Sin Quitarle Ni Ponerle 04/Abril/2018

Indignación vs razón

El candidato presidencial de la alianza Todos por México, José Antonio Meade parece tener claro cual es el antídoto, no para vencer solo a Andrés Manuel López Obrador, sino para vencer a su verdadero contrincante en la sucesión presidencial. La indignación social.
La gente efectivamente está indignada, molesta, pero pareciera que no tiene muy claro porqué está molesta y contra quien está molesta, dice el supremo aspirante presidencial.
Durante una charla privada sostenida a bordo de su camioneta durante el traslado de un popular restaurante donde desayunó, a la sede del evento con priistas donde presentó su programa de campaña “Avanzar Contigo”, José Antonio Meade, se hace una serie de preguntas.
A ver dice. Si la gente está molesta por la corrupción, entonces como es posible que piense que la opción para que la gobierne pueda ser un hombre que en 20 años no ha dejado en claro de que vive él y su familia.
Oh cómo puede ser posible que la opción para que la gobierne pueda ser un hombre que con un sueldo pueda tener a sus hijos viviendo en el extranjero, realizar más de 90 viajes en avión en un año, construir y vender una nave industrial valuada en 54 millones de pesos, mucho más cara que la cuestionada casa blanca.
Si la gente está indignada por la corrupción, tiene que razonar y estudiar los perfiles de los candidatos, y ver quien en realidad tiene una vida honesta y sin cuestionamientos de corrupción en su hoja de vida.
Pero además, José Antonio Meade, sigue haciéndose más preguntas.
A ver dice. Si la gente está molesta e indignada por la inseguridad y la violencia, como puede pensar que la opción para que la gobierne pueda ser una persona que promete impunidad a los delincuentes.
Oh como pueda ser una persona que se rodea de personajes, acusadas de asesinos, o de quitarles su patrimonio a sus agremiados, entre otras cosas.
Oh bien, como puede pensar que la opción para que lo gobierne pueda ser una persona que a todas luces ha desdeñado a las autoridades y a las instituciones.
La apuesta en campaña, dice José Antonio Meade, es que la sociedad, contraste, compare y vea quien asume con toda responsabilidad, el aplicar la ley con mano firme a los delincuentes como debe de ser y no darles inmunidad e impunidad.
Y las preguntas siguen por parte del candidato presidencial priista José Antonio Meade. A ver dice.
Si la gente está indignada por la ineficiencia del gobierno, entonces como puede pensar que pueda ser gobernada por una gente que profesionalmente ha demostrado no estar capacitada para dirigir los destinos de un país.
En fin, la apuesta es que la gente, compare, contraste los perfiles de los candidatos y vea quien tiene la experiencia, la capacidad, quien es el mejor y no solo emita un voto motivado por una emoción como lo es la indignación, sin saber a dónde lo llevarán sus decisiones. El voto hay que razonarlo porque lo que está en juego es el futuro del país y de todos, sostiene.
José Antonio Meade, en la charla afirma que él está seguro que será el próximo presidente de México porque si se revisan bien las encuestas, es el candidato que más crecimiento ha tenido desde que se arrancó la sucesión.
“Yo empecé de cero y cada punto que tengo en las encuestas, me lo he ganado en apenas 4 meses y ya estamos en segundo lugar de las preferencias electorales y vamos por el primero” afirma.
Para López Obrador quien ya tiene 18 años en campaña, tener 30 puntos en las encuestas es una tragedia, pero para Meade, tener 24 puntos en apenas 4 meses es una verdadera proeza, dice.
En fin, José Antonio Meade vino a Sinaloa y se mostró confiado en que va a ganar la presidencia de la república a base de propuestas y de decirle a la gente como va a atender sus necesidades.
¿Votar por indignación o por razón?. Ese es el dilema que pareciera tener el elector, pero a la vez, estas motivaciones marcan la ruta de la suerte que corra ya sea López Obrador o bien José Antonio Meade.
Para José Antonio Meade, está claro que si la emoción se impone, López Obrador la sabe capitalizar, pero si la razón prevalece en los electores, él será el próximo presidente de México.
El primero de julio ya está a la vista y se sabrá quién dominó a quien. La emoción o la razón.
Así sin quitarle ni ponerle
Habrá que estar pendientes.
PASO A PASITO.-José Antonio Meade, le echó porras al gobernador Quirino Ordaz. No solo dijo que ha hecho un excelente gobierno, sino que los buenos resultados y los buenos candidatos postulados, harán que el PRI gane de calle en Sinaloa.
En la lucha por el Senado, afirma, no hay vuelta de hoja. “Todo Sinaloa será pura M”. Millán, Mario, Meade y México ganará.
Por cierto durante el trayecto al FigloStase donde se desarrollaría el evento, José Antonio Meade se dio tiempo para saludar por teléfono a Víctor Gandarilla Carrasco.
“Jefe Gandarilla, venir a Sinaloa y no saludarte es como no venir a tu tierra”, le dijo.
OTRO PASITO.-El PRI empezará a registrar a sus candidatos a alcaldías y diputaciones locales y para el próximo jueves está previsto que Alvaro Ruelas y los candidatos a diputados por los 4 distritos locales de Ahome hagan lo propio.
El resto de los partidos y alianzas, ya definieron a sus candidatos y este tablero también empieza a agarrar forma.
Los candidatos ya están a la vista de los electores.
UN PASITO MAS.-Pues tal parece que el candidato presidencial priista José Antonio Meade y el hijo pródigo del PRI, el ex gobernador Mario López Valdez no se reunieron en su visita a Sinaloa.
Desde luego, el ex gobernador y su grupo político está metido en la campaña y los acuerdos ya están tomados.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 2 =