Marca Cultural Edición No. 1739

Este 2018 se conmemoran 111 años del natalicio de la afamada pintora, Frida Kahlo, quien encontró en el arte una vía de sobrevivencia y expresión para sus dolorosos episodios biográficos marcados por un terrible accidente, los embarazos malogrados y la relación sentimental con Diego Rivera.

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, por su nombre completo, nació el 6 de julio de 1907 en la Ciudad de México, en la casa de sus padres, conocida hoy como la Casa Azul. Frida fue la tercera de cuatro hijas del matrimonio conformado por Wilhelm Kahlo, de ascendencia húngaro-alemana, y Matilde Calderón, originaria de Oaxaca.

A los seis años, Frida enfermó de poliomielitis, lo cual ocasionó que su pierna derecha quedara más corta, lo cual fue motivo de burlas. Pese a ello, fue una estudiante inquieta y tenaz que acudió a la Escuela Nacional Preparatoria, pero a los 18 años; el 17 de septiembre de 1925, tuvo un trágico accidente cuando el autobús en el que viajaba fue impactado por un tranvía, lo cual le cambió la vida. El resultado fue fractura de varios huesos y lesiones en la espina dorsal, por lo que quedó inmovilizada durante varios meses, lo cual la motivó a pintar y comenzó a relacionarse con varios artistas, como la fotógrafa Tina Modotti y el entonces reconocido artista Diego Rivera, con quien se casó en 1929. Debido a las infidelidades del muralista, que desataron crisis emocionales en la artista, se divorció en 1939, pero un año después volvieron a contraer nupcias. Frida Kahlo fue una artista con una intensa actividad, en lo político fue miembro del partido comunista y una fiel activista de izquierda. Entre sus autorretratos más famosos figuran: “Las dos Fridas”, “Viva la vida”, “Unos cuantos piquetitos”, “La columna rota” y “Diego en mi pensamiento”. Sus cuadros se encuentran en numerosas colecciones privadas de México, Estados Unidos y Europa; durante su vida, expuso, además de México, en Nueva York y en París.

El arte y personalidad de la artista mexicana ha impactado al mundo entero, prueba de ello es la actual exposición “Frida Kahlo: Making Her Self Up” en el museo Victoria & Albert en Londres, la cual rompió récord de preventa con 20 mil boletos vendidos en línea. La muestra se abrió al público el 16 de junio y contiene los icónicos vestidos de Frida Kahlo, sus corsets y una pierna prostética, siendo la primera vez que estos objetos salen de México para exhibirse en otro país. Son 200 las piezas que el Museo de Frida Kahlo (La Casa Azul) compartió. A la inauguración de la muestra acudió la actriz mexicana Salma Hayek vestida con un traje de Tehuana de gala, confeccionado en Oaxaca, quien en 2002 protagonizó la película inspirada en la vida y obra de la pintora, en la cual se muestra la relación que tuvo con Diego Rivera y su reputación política y sexual.

Además, en marzo Apple Store lanzó FridaMoji, un paquete de 160 emojis que representan la imagen de Frida Kahlo, creados por el galerista y diseñador gráfico Sam Cantor, para conmemorar la vida y obra de la artista. Frida Kahlo también captó la atención de Mattel, quien en marzo anunció el lanzamiento de la Barbie especial de la pintora mexicana, como parte de la colección en la que se rinde homenaje a grandes mujeres. Porta ropa tradicional, un tocado especial y aretes inspirados en ella, aunque las facciones son diferentes. Esta Barbie causó polémica, incluso en México la venta de esta muñeca fue prohibida por un juez, quien reconoció a la familia de la pintora como única propietaria de los derechos de imagen; no obstante se puede adquirir en línea por hasta 155 dólares.

En la opinión de la directora de comunicación del Museo Dolores Olmedo, Adriana Jaramillo, además de ser un icono de la cultura mexicana, Frida Kahlo es hoy el estandarte de la famosa selfie debido a que en sus cuadros siempre llevó el autorretrato como una manera de expresarse.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − doce =