Breves del Évora Edición No. 1737

Polochito Sinforoso también hace Nueva Historia en Mocorito

Aclarando amanece… una cosa es ganar la campaña pero otra cosa es ganar la elección. Y hasta ahorita el sobrino favorito de la senadora Diva Hadamira Gastelum Bajo claramente ha perdido la campaña política en su lucha por recuperar el poder para el PRI en el municipio de Mocorito.
Prácticamente se acabó la campaña y Oscar Sinforoso “Polochío” Camacho no dio una, totalmente errado, confundido, con mucha falta de creatividad, falta de experiencia, falta de preparación física, falta de un equipo responsable, falta de asesores coherentes y sobre todo le faltó mucha humildad y respeto con el pueblo mocoritense y a los veteranos del PRI en dicho municipio.
Los mismo priistas filtraron que ni siquiera tuvieron cabeza para crear una buena agenda de giras, ya que se dedicaron a seguirle los pasos a su rival, Memo Galindo, candidato del PRD, PAN, PAS y MC. Y tan errados (por no decir jodidos) estuvieron que no supieron detectar la debilidad más grande de Memo Galindo, ya que el encargado de dichas agendas era nada más y nada menos que Noé “El Güero” Contreras, un coordinador que tiene más fama de descoordinador, y sí a Memo Galindo siendo hiperactivo lo pusieron en aprietos con el desorden de agendas, ahora imagínense en el lío que se metió Sinforoso “Polochío” Camacho, quien evidentemente sufre de sobrepeso y por andar copiando agendas tuvo que mandar hacer videos para mostrar que podía mantener el ritmo de Memo Galindo, corriendo y visitando casa por casa con temperaturas superiores a los 40 °C.
Otro error fueron las “super-promesas” o mentiras que cacaraqueó durante toda la campaña, diciendo que iba construir carreteras en rancherías con tintes de autopistas, puentes en lugar de “chuflays”, PROSPERA para todo el que se lo pidiera, regalar casas a los pobres y una gran barbaridad de fantasías que obviamente nadie le creyó y le salió el tiro por la culta, ya que los mocoritenses lo tomaron como algo cómico y hubo quienes hasta se ofendieron al sentir que el candidato del PRI les estaba viendo la cara.
La verdad, eso era algo que nadie en su sano juicio le iba creer, en primer lugar porque la gente ya lo conoce, saben que los gobiernos del PRI no hacen grandes puentes, sino todo lo contrario, desaparecen el dinero destinado a los grandes puentes y ahí esta el caso del puente en la comunidad de El Progreso, el cual desde el huracán Manuel se encuentra destruido y hasta la fecha no pueden rehabilitarlo porque precisamente los gobiernos del PRI hicieron mal uso del recurso enviado para reconstruirlo y actualmente esta bajo investigación, ya que el dinero esta gastado y el puente hecho pedazos. Un caso similar esta en la comunidad de La Huerta con otro puente y otro caso más se presentó en la carretera Mocorito- El Valle a la que le falta un tramo que los gobiernos del PRI le pagaron al constructor, pero resultó que dicho tramo no esta construido y al igual que los otros casos también esta bajo investigación. De esas obras hay varias y casualmente se dieron a conocer cuando dejó de gobernar el PRI en Mocorito, por esa razón ahora

los mocoritenses dicen: “Esa perra ya no me vuelve a morder” haciendo alusión a que no volverán a votar por el partido tricolor. Con esas razones no hay mucho que alegar.
Un error más ya lo dimos a conocer la semana pasada en este espacio de opinión, se trata del pésimo y lastimoso debate que ofreció Sinforoso “Polochío” Camacho. Se le hizo fácil inventar que Memo Galindo construyó una casa nueva, lo difamó por corrupción sin ninguna prueba y por si fuera poco se metió en asuntos familiares que nada tenían que ver con la política. Con eso, el candidato de PRI confirmó ante toda la región del Évora, la clase de político, persona y ser humano que es.
El peor error, el más garrafal y triste fue el de utilizar el programa de gobierno federal PROSPERA para personas que viven en pobreza extrema. Ya que decenas de personas en las rancherías se quejaron de amenazas para que voten por el PRI, de lo contrario les quitarían el beneficio de dicho programa. Con ello, en lugar de ganar votos, lo único que ganaron fue el repudio y aborrecimiento de la gente. Eso sí bien les va, porque al parecer podrían ganarse un boleto directo a prisión sí los beneficiarios deciden tomar cartas en el asunto y denunciarlos ante la justicia.
A todo eso se le suman las injusticias que se están cometiendo en COBAES y CONAFE en donde algunos maestros han denunciado ser víctimas de despidos por no hacer campaña o votar para el PRI.
Son acciones que no deberían cometerse y menos en pleno siglo XXI, que no se miraban desde la época del “Porfiriato”, son causas por las cuales hubo guerra en nuestro país y muchos mexicanos murieron sacrificándose para que supuestamente nosotros pudiéramos votar con toda la libertad y seguridad a la que tenemos derecho como mexicanos.
Habría que preguntarle a Sergio Mario Arredondo, Director General de COBAES, a Mario Valenzuela expresidente de Badiraguato, esposo de la candidata a diputada, Gpe. Iribie, hoy Delegado de CONAFE en Sinaloa; a Sinforoso “Polochío” Camacho, candidato a presidente de Mocorito y también habría que preguntarle al Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel…¿Qué se siente humillar y pisotear los derechos de los mocoritenses?, ¿Qué se siente regresar a una de las peores época de nuestro país? Pero sobre todo habría que preguntarles ¿Qué se siente que Mocorito no quiera votar por el PRI?.
Hasta los mismo priistas de Mocorito reconocen que esta elección es la peor de todas, jamás se habían visto tantas bajezas e injusticias contra el pueblo mocoritense e inclusive ni los propios miembros del equipo cercano a Sinforoso “Polochío” se han atrevido a atacar a Memo Galindo utilizando su imagen real, la aparición de decenas de facebooks falsos son la evidencia más clara de que ni ellos se atreven a defender la causa de “Polochío” Camacho
P.D. La campaña del PRI Mocorito en el 2018 también es una Nueva Historia… mala pero Nueva Historia, una que hasta los mismo priistas se avergüenzan de ella.
Ahora bien, los del PRI ya perdieron la campaña, Memo Galindo les demostró que el pueblo está a su lado al llenar cada uno de los eventos realizados. Y sí el PRI no cuenta con el apoyo del pueblo, está muy clara cuál será la estrategia para intentar ganar la elección el 1 de julio, o ¿le invierten más lana para recuperar lo que le metieron a la campaña? ¿o se arriesgan a meterle más lana y perder más dinero, tal y como le pasó al patrocinador de la maestra Trini?

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + cuatro =