Sin Quitarle Ni Ponerle Edición No. 1738

No fue ola, fue Tsunami el PEJE

Eran las tres de la tarde –hora local- y en el cuarto de guerra de José Antonio Meade se notaba el nerviosismo y no querían compartir los resultados de las encuestas de salida que habían mandado levantar.
En redes sociales desde hacía horas atrás se hacía el último esfuerzo por parte de sus seguidores. En las redes empezaron a socializarse supuestas encuestas de salida donde le daban una amplia ventaja a Meade sobre sus adversarios. Insistimos, era el último esfuerzo.
A las tres y media de la tarde, aquello estalló. Faltaban dos horas y media para que la jornada nacional terminara y las encuestas de salida propias, dibujaban una debacle. López Obrador estaba en 42 puntos y Meade y Anaya apenas si superaban los 20 puntos. Ya no había nada que hacer.
A esa hora se decidió compartir los resultados y se adelantaba que ya no había nada por hacer y había que prepararse para reconocer la derrota.
Es por eso quizá que apenas y si se iban cerrando las casillas a nivel nacional, a escasos minutos, el primero en salir fue José Antonio Meade y antes de que alguna otra autoridad lo hiciera, reconoció y nombró a Andrés Manuel como el ganador de la elección.
Los porcentajes de diferencia no daban margen para la duda.
López Obrador será el próximo presidente de México.
Pero mientras eso pasaba a nivel nacional, en Sinaloa la preocupación empezaba a aparecer en muchos de los equipos de campaña de los candidatos del PRI.
Los resultados preliminares presagiaban que la ola pejista que venía no era una simple ola. Era un Tsunami y así fue.
Con candidatos completamente desconocidos en la mayoría de los municipios y distritos tanto federales como locales, Morena y sus aliados arrasaban en Sinaloa.
Los resultados arrojados por el PREP así lo confirmaron más tarde.
1.-A mediados de semana, compartimos parte de los resultados de la última encuesta hecha para Sinaloa. Ahí advertimos que el PRI se disputaba la Senaduría con Morena y que Cuen se había desplomado por lo que estaba fuera de la competencia por una Senaduría aunque fuera la de primera minoría.
2.-Los resultados arrojados por la jornada electoral así lo evidenció, aunque los resultados fueron mucho más contundentes que los pronosticados. Morena arrasó dos a uno a los candidatos del PRI.
Así con estos resultados, los próximos senadores serán Rubén Rocha Moya e Imelda Castro como los ganadores de la contienda y Mario Zamora quien entra por primera minoría. Cuen, efectivamente quedó fuera.
3.-En cuanto a las diputaciones federales, advertíamos que el PRI traía condiciones de ganar tres distritos y existían focos rojos en 4 de ellos. Las estimaciones alegres eran que el PRI ganaría cinco y Morena 2. La alianza PAN-PAS ninguno.
Después del Tsunami pejista en lo único que se acertó fue que la alianza PAN-PAS no ganó ninguno.
Morena arrasó con los 7 distritos federales y el PRI los perdió todos.
4.-En cuanto a las alcaldías, advertíamos que el PRI tendría complicaciones en Ahome, Guasave y Navolato. Efectivamente así fue.
El PRI perdió ante Morena estas tres alcaldías pero también Culiacán y Mazatlán, Choix, Escuinapa.
Pero de paso el PRI ante el PAN cinco alcaldías más, como son las de Badiraguato, Cosalá, Mocorito, San Ignacio y Rosario.
Es decir, el PRI ganó solo seis alcaldías de las 18. Estas son: Guamuchil, Fuerte, Angostura, Concordia, Elota y Sinaloa Municipio.
El Tsunami de López Obrador, había arrasado hasta donde no se pronosticó.
5.-En los distritos locales la situación no fue diferente. Aquí está más fácil contar los ganados por el PRI que solo son cinco como son son El Fuerte, Sinaloa, Elota, uno de Mazatlán y Mocorito.
El PAN-PAS solo ganó en Guamuchil y en Rosario. Morena se llevó los 17 restantes.
6.-En fin, Morena y sus aliados se montaron en el Tsunami de López Obrador y arrasaron prácticamente en todo Sinaloa.
¿Las lecciones que dejan estas elecciones?. Buena, esas empezamos a analizarlas a partir de mañana.
Así sin quitarle ni ponerle
Habrá que estar pendientes.
PASO A PASITO.-En su momento, cuando el agro-empresario Joel Valenzuela le organizó una comida a Marcelo Ebrard previo a la visita de López Obrador a Sinaloa y trascendió que habrían comprometido financiamiento a dicha campaña, lo comentamos. Están comprando acciones a la baja pero que pueden subir hasta las nubes.
Hoy tras el triunfo de López Obrador, los bonos de Joel Valenzuela se ponen por las nubes.
OTRO PASITO.-La jornada electoral en Sinaloa transcurrió en completa calma y con una alta participación social. Ese es un buen mensaje.
UN PASITO MAS.-El bono democrático que se le entregó a Morena y a López Obrador en todo el país es grande sin lugar a dudas. Esperemos que López Obrador lo sepa aprovechar y genere el cambio por el cual los mexicanos votaron.
Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 19 =