Diálogo Deportivo Edición No. 1714

La llamada máquina celeste del Cruz Azul una vez más quedó fuera de la semifinal del torneo de apertura del fútbol mexicano, al empatar a cero goles en los partidos de ida y vuelta contra El América y éste equipo logró pasar gracias a su mejor ubicación en la tabla general.
Se antoja absurdo. Cruz Azul había mostrado mejores cosas, no sólo en los dos partidos en los que se enfrentaron sino en el torneo y ello nos hizo recordar el torneo de invierno de 1997 cuando fue campeón al superar al Pachuca, teniendo como técnico a Luis Fernando Tena.
Veinte años que ya pesan. Los cementeros no encuentran su brújula precisa para orientarse a otro gallardete. Veinte años de hacer sufrir a la afición; ya parece una maldición. En la temporada 1973-74 habían sido campeones con Raúl Cárdenas tras eliminar a Puebla el sublider del torneo.
En 1994-95 Cruz Azúl dejó fuera a los Cremas del América y León se aprovechó para ser campeón. Eran los tiempos en que los equipos ganaban 30 puntos o más, para ubicarse en las cuatro primeras posiciones.
Tipos como Enrique Borja, Carlos Hermosillo, Evinaldo Castro “Cabiño”, Carlos Reinoso, Luis Fernando Tena, Francisco “Paco” Solís, Luis “Gato” Calderón, Manolo Lapuente, Miguel Mejía Barón, entre otros hacían historia como goleadores en el fútbol mexicano.
Eran más disciplinados y respetaban a los reporteros y aficionados. La fama no la tomaban como espuma de los mejores vinos. Al contrario sencillos y humildes fueran convocados, o no, a la Selección Mexicana de Fútbol.
Cada época ha sido maravillosa, pero los especialistas después de ellos pusieron los ojos en Hugo Sánchez uno de los primeros en emigrar al fútbol español, Cuau Blanco y Francisco Jared Borguetti quien siempre hemos dicho no tuvo un buen representante que le pudo haber dado a ganar más millones de pesos y no haber dejado que su madre Tulita vendiera sus tierras en Culiacancito de donde emergió ayudado por varias personas, entre ellas Gómer Monárrez, Tulio Medina y Vicente Ayón para triunfar en grande y ahora ya retirado ser comentarista de una cadena televisa de prestigio internacional.
Hugo Sánchez quien hace poco se reunió con otras dos figuras el sonorense Fernando “Toro” Valenzuela y el boxeador adoptado sinaloense, pero nacido en Ciudad Obregón, Sonora, Julio César Chávez González. Fue un encuentro fabuloso y JC siempre con sus ocurrencias y su famoso ¡hay tiro!, pero esta vez de amigos, es considerado el mejor futbolista mexicano de todos los tiempos.
Retomando con Cruz Azul creemos que le falta una limpia completa desde la oficina deportiva y algunos jugadores que ya deben partir hacia mejores horizontes y dar todo por la camiseta cementera.
De otra forma pasarán los años y su estadio se quedará semivacío.
FRANCISCO TOPETE, GIL NOLASCO, MANUEL URIARTE Y DELFINO ROSALES EN EL OLVIDO
Nos enteramos que hace poco falleció en Los Mochis el boxeador Jesse Armenta y recordamos de inmediato a Francisco Topete que navegó en el boxeo de paga en la misma época, pero este en Culiacán y Ciudad Obregón.
Un técnico que en ocasiones era aguerrido y metía las manos a placer. Fue campeón nacional mosca.
Gil Nolasco, y Manuel “Culichi” Uriarte eran otros de los ídolos del boxeo culiacanense y sinaloense hasta que llegó Delfino Rosales de Eldorado y partió plaza como las grandes toreros y tuvo en sus píes a Vicente Saldivar en Guadalajara, Jalisco y se habla que su mánager Silvio García se vendió por temor a ser linchado junto con su muchacho en una tierra donde se pierde pero se arrebata. Quizás tomó una buena decisión.
Cuando este servidor se tomaba algunas cervezas -uyyyy ya llovió- con García nunca le pudo sacar la verdad, solamente sonreía a la pregunta de ese episodio y siempre respetamos su silencio.
Solamente recordamos a cuatro grandes del boxeo del Siglo XX y a José Luis Soto de Los Mochis que no llegaron a campeones mundiales ya que eran otros tiempos en que no regalaban los cinturones cono sucede ahora. O los compran, bueno es un decir.
Fermín Soto en Guamúchil, hizo historia y se le recuerda con afecto.
Fueron figuras que llenaban las pequeñas arenas como la Internacional y la Pacífico donde inició su carrera el tremendo Raúl “Ratón” Macías que se fue a la fama mundial.
Recordar es vivir y sirva este escrito como un pequeño homenaje a estos hombres que ya están en el otro mundo, salvo los Soto, José Luis y Fermín. Todos fueron estilistas formidables.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − tres =