Sin Quitarle Ni Ponerle Edición No. 1749

Sinaloa es noticia nacional

Sinaloa de nuevo es noticia nacional. Ahora no se trató de la comisión de un hecho violento, de un acto de corrupción o de la contratación de Maradona, sino se trató de una verdadera desgracia y tragedia social.
Los municipios del Norte y Centro sufrieron las peores inundaciones de las que se tengan registro, originadas por torrenciales y atípicas lluvias.
Zonas del municipio de Ahome por ejemplo, en dos días registraron casi 400 milímetros de lluvias, mientras que en Culiacán, en unas cuantas horas cayeron poco más de 200 milímetros.
Las lluvias y las inundaciones fueron de la mano con la desgracia social, la desgracia de mucha gente. Poblaciones y colonias enteras quedaron bajo el agua.
El Plan DNIII y el Plan Marina no eran suficientes para atender a tanta gente que requirió ser evacuada de sus hogares al quedar estos complemente inundados.
Desde muy temprana hora, el gobernador Quirino Ordaz acompañado de varios de los integrantes de su gabinete recorrió algunas zonas afectadas del municipio de Ahome.
Lo que se veía parecía algo increíble. Calles intransitables, con casi un metro de altura de agua. Parecía un gigantesco mar.
En algunas colonias, el desespero de la gente era entendible. Sus casas ya estaban bajo el agua y no había como salir ni sabían a donde ir.
Los albergues abiertos no se daban abasto y no estaban debidamente habilitados. No había como protegerse ni había alimentos en un primer momento. Había que moverse rápido y así lo hicieron las autoridades. La situación así lo ameritaba.
Las carreteras regionales estaban intransitables y destrozadas. Las comunidades a las cuales conducen estaban y quedaron incomunicadas por varias horas. El desespero de la gente era al por mayor.
La carretera federal México 15 presentaba varias roturas en varios puntos tanto de norte, centro y sur de Sinaloa. La situación en definitiva era caótica.
Las desgracias humanas no tardaron en llegar también. Una gente electrocutada en Los Mochis, otros arrollados por el agua en Salvador Alvarado, otros desaparecidos en Culiacán, más lo que se contabilice.
Los daños materiales son al por mayor y aun no se contabilizan en su totalidad. La tragedia aún no ha terminado.
Así, con este escenario no era ni es para menos que Sinaloa una vez más ya sea una noticia nacional.
La desgracia social se hizo presente.
1.-Desde muy temprano, cuando el gobernador Quirino Ordaz estuvo en Los Mochis y recorrió- con el agua casi a la cintura-, algunas zonas afectadas, no tuvo ninguna duda de que el municipio era una verdadera zona de desastre. Ahí mismo anunció que de inmediato solicitaría a la Secretaría de Gobernación que decretara a los Municipios de Ahome y El Fuerte como zona de desastre para poder acceder a los recursos del Fonden.
La ayuda que se requiere para la gente que perdió poco, mucho o todo, de verdad que aún no se cuantifica pero será sin lugar a dudas mucha.
2.-Pero si apenas el gobernador cuantificaba lo ocurrido en Ahome, la desgracia aumentaba conforme pasaban las horas de la mañana. Los municipios de Guasave, Salvador Alvarado, Angostura y Culiacán se unían a la desgracia de los Ahomenses. La causa, era la misma. El registró de intensas lluvias.
3.-A la declaratoria de desastre solicitada por el gobernador Quirino Ordaz, se unían desde el Senado, los tres Senadores Sinaloenses, Mario Zamora, Imelda Castro y Rubén Rocha quienes presentaron de manera conjunta un punto de acuerdo y un exhorto a la Secretaría de Gobernación para que la declaratoria de emergencia se emita lo más pronto posible.
4.-Entrada ya la tarde, desde la Presidencia de la república, se informó que de inmediato, personal del FONDEN y de la Secretaría de Gobernación estarán en Sinaloa para ponerse al frente de las acciones de atención a las miles de familias que resultaron afectadas.
5.-En fin, Sinaloa es noticia nacional de nuevo y hoy fue por una desgracia social, como la que no se tiene registro en la historia.
Así sin quitarle ni ponerle
Habrá que estar pendientes.
PASO A PASITO.-Es asombroso como la gente cree todo lo que recibe en sus redes sociales. Durante la emergencia vivida en Sinaloa, proliferaron mensajes falsos a raudales que le metían o aumentaban la zozobra que ya vivía la población.
Que si el ciclón Manuel –que pegó en el 2013 en el centro del país- había cambiado su curso hacia Los Mochis, que si llegaría otro huracán, que algunas colonias de Los Mochis se evacuarían, que se le soltó agua a la presa Huites, que si evacuarían poblaciones de la rivera del Río Fuerte, entre muchas más.
Lo lamentable, es que todo ese pánico que la misma gente se encarga de crear y termina padeciéndolo después, impide que las acciones de ayuda de prioricen y surtan los efectos que se buscan.
En fin, vivimos en el tiempo de las redes sociales y así como ayudan también perjudican cuando no se usan con responsabilidad.
De eso no hay duda.
OTRO PASITO.-Ayer por la noche el Gobernador Quirino Ordaz encabezó una reunión de evaluación preliminar de todos los daños ocasionados por las intensas lluvias. Son 8 municipios los declarados como zona de desastre.
Anoche mismo, el representante de Fonden, ya estaba presente en la reunión de evaluación. Se movió rápido la federación y eso es bueno.
Ahora falta que los apoyos fluyan con la misma rapidez.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − nueve =