Breves del Évora Edición No. 1730

El Agua: La Guerra Política de Mocorito

Se dice que la red de agua potable en Mocorito pasó casi 40 años sin mantenimiento o que se le invirtiera un peso para  mejorarla. Los pocos pozos que había fueron exprimidos y sus motores trabajan a marchas forzadas con “mexicanadas”  para justificar inversiones que supuestamente estaban destinadas para mejorar el servicio de agua.

En las pasadas administraciones priistas el problema se agravó al grado de que varias colonias de la cabecera municipal y rancherías duraban meses sin recibir una sola gota de agua. El Fovissste, Las Delicias y Las Playitas son algunos de los sectores que más sufrieron por el desabasto del vital líquido.

Actualmente el servicio no ha sido solucionado al 100% pero dicen los habitantes que ha mejorado poco a poco. La nueva administración que encabezó Guillermo “Memo” Galindo dio el primer golpe al “tandear” el agua potable de la cabecera municipal, ya que había colonias en las que siempre tenían servicio de agua, mientras que otras sufrían meses sin recibir una gota, ahora con el “tandeo”  todas las colonias cuentan con agua la mitad del día. Esto mientras logran habilitar un eficiente servicio de agua, ya que el que les heredaron  estaba prácticamente inoperante, por ello, en el primer año de “Memo” Galindo según el informe de gobierno hubo una inversión de más de 24 millones de pesos, se construyeron pozos en la cabecera municipal y rancherías, se están ampliando las distintas redes de tubería y para este año 2018 anunciaron que se logrará instalar un ducto que permitirá un mayor flujo de agua que servirá para garantizar el servicio las 24 horas.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, el tema se volvió más importante aún, los del PRI lo han agarrado de bandera y los de la coalición del PAS, PAN y PRD están defendiendo los trabajos y mejoras que se han hecho. Por ello nos vemos en la necesidad de realizar un análisis y ver realmente que es lo que está pasando.

Los del PRI niegan que el servicio de agua haya mejorado. Todos los días aprovechan para reclamar en redes sociales, sin permitir que ese tema se apague, saben que la sequía empeorará en el mes de mayo y buscan a como dé lugar culpar al gobierno. Además para ponerle limón a la herida filtraron información para acusar a la propia presidenta provisional como una morosa con los pagos del servicio de agua, y de pasó exhibieron a sus hermanas y demás familiares.

Por su parte  los del PAS, PAN y PRD no negaron el problema, pero les recalcaron con hechos que el servicio de agua ha mejorado a pesar que sólo llevan un año gobernando el municipio, que han construido más pozos de agua que los que hizo el PRI en casi 80 años y que actualmente para este 2018 están mejorando la red de distribución para llevar a agua a las colonias que han ido creciendo y además aseguraran que va aumentar el flujo de agua con la instalación de tubería más grande para garantizar agua las 24 horas.

En cuanto al tema de la presidenta municipal quien fue exhibida con claras intenciones políticas, en donde  la prensa local la señala de tener deuda con Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mocorito (JMAPAM).  Esta guerra sucia hizo que la misma prensa investigara a más deudores, pero en ese andar periodístico se toparon con un “sinfín” de irregularidades y anomalías que sucedieron en dicha paramunicipal y que durante los años del priismo  perdonaron deudas a políticos y familiares de funcionarios.
La presidenta provisional, Edith B. Rodríguez López dio la cara y aclaró que está en deuda con JMAPAM y que actualmente está pagando dicha deuda, además agregó que fue víctima durante la pasada administración priista a quienes les hizo una serie de pagos y jamás se reflejaron en el sistema. Ante ello, el actual gerente, Fernando Najar reconoció que efectivamente muchos ciudadanos al igual que la alcaldesa están esa lamentable situación, quienes acudieron a pagar en el pasado pero hoy en día no se les refleja el pago. Una delicada situación que está perjudicando a algunos usuarios, por ello Najar López también explicó que con el afán de ayudar, la JMAPAM implementó un esquema de pagos para que poco a poco vayan pagando en módicos abonos hasta ponerse al corriente. Una buena estrategia, ya que durante la era del gobierno priista, cientos de ciudadanos tomaron la decisión de no pagar ni un centavo hasta que el servicio de agua mejorara.

Hasta ahí muy bien tanto Najar López como la alcaldesa, Edith B. Rodríguez quienes con prueba en la mano están dando el ejemplo de como ponerse al día con dicho adeudo.
Lo que sí está muy mal, da pena y hasta vergüenza da, es la otra cara de la moneda, ya que gracias a esto, ahora se sabe que durante el gobierno priista la JMAPAM “hizo y deshizo” para beneficiarse ellos mismo, se perdonaron grandes deudas, y permitieron una serie de irregularidades que también fueron heredadas al gobierno de “Memo” Galindo y que hoy en día están enderezando poco a poco.
En esa serie de irregularidades se aplicaron los llamados “ajustes” (una especia de condonación) que autorizó el presidente municipal en ese momento, el tremendo “Pepito” Quiñones, quien perdonó deudas a familias acaudaladas parientes de su esposa Mirel (la familia Sosa), asimismo a sus familiares y funcionarios.  Por citar un caso, Gualberto Sosa, el hermano del empresario “Toño” Sosa, quien en el año 2015 tenía un adeudo de $12,688.29  le aplicaron un ajuste de $12,680.61 para que le quedara un adeudo de SIETE PESITOS aproximadamente. Lo mismo sucedió con los abuelos de Omar Núñez,  secretario particular del alcalde, “Pepito” Quiñones a quien de igual manera le perdonaron una deuda de miles de pesos. Otro caso fue el del actual Director de Vialidad y Transportes, Marito Gutiérrez a quien le hicieron ajuste de deuda de la casa propiedad de sus padres, en donde en ese momento ahí vivía, y a pesar de eso no ha vuelto pagar desde aquel entonces.  También aparecen deudas de otros políticos del partido tricolor, como el ex regidor, Jafez Arce, quien a pesar de que no paga el recibo del agua, puso un CARWASH con el servicio de agua suspendido. Lo mismo pasa con el gran Hotel Misión de la familia Sosa, el cual ni siquiera tiene contrato de agua y presume hasta de tener una flamante alberca.
Otro problema que reconoció el gerente de la JMAPAM, Fernando Najar es que están brotando muchas tomas clandestinas de agua, las cuales ya están viendo la manera de implementar un operativo para detectarlas y castigar conforme a la ley a quienes resulten responsables.

Como se los habíamos dicho antes. En Mocorito la guerra esta que arde, y cosas como estas brotan de un momento a otro. Ahora resulta que en el Pueblo Mágico existen “HUACHICOLEROS DEL AGUA”. Y al parecer el escándalo más fuerte viene en camino, ya que se rumora de una gran deuda que tenía el ex presidente “Pepe” Quiñones, papá del ex presidente “Pepito” Quiñones, la cual supuestamente fue exonerada por su propio hijo antes de entregar el poder al gobierno opositor de “Memo” Galindo, misma que podría  quedar vigente en los próximos días.

En conclusión actualmente existen funcionarios que deben recibos de agua, tal y como es el caso dela presidenta provisional, Edith Berenice Rodríguez, pero lo bueno y rescatable es que no niega la deuda y demuestra estar pagando para ponerse al corriente.
En contra parte… esta el caso de los ex funcionarios del PRI quienes se autoperdonaron la deuda sin siquiera pagar un solo peso. Échenle pluma y saquen ustedes mismos conclusiones de quien es quien en este tema.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =