Diálogo Deportivo Edición No. 1715

Una triste despedida del boxeo mundial tuvo el puertorriqueño Miguel Cotto, que tantas satisfacciones nos brindó con su boxeo de estilista y excelente juego de piernas y cintura que lo llevó a ganar cuatro cinturones y enfrentarse a los mejores boxeadores de tres lustros y algo más.
El mediano boxeador de 29 años, Saddam Alí, lo mandó a la llamada Isla del Encanto triste y sin cetro al ganarle en 12 episodios en los que sí se defendió y metió las manos. La decisión fue dividida.
Los jueces actuaron sin piedad, ya que algunos cronistas mexicanos vieron ganar en sus tarjetas a Cotto.
El Madison Square Garden de Nueva York fue el escenario formidable para esta despedida en que Cotto se lució y al final recibió muchas ovaciones y regalos de los aficionados. Sí brindó un gran espectáculo; pero no le alcanzó para lograr el triunfo.
Metió derechazos, upers y golpes extras, sin el poder de antaño. Ese poder que le bastó para vencer a sus otrora rivales.
El declive para Miguel Ángel Cotto empezó cuando su padre y hermanos se metieron a fondo en su carrera boxística y ya no conseguían peleas de renombre mundial. Deseaban cobrar igual que un JC Chávez o un Floyd Mayweather.
Eso lo sacó de concentración y duraba hasta casi un año sin pelear. La inactividad prolongada lo llevó a perder.
Al final optó por colgar los guantes y no volver jamás.
Millones de aficionados lo van a extrañar por su limpieza al tirar golpes, sin necesidad de amarrarse, como lo hacía Wilfredo Gómez, su paisano, verdugo de los mexicanos, incluido el culichi Juan Antonio López, hasta que le salió el diablo en la persona del gran boxeador Salvador Sánchez.
Sal lo noqueó en dos ocasiones y ya no quiso nada con el mexicano.
Ahora hay posibilidades que Cotto ingrese como entrenador o manager, para que tenga en su establo a los boxeadores de nivel mundial.
Sus compatriotas se lo van a agradecer.
ADÁN AMÉZCUA TOMA ALTURA CON DIRECCIÓN DEL IMDEC.
Aunque sigue en el gobierno municipal, Adán Amézcua pasó de la dirección de Centros de Barrios a la máxima dirección del deporte del municipio: IMDEC.
Ya se lo merecía el ahijado político del gobernador Quirino Ordaz Coppel que lo está impulsando hacia mejores puestos; pero falta que lo integre a su equipo en el gobierno estatal.
Ese es el problema sustancial, existencial y retórico como diría el filosófico lavautos de la iglesia del Padre Cuco, Ricardo Gutiérrez Dávila.
Y es que Amézcua le atrajo algunos diez mil votos al entonces candidato QOC; pero, como gobernador, lo mandó al gobierno municipal en una decisión inexplicable; por la falta de reciprocidad.
Ahora lo manda al Instituto Municipal del Deporte y Cultura Física, mientras, se supone, lo acomoda en su administración estatal.
¿Qué le espera al deporte y los deportistas del municipio de Culiacán?
De entrada, todo el apoyo del alcalde Jesús Valdés y tal vez del propio gobernador Quirino Ordaz. Seguirá el mismo plan del exatleta Iván Di Carlo Saucedo.
Al anunciarse, de parte de la CONADE, que seguirá la Olimpiada Nacional y por ende las etapas estatales y municipales,le permite al ayuntamiento de Culiacán, organizar los eventos de donde surjan los mejores deportistas que nos lleven a ganar medallas para Culiacán y Sinaloa.
Aunque como columnista deportivo siempre he insistido que eso es un buen ejercicio entre niños, niñas y jóvenes pero en el fondo esto debe ser formativo por los valores, cualidades y talentos que se muestran en las olimpiadas municipal, estatal y nacional.
Adán Amézcua fue un excelente beisbolista. Todavía lo es. Pero ahora demostrará su talento y creatividad en el deporte del municipio de Culiacán.
PEDRO GUEVARA, GIL RAMIREZ Y CARLOS CUADRAS LOS MEJORES BOXEADORES.
En la actualidad en Sinaloa hay tres boxeadores que están en las listas mundiales. El campeón mundial de Mazatlán, Gilberto Ramírez, y los excampeones mundiales Carlos Cuadras de Guamúchil y Pedro Guevara de Mazatlán.
Cuando Pedro Guevara era campeón mundial caminé un kilómetro por el amplio y bonito Malecón de Mazatlán y pregunté a 50 personas si conocían al boxeador mazatleco. La gran mayoría me dijo que sí lo conocían y habían visto sus peleas por la TV abierta y de cable. Pocos ignoraban de quién se trataba. Bueno, algunas no eran de Mazatlán ni siquiera de Sinaloa.
Entre las damitas es más conocido Cuadras ya que lo consideran guapo y muy valiente arriba del ring y lo comparan con Julio César Chávez y creen que le han robado las últimas peleas.
Ramírez es muy alto y fuerte y puede permanecer varios años en el campeonato. Su estilo es técnico y cerebral.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + dos =