YO SOY TU PADRE

En Sinaloa (sin exagerar) El Día del Padre se le festeja al padre biológico, al padrastro, al abuelo, al hermano mayor, al tío y, en ocasiones al padrino, que se hicieron o se hacen cargo de los niños de la familia.
Se festeja a los que están y también a los que ya no están.
El caso del padre biológico que sobrevive, se queda en casa y se hace cargo de sus hijos es el más común, ya sea por amor o por los valores que a su vez recibió en su familia, respecto a la paternidad.
Nuestras felicitaciones a los que aguantaron y aguantan vara.
Los hombres que se han hecho cargo del niño y de los niños de su pareja, y que además los tratan y se le trata bien, son los buenos padrastros y se hacen acreedores del festejo que se les organiza cada tercer domingo de junio.
Las madres solteras (y en ocasiones las casadas) que dejan la educación y el cuidado total de sus niños a sus propios progenitores, reconocen que el abuelo se convirtió en un padre auténtico para sus hijos.
A esos padres de dos generaciones un abrazo por su esfuerzo y la envidia de que el amor y la felicidad se les prolongue cuando pensaban que ya habían terminado la labor paterna.
A los tíos que diseñaron el escenario para la formación de sus sobrinos, y actuaron como padres, igual reconocimiento desde esta tribuna.
A los hijos mayores, que renegando, peleando, pero protegiendo a sus hermanos pequeños en cada paso que dieron sin papá a la vista, también un abrazo.
A los padrinos que cumplieron su obligación cristiana de hacerse cargo de la educación de sus ahijados porque el compadre se fue, el abrazo también es fuerte para ellos.
Nos queda el padre de las dos o tres casas, que igual y frecuenta y se hace cargo de la manutención de sus vástagos porque es lo correcto y porque no puede ser desconocido ni juzgado.
Otra figura que no podemos dejar pasar, pero no felicitar, es la llamada Darth Vader, quien de sopetón se presenta con el joven y le dice: Yo, soy tu padre.
Hay veces que no hay forma de dudarlo porque son iguales hasta en el modito de andar. Pero, como en el caso de Luke, su padre está ahí; para bien o para mal.
La canción cubana Lágrimas Negras trae un verso que a la letra dice: Un jardinero de amor siembra una flor y se va, otro viene y la cultiva ¿de cuál de los dos será?
Esa respuesta se la dejamos a los lectores en base a sus experiencias personales; pero en esta ocasión felicitamos plenamente a quien cumplió o cumple plenamente.
FELIZ DIA DEL PADRE

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + diecisiete =