Marca Cultural Edición No. 1713

“Coco” batió este mes de noviembre el récord de recaudación en México, convirtiéndose en la película más taquillera de su historia. El éxito fue prácticamente instantáneo. Desde su estreno, las redes sociales se llenaron de comentarios de personas emocionadas tras haber visto la película, aclamada por la belleza de su contenido y de las animaciones, yo no podía ser la excepción. Disney Pixar, los principales productores de películas animadas en el mundo, decidieron apostar a la cultura mexicana para llevarla a la pantalla y todo indica que fue una apuesta ganadora. “Coco” es un largometraje animado en el que la vistosa y colorida cultura mexicana tradicional se ve a través de los ojos de un niño, Miguel. “La película está inspirada en la celebración del Día de Muertos y es una carta de amor a México. El equipo de Pixar viajó varias veces al país para atrapar los colores, los festejos, pero sobre todo, las tradiciones que se enmarcan en la cultura mexicana”, de acuerdo a declaraciones hechas por el director de la película, Lee Unkrich. La producción de la película no ha estado exenta de polémicas. En un principio, la cinta se pensaba titular “El día de los muertos” y en 2015 Disney intentó patentar ese nombre dentro de EE.UU. con objetivos comerciales. Pero las comunidades hispanas en Estados Unidos se opusieron tajantemente, con el argumento de que una expresión cultural como dicha celebración no podía volverse una “marca”. Finalmente, Pixar y Disney desistieron de la idea y cambiaron el nombre de la película a “Coco”, cuyo estreno en Estados Unidos fue el pasado 22 de noviembre. También hace unos días Lupita Infante, heredera del ídolo mexicano, de origen sinaloense, Pedro Infante, declaró que su familia estaba molesta porque dentro de la historia de “Coco”, un singular personaje llamado Pedrito, tenía cierto parecido con su padre, sin que se conozca si existe demanda alguna por esta situación. Esta podría considerarse la segunda gran aproximación de Disney al mercado latino, después de que el año pasado presentara a Elena de Avalor, considerada la primera princesa de origen latino dentro del universo de la productora.
El actor y cantante estadounidense David Cassidy falleció el pasado 21 de noviembre a los 67 años de edad. Cassidy, quien en la década de los 70 fue un verdadero ídolo juvenil que congregaba en sus apariciones y conciertos a legiones de adolescentes, fue hospitalizado la semana pasada en Florida en estado crítico. A principios de este año, el artista reconoció que padecía demencia y anunció su retirada de los escenarios para disfrutar de la vida. Cassidy nació en Nueva York, EE.UU., en 1950 en el seno de una familia ligada a la industria del entretenimiento: su padre era cantante y actor y su madre era actriz. El carismático actor alcanzó la fama en todo el mundo a principios de la década de 1970 al participar en la serie de televisión “La familia Partridge”. La serie trataba sobre una madre y sus cinco hijos que formaban una banda de rock & roll y Cassidy interpretaba en ella a Keith Partridge. Cassidy recibió varias nominaciones a los premios Grammy y vendió más de 30 millones de discos en todo el mundo. Recientemente, Cassidy habló abiertamente sobre sus problemas con el alcohol.
Gracias por tu tiempo, hasta pronto, DM.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 6 =