PROFEPA CLAUSURA CRIBA EN MOCORITO

Tras las acusaciones y protestas sociales de la población mocoritense ante las autoridades municipales del H. Ayuntamiento de Mocorito para que estas actuaran como intermediarios con las autoridades federales para revisión y control de los trabajos de explotación en las riberas del río Évora en los alrededores de la cabecera municipal. La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) hizo algunas visitas de inspección en donde hasta el momento quedó clausurada un área.
Las verificaciones estuvieron encabezadas por el titular de la PROFEPA en Sinaloa, el Ing. Jesús Tesemi Avendaño Guerrero, quien acompañado por el subdelegado y un grupo de inspectores para revisar las áreas de extracción de materiales pétreos. Asimismo, también acudieron regidores y funcionarios municipales en calidad de testigos.
Entre las acciones realizadas se detectaron actividades de trabajo con maquinaria en una zona en donde el responsable reconoció estar trabajando con el permiso de impacto ambiental vencido, por lo que las autoridades federales tomaron acciones para clausurar el terreno y además retirar la maquinaria, así como también se levantó información para iniciar un procedimiento legal que podría tener como consecuencia una sanción económica sí el responsable en los próximos días no demuestra contar con los requerimientos necesarios para explotar dicha área. Cabe mencionar que dicho sitio se localiza a la altura de la cabecera municipal y la comunidad de La Otra Banda.
El Delegado de PROFEPA explicó que acudieron en respuesta a una denuncia interpuesta por el regidor, Eduardo Daniel Robles Sánchez, quien a su vez actuó en respuesta a una solicitud de un grupo de habitantes de la cabecera municipal. Por lo que en consecuente PROFEPA hizo las labores que le corresponden y le facultan, como es la verificación que los permisos de impacto ambiental estén vigentes y correspondan al área indicada. Por su parte el regidor agradeció a la mencionada dependencia por la respuesta y atender la denuncia realizada, asimismo destacó que se tiene como prioridad resolver ese añejo problema, en el cual se esta actuando para llegar a una solución de la mejor manera posible.
Entre otros aspectos, cabe señalar que el Jefe del Departamento de Ecología, Walter Pérez aclaró que los permisos y/o concesiones para los trabajos de extracción de materiales pétreos, los otorgan en la dependencia federal de CONAGUA. Por lo que también próximamente se pedirá una inspección para que dicha dependencia acuda a la zona y realice una inspección tanto de las cribas como el caso de algunas  invasiones de terrenos en las riberas del río.
Mientras que el Director de Turismo, Jessy Martinez Sauceda, en relación a las cribas que se encuentran trabajando en los alrededores  donde se localizan algunos petroglifos, explicó la necesidad de agilizar los trabajos para declarar la zona como un área protegida por los hallazgos arqueológicos que se encuentran ahí, misma área que pudieran ser utilizadas para reubicar las llamadas “cribas”. También agregó y aclaró que seguramente, tanto las autoridades de CONAGUA como los mismos “criberos” desconocen de esos sitios arqueológicos, pero confía que una vez enterados, ellos mismos evitaran invadir esa zona, ya que son personas muy razonables, quienes entenderán ese valor cultural y cuidados que ello conlleva. Sin embargo reafirmó agilizar los trámites para que legalmente sea respetado y considerado como un sitio arqueológico.
Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =