Diálogo Deportivo Edición No. 1747

Salió humo blanco en el Cabildo de Culiacán el 30 de agosto para imponer el nombre del extinto basquetbolista Pedro “Pery” Meza a la sala de usos múltiples del Polideportivo Juan S. Millán, y limitar el deseo del ex-gobernador de Sinaloa de que se impusiera el nombre a todo el inmueble al hombre que llevó a dos continentes del orbe muy en alto el nombre de Sinaloa y México.
Una distinción débil y una decisión frágil y temerosa de las comisiones de deportes del Cabildo de Culiacán, al aprobar solamente un espacio del inmenso Polideportivo Juan S. Millán.
Creemos que internamente fue una decisión que desagrada, no a Juan S. Millán, que conserva sus letras al frente del edificio, sino a la población entera y en especial a la familia deportista.
En este caso era “todo o nada” y no conformarse con una porción del inmueble donde es director el basquebolista Víctor Ávila.
Prácticamente fue un sí y un no. Caminaron en el filo de la navaja.
La familia no debió haber aceptado, pero lo hizo por cortesía.
Quizás sea un buen paso, para que en el futuro otros regidores aprueben su nombre a todo el edificio.
La ceremonia del homenaje será el 22 de septiembre, durante el proceso del aniversario 487 de la fundación de Culiacán.
Habrá casa completa y fiesta incompleta.
Pedro “Pery” Meza hasta en sus sueños hacía canasta con tiros de larga y media distancia y brincando sobre el aro.
Aunque nació en Navolato su padre el policía municipal Pedro Meza se lo trajo junto a su esposa y demás hijos a la Colonia Miguel Alemán al callejón de la calle Juan José Ríos casi esquina con la avenida Ruperto L. Paliza.
O sea a unos 245 metros de las instalaciones del Parque Revolución a donde acudía a jugar con otros pequeños y por su estatura hacía más puntos.
También acudía a la Escuela Sócrates a una cancha de baloncesto en los años 60s donde mostraba su calidad deportiva.
Al ingresar a la prepa de la UAS, fue seleccionado para asistir a Universiadas Mundiales y ganó medallas en conjunto.
Tras jugar en equipos de primera fuerza de Culiacán fue observado por equipos profesionales y contratado para luego ser tomado por los directivos de la FMB, e integrarlo a la Selección Nacional de Basquetbol y fue campeón con el tricolor del baloncesto.
Pedro Meza fue un caballero dentro y fuera de las canchas y merece que una calle de Culiacán lleve su nombre.
RESURGE PEDRO GUEVARA.
El egresado de la UAS, Pedro Guevara resurge en el boxeo internacional y ya es nuevamente campeón internacional por el CMB.
Su proceso ha sido lento. Hace unas semanas hasta de sparring fungió con su amigo Carlos “Principe” Cuadras.
Eso le dio confianza en subirse a un ring y combatir por un campeonato internacional.
Guevara debe irse a fondo y aceptar peleas en todo el mundo, aunque en Japón se debe ganar por nocaut.
Es un muchacho decidido con un brillante futuro.
Conoce los secretos del boxeo y conoce de sus capacidades y sus carencias.
Arriba del ring, una decisión mal tomada se lleva a la derrota. Un descuido en la defensa o la pelea en corto son otros de los factores que impiden la victoria.
Su inteligencia y paciencia para saber meter los guantes en forma adecuada lo pueden mantener en el campeonato y aspirar a otro cetro mundial.
El mazatleco tiene madera y ya pulida y eso será la diferencia.
Su representante le debe conseguir peleas de muchos dólares y algo cómodas.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =