Manuel Clouthier, el candidato sin parafernalia

El hijo del legendario “Maquío” demostrará una vez más que se puede hacer campaña limpia sin recursos del pueblo.
Sencillo, austero, con mucha energía y entusiasmo Manuel Clouthier Carrillo sale a las calles de colonias y cruceros principales de los municipios de Sinaloa para trasmitir a la gente su mensaje por la construcción de un mejor estado porque está convencido de que sí se puede lograr que la política sirva a la gente.
Sin parafernalia, sin derroches de publicidad en papel u objetos, sin tumultos de gente como acostumbran los candidatos de los partidos, Manuel Clouthier sale a hacer campaña con solo tres o cuatro voluntarios.
“No se necesita de más, dos personas que van de avanzada y yo con mi tarjeta de presentación”, considera el candidato quien ya una vez logró el respaldo ciudadano para triunfar de manera abrumadora en las urnas en 2015, convirtiéndose en el primer diputado federal sin partido en la historia moderna de México y logró también el respaldo de más de 51 mil ciudadanos sinaloenses para la candidatura al Senado.
Manuel Clouthier, candidato independiente al Senado de la República, el hombre dicharachero, sencillo, lo mismo acude a rancherías, a poblados y ciudades, donde logra captar la atención de los jóvenes, de niños,  de amas de casa, de los comerciantes, de los productores agrícolas, y de los empresarios, porque tiene la experiencia necesaria que le ha dado la vida diaria a sus 56 años de edad.
El hijo del legendario “Maquío”, decidió entrar a la política porque está cansado de la corrupción que afecta al país y a Sinaloa debido a los malos  gobernantes que vienen y van; porque considera que los partidos políticos ya no representan a la ciudadanía, y porque quiere dejar un mejor país a sus hijos y a los hijos de todos.
Manuel Clouthier, saluda a la gente, la mira a los ojos para lograr el contacto y conexión, pues considera que así genera confianza y entiende el sentir de cada uno.
El candidato a Senador sin partido, se viste con pantalón de mezclilla prelavados, una guayabera blanca o azul claro, tenis y una cachucha que le regaló un familiar con el lema de su campaña plasmado ¿Qué te importa? Así es como la gente quiere vernos dice Clouthier, sin excesos, sin parafernalia, “Estamos haciendo una campaña de calle, es decir, de suela, de sudor y saliva” dijo ante un grupo de jóvenes que atentos escuchaban las propuestas de trabajo.
Gracias por compartir nuestras notaas y columnas en Facebook, WhatsApp  y Twitter, siguenos tambien en Instagram.
Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 10 =