Diálogo Deportivo Edición No. 1720

La representación de México tuvo falta de oportunidades a la hora de batear o lanzar en forma debida en la Serie del Caribe de Béisbol.
No es lo mismo un equipo, en este caso Tomateros de Culiacán, a una selección nacional ya que el manager, es decir Benjamín Gil, no conocía la forma de jugar de los peloteros incrustados de última hora. Tres derrotas y un triunfo es una réplica de aquel desastroso 1978 en Mazatlán, pero en aquel tiempo había rivales de mucho respeto y jugadores de la talla de Rod Carew, hoy en El Salón de la Fama del circuito caribeño.
A base de jonrones le ganaron a México en Mazatlán 78.Ni el carnaval animó a los mexicanos entre ellos José Bojórquez y el pocho Sid Monge. Bojórquez nos llegó a decir que “no le importaba ganar o perder, ya que de todas maneras le pagaban”.
Un comentario absurdo, en una competencia que se transmitía a cuatro naciones diferentes.
Siempre habrá tipos así y por eso los mexicanos muchas veces no votan ni desean una superación ni individual ni colectiva.
Ahora no fue el caso, pero faltó acoplamiento y faltaron Alí Solís, Oliver Pérez y otros de suma importancia en el roster y alineación.
La Liga Mexicana del Pacífico anunció por medio de su presidente Omar Canizales, que hará una investigación a fondo de la conducta de ciertos peloteros que no dieron el cien por ciento, como en rebeldía.
No van a poder comprobar nada. Nadie se delata y menos si van a ser sancionados o hasta suspendidos por algunos partidos como sucede en el fútbol.
El triunfo obtenido ante Dominicana fue un aplastante 8-1, pero estos jugaron como entrenamiento a las semifinales.
En fin, la verdad se conocerá algún día o simplemente los rivales fueron superiores lo que suena más lógico.
Tomateros fue campeón de la LMP y su afición está feliz.
SE FUE…RAMÓN “DIABLO”MONTOYA.
Una de las glorias del béisbol mexicano, Ramón Montoya, conocido como El Diablo, se adelantó en la aventura final al fallecer a los 78 años.
Una carrera inmensa con Diablos Rojos en la Liga Mexicana de Verano rubricada en 1979 bajo el mando de Benjamín “Cananea” Reyes, de gratos y positivos recuerdos.
En una ocasión, ante Yaquis de Ciudad Obregón, nos tocó presenciar al hombre de las atrapadas espectaculares, quien al batazo enemigo corrió por todo el jardín central y rebotó en la barda chica de madera con la pelota en su guante, misma que sacó de atrás del muro de tablas.
Los aficionados se levantaron de sus asientos (de cemento la mayoría y otras eran butacas acojinadas) y brindaron una ovación que se escuchó en las colonias Miguel Alemán, Rosales y Mazatlán.
De esas jugadas hubo muchas, en tanto que su bateo era constante: hits sencillos, dobles, triples y uno que otro home run.
Darrel Sherman lo imitó, pero sacó pocas pelotas del otro lado de la barda y sus atrapadas eran de cordón de zapato aunque algunas ocasiones las exageraba para emocionar a sus seguidores del club de sus amores, Tomateros de Culiacán.
Otros jardineros de gran respeto y admiración fueron Domingo Cruz, Nicolás Vázquez y Francisco Sainz.
Ramón Montoya, fue un hombre ejemplo para la juventud de su natal Mexicali y resto de la República Mexicana. QEPD.
GILBERTO RAMÍREZ, RETUVO SU CORONA.
El llamado zurdo de Mazatlán, Gil Ramírez, retuvo su corona por tercera ocasión consecutiva.
Alto y musculoso, con deseos de seguir en la cima de su categoría, el recio peleador del puerto sinaloense le dedica más de cinco horas al gimnasio. Poca diversión, ya que está consciente de que las mejores bolsas en dinero llegarán mas allá del Océano Pacífico o directo a Las Vegas donde los casinos ganan millones de dólares en las peleas atractivas, de nivel mundial.
Siempre nos ha gustado su estilo para pelear, aunque es más técnico que fajador, pero no se intimida ante ningún rival. Es cauto. Pega y se retira lo necesario para no ser impactado con los golpes de sus rivales.
Es una garantía sobre el ring, pero ante boxeadores rápidos tiene algunas fallitas.
Su alcance y contundente golpeo son una fortaleza que lo llevará a ser un campeón por varios años más.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =