Los Puntos Sobre las ÍES… Edición No. 1720

La pesca, sector tradicionalmente marginado…!

El infortunio, el aislamiento, el abandono y la pobreza son campos de batalla que tienen sus héroes. Víctor Hugo

Una de las grandes incongruencias que tiene nuestro país es la marginación que sume en la pobreza a mexicanos que viven junto a una riqueza de la que no obtienen sus beneficios.
Uno de esos casos es el sector pesquero.
Tan solo en Sinaloa miles de familias viven a la orilla del mar, de ese mar que contiene grandes riquezas naturales, algunas sobreexplotadas y otras que no pueden ser aprovechadas por la falta de estructuras adecuadas que apoyen el debido aprovechamiento.
Es cierto, esas familias tienen tiempos que antes eran de bonanza en las temporadas de camarón, pero al entrar las vedas se acababa el ingreso, se terminaban los ahorros, cuando los había y llegaban los tiempos desocupación, ocio y urgencia para satisfacer las necesidades mas urgentes de la familia. Hoy aquella bonanza en tiempo pasado.
La desocupación conlleva generalmente a que algunos miembros de esas familias tengan que delinquir para llevar a sus hogares el alimento necesario.
El ocio lleva al vicio, alcohol y drogas que se satisfacen cometiendo robos y asaltos.
Las necesidades provocan el estress, la angustia que alcanza a toda la familia.
Y esto se agrava con los cada día mas altos costos de los energéticos que en las temporadas de pesca hacen irredituables las capturas.
Pesca alternativa podría ser solución o paliativo para los tiempos de veda del crustáceo. Si, es cierto que en algunos campos pequeros se aprovechan tiempos de captura de jaiba, otros pescadores con mejores equipos van tras la captura de especies de escama.
Pero son insuficientes.
Se requiere de dotar a la actividad pesquera de mejor equipamiento, incluida tecnología, para prologar la vida activa de ese sector tradicionalmente marginado.
Pero hasta ahora solo hemos visto tibios esfuerzos, leves programas que no llevan soluciones. Son solo paliativos.
Se necesitan programas con proyectos de fondo y recursos suficientes para hacer redituable en forma permanente la actividad de los hombres del mar. Hoy, acaba de asumir la responsabilidad de la Secretaría de Pesca y Acuacultura el Lic. Sergio Torres Félix, ex diputado federal y ex alcalde de Culiacán a quien se le puede tachar de inexperiencia en el ramo pesquero pero no de capacidad para emprender y desarrollar.
En estos momentos recorre el Estado celebrando reuniones con representantes del sector pesquero, tanto de bahías como de alta mar y acuacultura.
Cada uno de ellos tiene su problemática, alguna coincidente como es el caso de los energéticos.
Y los representantes de esos sectores conocen las soluciones. Tienen vasta experiencia pero requieren de los apoyos necesarios, suficientes para alcanzarlas.
Torres Félix los ha estado escuchando y tomando nota de problemas y posibles soluciones.
Por lo pronto, dio a conocer un apoyo, pequeño pero paliativo para los pescadores ribereños cuando entre la veda del camarón.
En su reciente visita, el viernes pasado a Culiacán, el Secretario de Desarrollo Social federal, Eviel Pérez Magaña atendió una solicitud del Gobernador Quirino Ordaz Coppel y autorizó una partida de 10 millones de pesos para empleo temporal que se destinará a los campos pesqueros sinaloenses.
Ese recurso se aplicará a la reparación de pangas y artes de pesca que harán los propios pescadores y sus familias.
Un paliativo, pero en algo ayuda.
Pero el problema, insisto, es mas de fondo.
Bajar soluciones definitivas que reactiven permanentemente la vida productiva de los campos pesqueros es necesario.
Nada fácil, por la escasez de recursos federales y estatales, pero es el camino.
Y es el reto de Sergio Torres Félix, avanzar aunque sea despacio, pero avanzar hacia la activación de los campos y la dignificación de la vida de las familias de los pescadores.
Sacarlos de la marginación ancestral en que viven.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =