Los Puntos Sobre las ÍES… 11/Enero/2018

Pensar en grande…!

Cada persona forja su propia grandeza. Los enanos permanecerán enanos aunque se suban a los Alpes. August von Kotzebue

En el mensaje que el Gobernador Quirino Ordaz Coppel dirigió durante el acto de inauguración del primer tramo de la nueva carretera Los Mochis-Topolobampo y banderazo para iniciar el segundo, el mazatleco habló de pensar en grande.

En lo personal me llamó la atención la expresión por el significado que tiene y que, lamentablemente, la mayoría de los presentes no entendió o pareció no entender.

Víctor Hugo Manzanilla, autor de los best-sellers “Despierta tu Héroe Interior” y “Tu Momento es Ahora”, Ejecutivo con más de 15 años de experiencia en empresas Fortune 500, escribió: “Cuando las personas están convencidas que tienen un propósito en la vida, algo más grande y trascendental que ellos mismos, comienzan a creer que están en este mundo para algo especial. Nacieron para eso. En ese momento es que comienza el proceso de pensar en grande”.

Viene esto a colación porque en esa expresión de Quirino Ordaz se refleja el pensamiento de la necesidad de pensar en grande si queremos ser grandes, dejar una huella en la historia de nuestro paso por cualquier actividad que desempeñemos.

Pensar en grande no es precisamente realizar cosas monumentales, sino significativas.

Y eso es precisamente lo que el ahora Gobernador de Sinaloa está haciendo.

Para quienes no conocían a Quirino Ordaz Coppel ha resultado una sorpresa el dinamismo que le ha impreso a su administración.

Recibir un gobierno en crisis económica es todo un señor paquete.

Hay que agarrar al toro por los cuernos y enfrentar la crisis. No sentarse a lamentar y justificar la falta de acciones y soluciones culpando a los que se fueron dejando las arcas estatales vacías.

Y Quirino Ordaz lo ha hecho.

En lugar de lamentarse buscó recursos a donde hubiera para comenzar a cumplir las demandas de los sinaloenses.

Ser un gobernador cercano a la gente, sin poses superfluas ni bailecitos.

Así, el gobernante decidió desde el primer momento de su gobierno recorrer los 18 municipios, pero no solo para saludar a la gente y que lo vieran, no, sino echando a andar obras de diferente envergadura, pero obras que por pequeñas o medianas que fuesen, las estaban necesitando los habitantes de las comunidades, ciudades, sindicaturas y poblados.

En Culiacán, Jesús Valdés ha recibido un gran apoyo del Gobernador para la ejecución de obras en la ciudad y sindicaturas.

En Mazatlán, pese a las puchetadas del alcalde, Quirino le ha invertido decididamente para transformar la fisonomía del puerto e incrementar su atractivo turístico no solo para el Tianguis Turístico que será el máximo evento de este año por su proyección internacional, sino para convertir ese destino en el mejor de la costa mexicana del Pacífico

En Ahome, el apoyo del Gobernador Ordaz Coppel ha sido decisivo para la realización de varias obras, dos de ellas de vital importancia: el colector pluvial y la renovación de la carretera a Topolobampo.

Pero aquí hay un sello especial, producto precisamente de pensar en grande: la Mochis-Topo será la primer carretera estatal con pavimento de concreto que tiene un periodo de conservación de 20 o mas años.

Con este tipo de carretera se acabaron los baches que en el pavimento asfáltico surgen a los dos, tres o menos años y hay que estar bacheando o reconstruyendo permanentemente.

Es pues, una obra de larga duración.

Ese tipo de pavimento se está aplicando ya en otra rúas de Sinaloa.

Eso, amig@s lectores, es pensar en grande, pensar con visión.

Como señalaba en líneas anteriores, pensar en grande no es precisamente pensar en acciones y obras monumentales, sino de gran y efectivo servicio.

Ojalá y todos los responsables de dirigir destinos de los municipios sinaloenses pensaran en grande.

No por acciones u obras majestuosas, sino sencillas pero de impacto por el beneficio que arroje a sus gobernados.

No basta estar cercano a la ciudadanía. Es bueno, pero mejor será si esa cercanía lleva las respuestas que la gente quiere.

No despensitas u otros objetos que parecen limosnas y sirven mas para las fotos y publicidad que para solucionar problemas reales del pueblo.

Hay que pensar en grande, como lo hace el Gobernador Quirino Ordaz.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − doce =