Diálogo Deportivo Edición No. 1735

SE TE EXTRAÑA ALI.
El 3 de junio de 2016 el mundo (en especial el boxístico) se estremeció con la terrible noticia del fallecimiento de uno de los boxeadores más espectaculares y polémicos de la historia: el grandioso Mohamed Alí o Cassius Clay, quien tuvo un largo y penoso mal del Parkinson.
Fue un hombre que no quiso ir a la Guerra de Vietnam y eso le valió ser sancionado por el gobierno de Estados Unidos. El ídolo se convirtió en musulmán.
Alí, en el ring, hacia ver mal a sus rivales al pelear con los brazos atrás de la cintura y poner la cara de frente para que trataran de golpearlo, pero aplicaba la técnica de “pico como una avispa y vuelo como una mariposa” y evitaba todo daño.
Protagonizó excelentes combates con millones de dólares en juego y lluvias de golpes contra George Foreman y Joe Frazier.
No ha existido un boxeador de los pesos completos con esa agilidad pugilística y con una estrategia notable para conseguir bolsas millonarias. Se daba el lujo de predecir en cuál round acabaría con su rival en turno.
En cada encuentro con la prensa internacional era polémico por naturaleza y sus declaraciones daban la vuelta al mundo por medio de las agencias AFP de Francia, Reuters de España, AP de Estados Unidos y EFE de España y Prensa Latina, entre otras.
Sus movimientos sobre el ring semejaban un toro de lidia embistiendo a sus contendientes. No era sanguinario, al contrario, era elegante y aparentemente daba ventajas a sus rivales, pero cuando se cansaba del show o que era “tocado” disparaba dos, tres y hasta cuatro golpes tipo metralleta y los arrinconaba hasta que se desplomaban o sus entrenadores tiraban la toalla que significaba el final del combate.
Mike Tyson se le aproximó en su rapidez y excelentes combinaciones y pegada brutal que paralizaba a los demás boxeadores.
(Solamente el italoamericano Rocki Marciano lo puede superar ya que este se retiró invicto en la época en que el boxeo tenía otras reglas y las guantes ligeros, entre otras reglas que sabia aprovechar.
Estados Unidos y el resto del orbe sucumbieron por dos décadas al encantador boxeador que impuso un estilo muy diferente arriba y abajo del ring).
Pero, volviendo a Mohamed Alí, miles de cartas llegaban al domicilio y a su apartado postal.
Las cadenas radiales y televisivas y revistas como el Time Life y periódicos como el Nueva York Times, Washington Post, Los Ángeles Times, entre otros se disputaban entrevistas exclusivas con el famoso boxeador.
Miles de muchachas lloraban por un autógrafo y quienes lograban besarlo casi se desmayaban de alegría.
Cientos de jóvenes ingresaron a los gimnasios para debutar después como boxeadores profesionales o asistir a las Olimpiadas tras un proceso de selección del Comité Olímpico de Estados Unidos y el COI.
El mundo extraña a Alí por sus proezas y sus excentricidades en una época conservadora y a la vez cambiante en lo cultural e industrial.
Una de sus últimas apariciones ya enfermo fue en las Olimpiadas de Atlanta 96 en que caminó con la llama olímpica y veinte años después esa llama se le extinguió con su propia vida.
Quizás para muchos no ha sido el mejor boxeador de todos los tiempos, pero le reconocen sus atributos y creatividad boxística y rebeldía contra el gobierno de Estados Unidos. Luchó contra el racismo y parte de su fortuna la repartió en causas nobles.
¡Tus seguidores aún te extrañan como Cassius Clay o como Alí!
LOS ESPECIALISTAS EN FÚTBOL PREFIEREN A PELÉ SOBRE MARADONA.
Ex grandes jugadores como Michel Platini, Zidane Zidane, Gabriel Batistuta, entre otros, acaban de votar en un programa de televisión a favor de Edson Arantes Do Nascimiento “Pelé” el brasileño que fue la sensación en el mundial de México 1970 sobre Diego Armando Maradona el argentino que causó revuelo en el Mundial de México 86, aunque antes, a principios de este año Batistuta aseguró que Maradona fue el mejor, incluso sobre Lionel Messi, pero en conducta personal se lo lleva el brasileñó.
Consideran una leyenda a Pelé por su compartimiento dentro y fuera de las canchas.
El comportamiento del brasileño siempre ha sido un ejemplo, mientras el argentino cayó en las garras de la drogadicción y trató mal a los representantes de la prensa en especial a reporteros gráficos. Además de otros problemas con damas y gobierno argentino.
Sobre la cancha Pelé y Maradona, fueron unos genios con goles impresionantes de chilena, olímpicos y media cancha y penales que casi nunca fallaban.
Especialistas en tiros indirectos y birlar a sus rivales y avanzar sin mayores problemas.
Tres mundiales de Edson Arantes do Nascimiento superan a dos de Diego Armando Maradona.
Ambos tienen millones de seguidores en las redes sociales y ven videos de los mundiales y sus participaciones y se embriagan de las hazañas con esos goles hermosos y auténticos.
Maradona hizo algunos goles increíbles que lo marcaron como genio, pero su grandeza no la capitalizó fuera de la cancha y ha sido muy criticado y más cuando se refugió en La Habana, Cuba, donde buscó la ayuda médica para dejar las drogas, que logró y se ha mantenido “limpio”.
El hecho era que Fidel Castro no tenía el apoyo de muchas naciones por encarcelar a sus enemigos políticos y fue el momento en que Maradona se refugió en la citada isla y esa fue la critica.
Pelé, se vio manchado por su hijo mayor ya que este fue detenido con drogas las cuales presuntamente eran para su venta. Aunque este caso ya pasó a la historia, Pelé se siente culpable por no atender a su hijo por su amplio trabajo en la promoción del fútbol y diversas marcas mundiales.
Ahora en este Mundial de Rusia 2018 debe surgir otra figura como Neymar que apenas se recuperó de una seria lesión.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =