LAS VACACIONES MUY HUMANAS

Estamos en periodo vacacional y como siempre, hay útiles recomendaciones por seguir de parte de las autoridades de Seguridad Pública, Protección Civil y Policía Federal de Caminos en lo referente a las casas, tomas de gas abiertas, precauciones en carretera, etc.

Son momentos que les auguramos de mucho provecho para la convivencia familiar, el reposo, continuar con el seguimiento de las noticias concernientes a los procesos de cambio que tendrá nuestro país.

Estando de vacaciones una de las cosas que se piensan es el regreso a clases y con ello, para algunos, la elección e inscripción a la escuela. Y de este punto educativo quisiéramos hacer mención, la educación y formación que le está tocando a las actuales generaciones.

Al analizar conductas y hábitos de los niños resulta cuestionable las generaciones de adultos que tendremos dentro de veinte años, cuando muchos de nosotros estaremos en una edad muy madura.

Primeramente quisiera agradecer a los lectores  que son nacidos en los cuarentas, cincuentas y sesentas, porque transmitieron a nuestras generaciones valores educativos muy importantes como el respeto a los mayores, valor del trabajo, del sacrificio, del esfuerzo, de la convivencia cara a cara.

Mucho criticamos a los “millenials”, a los “ninis”, y los hábitos de la infancia actual, pero, ¿Qué generación los formó?

Niños que llegan a la escuela acompañados de los padres, los cuales cargan la mochila; papás que hacen las tareas, que reprenden al profesor si su hijo saca bajas calificaciones; teorías que dicen que si un padre reprende a su hijo es porque el padre tiene algún problema y se proyecta, por lo cual el niño es víctima.

¿Cuál es el mensaje que transmite esa educación y esas teorías educativas? Esos hábitos a qué acostumbran al futuro de nuestro país.

Las vacaciones pueden ser un espacio en el cual los niños puedan educarse en tareas de responsabilidad en casa, en experiencias humanas en las cuales en lugar de ellos ser el centro, pasen a ser los observadores, a salir de sí mismos y de los gadgets para conectarse con su entorno.

Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 12 =