Los Puntos Sobre las ÍES… Edición No. 1741

Interesante análisis…

La mitad de nuestras equivocaciones nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debernos sentir, pensarnos. Proverbio británico

Por considerarlo de mucha importancia para los momentos que está viviendo México, nos permitimos transcribir en este espacio el artículo del escritor y analista político Federico Reyes Heroles González-Garza.

DEMASIADOS

Federico Reyes Heroles

A veintitrés días del triunfo ya hay muchos, demasiados. ¿Cómo llamarlos, acaso errores, pifias, desfiguros? Hay de todo. Desnudan inexperiencia, impericia, falta de estudio e información, necedad y ánimo pendenciero. Parece como si no hubiera terminado la campaña y desconocieran que para gobernar tendrán que ser congruentes y conciliar.

1.- Salarios. Los 108 mil pesos presidenciales pueden tener un sano carácter de ejemplo, hasta allí no hay problema. Pero su imposición puede ser un terrible atropello. Al imponer se niega la realidad de los mercados laborales con el riesgo de empobrecer la administración pública, se desconocen derechos adquiridos y por ello la medida puede ser impugnable jurídicamente, se pisotea la autonomía del Judicial, del Legislativo Federal y de los locales, del Banco de México, de los órganos reguladores, INAI; INE; INEGI; INEE, TEPJF; Auditoria Superior, COFECE; IFETEL, pero también de los altos mandos de las Fuerzas Armadas entre otros. El sano carácter ejemplar de la autolimitación se convierte en atropello autoritario.

2.- Descentralización. Suena bien, pero hasta allí. Hay decenas de miles de familias involucradas cuyos derechos podrían ser, de nuevo, pisoteados. No se conoce la consulta a las entidades, ni el porqué de los destinos y además cuesta mucho. ¿De dónde? ¿Improvisación populista?

3.- Personal de confianza. Primero que se sienten y vean las cargas de trabajo y quién lo saca. Si pueden sólo con el personal de base, adelante. Por supuesto que hay excesos, pero el personal de confianza es necesario.

4.- Aeropuerto. Por fin sí, pero sometido a una extraña consulta. Por cierto, ya aparecieron los empresarios cercanos. Qué cinismo.

5.- ¿Consolidación o concentración de las compras? Consolidar es muy útil y evita abusos; concentrar provoca abusos y corrupción. Mejor atiendan las sugerencias de COFECE que sí sabe.

6.- ¿Coordinadores administrativos o representantes personales? Sin un estudio claro de los ahorros invocados, la maniobra se ve con visos autócratas, huele a control financiero y político de los gobernadores.

7.- Desaparición del CISEN. ¿Tienen de verdad idea de la complejidad de sus actividades y del prolongado esfuerzo por profesionalizarlas?

8.- Fin al Estado Mayor y regreso de las “Gacelas”. ¿Es en serio?

9.- Secretaría de Seguridad. Hay que intentarlo de nuevo, pero cuidado con impulsar dos secretarías políticas: SEGOB y Seguridad. Eso provocó la desaparición de la segunda.

10.- Por fin el Papa no participará. ¿No consultaron?

11.- Cancelación de la compra de equipo militar. ¿Ya platicaron con el General Secretario y Secretario de la Marina? ¿Conocen las necesidades para el combate contra los narcos? O quizá es intuición y de nuevo improvisación pura.

12.- El TP01, el principal transporte presidencial, por fin, se queda. Está en arrendamiento y venderlo sería tirar cientos de millones. ¿De verdad no lo sabían? Pero si es información pública, se conoce del arrendamiento desde hace años. ¿Blofearon?

13.- Uso de las mayorías legislativas sólo en lo relevante. ¿Quién define lo relevante? ¿Cómo definirlo de forma consensada a nivel nacional? Imponer es negar los disensos. O sea que sí es un retorno a la época dorada del autoritarismo centralista.

14.-Confianza institucional en el INE: ¿sí o no o… depende? Cómo es posible que el órgano que condujo la elección “más limpia” de nuestra historia, sea el mismo que comete la “vil venganza” por señalar uso indebido de un fidecomiso. Algo no cuadra.

15.- Fiscal sí, pero a mi modo. El asunto es central para la reducción de la impunidad y de la corrupción. Las expectativas generadas son enormes. El futuro presidente debe aceptar la convivencia pacífica con las instituciones, con los pesos y contrapesos que conforman al estado mexicano, incluido el Fiscal, el Ejército, la Marina, el Banco de México, el INE, la Auditoria etc.

16.- Conciliación nacional, amor y paz, pero el “complot” sigue. Ahora es Hacienda y el INE los que confabularon en su contra para sancionar a MORENA. Un presidente no puede descalificar instituciones.

17.- No habrá “gasolinazos” pero si se incrementará el precio de las gasolinas. ¿¿??

18.- Dialogo con productores de amapola. No sería mejor primero contar con un proyecto integral de legalización para no entablar dialogo con los que hoy delinquen. La autoridad tiene que cuidar las señales que manda. En qué posición se deja a las Fuerzas Armadas y otras corporaciones que hoy, por mandato de ley, tienen que perseguir esa producción. Mejor legislar y legalizar a partir del 1 de septiembre cuando entre el nuevo Legislativo. Pero con una estrategia.

Son demasiados. Con vacaciones, hay más de uno por día laboral. Los desfiguros y pifias merman la confianza en la seriedad del próximo gobierno. Quizá lo primero sería dejar la euforia del triunfo y sentarse a estudiar.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 10 =