Carácter Político Edición No. 1730

1.-Tendría que pasar un suceso verdaderamente extraordinario para que Andrés Manuel López Obrador no ganara la contienda electoral y por ende la presidencia de la República.

Así es como se percibe luego de recoger todas las encuestas y observar lo relajado que se mostró AMLO en el programa Tercer Grado de Televisa, en donde el único comunicador dinosaurio e inquisidor fue Joaquín López Dóriga.

El supuesto pleito empresarial quedó en nada cuando se refirió a Roberto Hernández y Carlos Slim.

De Hernández dijo que, de patrocinador de la guerra sucia del 2006, pasó ahora a tomar una actitud prudente. De Carlos Slim comentó saber que ahora asumió una posición distinta a la de hace unos días, con el tema del aeropuerto.

Alcanzamos a entender y leer que los verdaderos líderes empresariales Hernández y Slim no tienen un pelo de bobos.

En Sinaloa solo queda Enrique Coppel con una débil resistencia y hay ciertas señales de que es posible que cambie el rumbo. Una de ellas es el paseo en Yate que tuvo recientemente con Joel Valenzuela, quien a su vez ya había sostenido el dialogo con Marcelo Ebrard, representante de AMLO.

El mensaje fue que podrán trabajar sin ningún problema si dejan que la democracia triunfe.

Como Joel Valenzuela y Jesús Vizcarra corren y se protegen juntos,  se especula que podrán seguir trabajando, al igual que cientos de empresarios, en el supuesto caso de que gane Andrés Manuel López Obrador.

2.- En el sector de inversionistas y capitanes de empresa hay un grupo que se reúne regularmente para integrar una mesa de análisis y discusión política.

La celebrada recientemente hacia ver que se percibe en todo el sector empresarial un hartazgo por las actuaciones de políticos como los Gamboas, Beltrones, Millanes , Labastidas, entre otros.

Uno de ellos propuso trabajar para el cambio. La línea sería detener al Peje y apoyar a Ricardo Anaya.

“Conmigo no cuenten. Voy a votar por AMLO“dijo un inversionista en sectores como la horticultura y la promoción de empresas e instituciones.

Algunos comensales, como en el caso de Gerardo Villarreal Ibarra, hizo notar que “con el cuento de que nos puede ir igual que Venezuela quieren seguir los mismos”. El empresario consideró posible un cambio.

En la misma línea de hartazgo y reflexión del voto se pronunció Karim Martínez.

Otros de los asistentes mantuvieron la tesis de que Ricardo Anaya es buena opción.

Consideraron que este gobierno descuidó plenamente líneas de actuación  como la seguridad, la honestidad y los precios, especialmente la gasolina que impidieron la movilidad social, con todo lo que ello implica para el bienestar colectivo.

Como grupo prestigiado,que forma parte de la plataforma económica sinaloense,  consideramos válido y de interés comentarlo.

Como también agregar que con las personas desaparecidas, los cadáveres  diluidos, los homicidios sin castigos y los fariseos es suficiente para repensar en los mejores hombres y mujeres que se postulan actualmente.

  3.-Otro mensaje importante en medios fue el de Roberta Jacobson a unos días de dejar la embajada de Estados Unidos en México.

Como buena diplomática cuida mucho lo que dice; pero fue clara al asegurar que el gobierno de Estados Unidos no tiene una preocupación específica sobre un posible triunfo de Amlo.

Y, por si fuera poco, las señales del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, de protestar por las candidaturas del Partido Verde, socio de un PRI estatal callado, es que los gobernadores príistas se están alineando.

Todo con tal de que los dejen gobernar y participar del reparto; pero no de los garrotazos pejistas.

Sinaloa no es la excepción.

Quirino Ordaz mencionó, y su voz se escuchó por arriba de los tejados, que el problema de las pensiones en el Gobierno de Sinaloa  y su deuda de mil millones de pesos a los trabajadores es culpa del gobierno federal y sus secretarías de hacienda (¿incluido Meade?) “que obligaron a Sinaloa a aprobar una ley de reformas pensionarias con la promesa de ayudarnos y no cumplieron”

4.-  René Juárez, guerrerense peleador, es el nuevo presidente del PRI.

