lleva de la mano su juego económico, su “amenaza” (el entre comillas se debe porque muchos países como Alemania, Francia, Reino Unido le dan la razón en muchos temas) en el cambio geopolítico y su anhelo reeleccionista. Muy su derecho nos guste o no. Por ello, debemos reconocer cómo piensan ellos y en ese reconocimiento vernos reflejados para no salir lastimados por encima de lo que nuestras fuerzas nos permitan en tanto de nuestras debilidades extremas, la más destacada, la ausencia de un Estado de Derecho (hemos gastado toneladas de tinta acusando esto desde hace 18 años por lo menos) pueda ser superada.

Nos arrinconaron y dejan la apuesta en la mesa al decirnos palabras más menos: Si no hacen algo que veamos tangible, recuerden que el incremento a los aranceles queda suspendido momentáneamente que no cancelado. Y en México claman por la dignidad, vaya cosa ésa que en tanto esta materia, ni EUA, ni Francia, ni Reino Unido, ni Japón, menos Rusia y China, Corea del Norte, confunden guerra comercial con mancillar la dignidad.

En fin ¿Qué hacer con un vecino que lleva la música a todo volumen cuando hay una ley que lo prohíbe, una pareja que no deja de exigir lo que no se puede tener, con el condómino que no paga el mantenimiento y exige se tenga vigilancia en la vecindad, etcétera?

Esto ya no tiene retorno, la abuelita fue engullida y está en riesgo caperucita y el actual gobierno sabía muy bien que quería y ahora es responsable de salvar lo que tenemos sin llevarnos a una guerra fratricida en suelo patrio (cada vez más enfrentados) o a una guerra de antemano perdida contra el coloso del Norte (generando cada vez más odio), salvo que eso sea lo que planearon para México hace 17 años con Fox y lo llevan en esos programas de tracto sucesivo a buen término en 18 años. No se nos olvide que siempre hemos dicho y sabido que así piensan allende las fronteras en tanto que se dice nosotros pensamos en el hoy mirando hacia atrás.

Por lo pronto Marcelo Ebrard @m_ebrard  sacó la tarea, gana tiempo y se convierte en el ajonjolí de todos los moles de nuestro país: Relaciones comerciales, diplomáticas, compras, guardia nacional y ahora migración. Espero no lo denuesten por ello, ya ven que luego no falta quien quiera sacar raja.

Tiempos traen tiempos y los tiempos cambian, la verdad no peca y no debe de incomodar, vivimos gracias a la esperanza y lo actual sólo es un alivio pasajero.

Fragmento Tomado de Didaktica de Manuel Cárdenas Fonseca

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 11 =