Los Puntos Sobre las ÍES… Edición No. 1724

Remembranzas….

El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados. Jean Paul

Permítanme mis estimados lectores dedicar estas líneas a remembranzas personales.

Los días recientes han sido de contrastes.

Tristezas y alegrías me invadieron, llevándome a deslizar por mi mente gratos recuerdos.

De los recuerdos ingratos no me acuerdo ni quiero acordarme.

Los hechos ocurridos en los días recientes nos trajeron a la mente solo gratos recuerdos.

Vamos primero a los tristes.

Falleció en Culiacán un buen amigo. De esos que entregan la amistad sin condiciones.

Guillermo Aguilar Camarena, excelente periodista y gran amigo cumplió su misión en la tierra y partió en el viaje sin retorno.

Guillermo, “Memo”, como le decíamos los cercanos, fue integrante de mi equipo de redacción a mi paso por periódicos de Culiacán.

Deportista, jugador de dominó, excelente conversador, reportero-redactor por excelencia y gran amigo, eso era Memo.

En Mazatlán conocí y fui amigo de otro personaje muy ligado al deporte y la política. Priista de corazón, disfrutaba de los triunfos de sus candidatos y se dolía de las derrotas, Eduardo Arce Becerrra.

Exitoso empresario destinaba tiempo y dinero al deporte. Le gustaba y lo impulsaba.

Junto con Esperanza Kasuga y otros mazatlecos Eduardo formó parte del patronato que rescató y transformó la Unidad Deportiva Benito Juárez, además de apoyar a diversos equipos.

Fue fundador con otros amigos que hoy también se duelen de su partida, de la Asociación Política “José María Morelos y Pavón”.

A las familias de Guillermo y Eduardo, mis sinceras condolencias.

En contraste, el fin de semana también fue de remembranzas, pero gratas, muy gratas.

El sábado pasado el reencuentro con una parte de la familia de los ex asoleados, un grupo de ex trabajadores de El Sol del Pacífico que laboraron ahí cuando un servidor dirigía esa editora de la OEM.

La residencia de Héctor Miller y Antonieta, excelente anfitriones, fue el lugar de donde surgieron de las mentes de todos los presentes hermosos recuerdos del paso que tuvimos por esa editora.

Abrazos y recuerdos hacían fluir las anécdotas vividas en aquellos años de finales de la década de los 80 y primeros de los 90.

Ahí estaban Olga Marina López, Olivia Alvarez, Susana Cazadero, Blanca Aracely Rodríguez, Kikey Togo, Georgina de Jesús López (al igual que otras y otros mas ahí se forjaron en el periodismo), Carmelita Salazar, Francisco Chiquete, su esposa Ofelia, Cuquis Gutiérrez, Patty Sánchez Galindo, Teresita Bonilla y su hija Bethina, Pedro Seminario y su esposa Eloisa, Martha Esparza, Yolanda Pratts, Luis Alonso Enamorado, entre otros que asistieron para vivir unas horas de recuerdos disfrutando de la amistad iniciada hace años y que perdura al paso del tiempo.

Faltaron otros que por vivir fuera de Mazatlán o por sus ocupaciones laborales no pudieron asistir.

Presentes en las mentes de los asistentes, el recuerdo de los ex asoleados que ya partieron en el viaje sin retorno pero que siguen presentes en nuestros pensamientos.

Fue una noche de muchos recuerdos.

Un reencuentro con el pasado no muy lejano que, al recordarlo, nos pareció que apenas fue ayer.

Muy grato convivir que esas personas, esos amigos y amigas que siguen vigentes en mentes y corazones sin que sus recuerdos sean afectados por los 25, 30 o más años que han transcurrido desde que llegaron o llegamos a El Sol del Pacífico.

Epocas aquellas en que ese Sol volvió a brillar como en los tiempos de don Ernesto Zenteno Carreón.

Ese Sol que volvió a escribir páginas de la historia de Mazatlán y el sur de Sinaloa.

Aquellos tiempos ya son parte de la historia.

Pero los recuerdos están aún vigentes.

Gracias amigos ex asoleados!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 11 =