Para ser nombrado como provisional se necesita llegar por prelación. Primero se despidió a Rubén Moreira de la Secretaría de Organización y se nombró a Juárez. Luego Claudia Ruiz Massieu la Secretaría General pidió licencia y  Enrique Ochoa igual pidió un breake temporal a sí mismo. Todo quedó listo.

Se supone que su tarea será feroz para defender, cuando menos, las candidaturas a legisladores federales.

Son procesos que generan pena ajena porque prácticamente mandan el mensaje de que están boqueando.

5.- Hay una frase del gobernador Quirino Ordaz que pronunció muy fuerte: ¡No me toco el corazón para hacer cambios!

Y puso tres ejemplos de funcionarios de buen nivel. Tres subsecretarios de Administración y Finanzas que no estuvieron a la altura de lo que se exigía en eficiencia. No dijo nombres pero claramente se refirió  a  Luciano Audelo Martínez, Edgar Portillo Sifuentes y  Leticia Gaxiola  Paredes.

Amigos suyos por cierto.

Y es que dijo que formó un gabinete con cuadros de doble virtud: Sanos y honorables por un lado  y capaces para desempeñar su puesto con experiencia o aptos para transitar rápido la curva de aprendizaje.

 No mencionó al subsecretario de Desarrollo Económico Lauro Melendres, tal vez porque se fue por su propia voluntad.

En estas condiciones de rendición de frutos en el trabajo de sus colaboradores, seguramente el gobernador ya consideró que el crecimiento del 0.2 por ciento en la economía estatal que, a pesar de ser un estado rico, INEGI lo coloca en el lugar 23 en la tabla nacional, no es lo que se esperaba del primer año en materia de Desarrollo Económico, cuyo titular es Javier Lizárraga y los subsecretarios Morayma Yaseen Campomanes e Hilda Inukai.

También amigos suyos.

6.- La Asociación Nacional de Universidades (ANUIES) que agrupa a 191 instituciones de educación superior públicas y privadas y que alberga a 3 millones de alumnos y que a la distancia de 68 años de vida proyecta impulsar la educación superior con una visión a lontananza de 12 Años.

Este plan lo presentó ayer en su evento con los candidatos presidenciales Ricardo Anaya de la coalición México al Frente y José Antonio Meade del PRI- Verde. Panal.

Los asistentes encabezados por Jaime Vaals Sponda y el rector Juan Eulogio Guerra Liera como miembros del consejo representan a la inteligencia mexicana y como sinodales escucharon y evaluaron las participaciones de los aspirantes y sus proyecciones de educación superior.

Ya sabremos si pasaron el examen o no respetaron el alto nivel académico de los oyentes.

ASI LOS VEN.- Con encuestas en la mano y en el celular, por parte de los protagonistas locales, se puede decir que esta elección está muy competida y será una votación de cuartos.

En Culiacán se nos muestra una encuesta con ventaja de apenas dos puntos de Jesús Valdez, del PRI,  sobre el joven Robespierre Lizárraga de Sinaloa al Frente y con Jesús Estrada Ferreiro montado en la ola de Morena.

Huelga decir que Valdez está preocupado, sobre todo porque en sus estudios demoscópicos no le ayudan mucho los nombres de sus compañeros del PRI, los candidatos a las diputaciones federales Juan Ernesto M. Pietsch y Aarón Rivas Loaiza. La mano de Juan Millán no se había visto. Dicen que se verá; pero nada más por JE.

Tampoco se ve trabajo del gabinete que formó en el Ayuntamiento de Culiacán, ya que no es políticamente fuerte…En lo que corresponde a las senadurías la competición está dura; destacando Héctor Melesio Cuén Ojeda por su trabajo en tierra…Rocha se sostiene en la ola de Morena y Mario Zamora carga en sus espaldas  muertos que no mató, como es la corrupción, la violencia y la vida cara que generó el PRI…Brevemente conversamos en Cuernavaca con el obispo Ramón Castro Castro, de carácter alegre…Gran abrazo para las madres sinaloenses…Las amamos…Dios las bendice.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + dieciseis =