Diálogo Deportivo Edición No. 1713

Holanda, Chile e Italia, están fuera del mundial de Rusia 2017. Se escribe muy fácil, pero a millones de personas les duele, lloran, sufren, les invade la tristeza, se deprimen y, en algunos casos, llegan hasta el suicidio.
El fútbol desata pasiones, a las que convocaba el extinto cronista mexicano Ángel Fernández un grito: “a todos aquellos que aman…y quieren al fútbol”.
¿Cómo es posible que 22 hombres o mujeres, se desplacen por una cancha de 110 metros por 100 metros y causen tanta pasión? No les importa, que entre ellos, haya salvajes, que son expertos en quebrar huesos con el pretexto de ir en pos del balón.
Hombres creativos en la cancha, que hacen magia con el balón, que en sus diversas posiciones cumplen sus respectivas misiones, inundando de emociones a sus seguidores desde las gradas y butacas o desde la televisión.
Fútbol o futbol, palabra que se escucha por diversos medios de comunicación los 365 días del año, a nivel mundial y que quita el sueño, que ilusiona, hace vibrar, delirar y…algo más.
De la eliminación de Italia en su página de facebook, nuestro dilecto, fino e intelectual amigo M.C. Sergio Jacobo Gutiérrez escribió:
“A muchos no les gusta el futbol italiano, por defensivo y rudo. El famoso catenaccio o encadenado. Pero yo disfruté al máximo los mundiales ganados por Italia en 1982 y 2006 y me maravillé con la calidad extraordinaria de jugadores como Dino Zoff, Gianluigui Buffon, Franco Baresi, Claudio Gentile, Carlo Ancelotti, Fabio Cannavaro, Giancarlo Antognoni, Marco Tardelli, Gennaro Gattuso, Andrea Pirlo, Bruno Conti, Roberto Donadoni, Alessandro Altobelli, Salvatore Schillaci, Roberto Baggio, Paolo Rossi, Alesandro del Piero, Filippo Inzaghi, entre mucho otros.
Por eso, lamento la eliminación de Italia; un equipo histórico, de garra, que ha sido uno de los grandes animadores y protagonistas de los mundiales”.
Hasta aquí, su comentario.
Lo lamenta, como millones en el orbe. Es una tragedia que se debe superar.
Será un mundial sin muchos atractivos. Ya se despidieron a los técnicos como Ventura de Italia por esos fracasos.
Aunque no podemos menospreciar a los demás protagonistas y hasta Perú estará en la fabulosa fiesta futbolera.
México, puede dar la sorpresa y estar en los octavos de final. No será fácil.
Hay más posibilidades ante la falta de potencias como Holanda (fue penal) Italia y Chile.
RECORDANDO A RUBÉN OLIVARES Y JESÚS “CHUCHO” CASTILLO.
Dos personalidades diferentes y con intereses muy contrarios: Rubén Olivares nacido en la Colonia Bondojo y Chucho Castillo en Guanajuato, se conocieron más y mejor arriba del ring que abajo.
Protagonizaron tres duelos interesantes en el primer lustro de los 70s del siglo XX. Dos triunfos para el defeño y uno para el fino técnico de Guanajuato.
No me tocó entrevistarlos, pero si conocerlos y saludarlos de mano. Olivares hace comentarios para Televisa y Castillo ya abandonó este mundo tan bonito como cruel.
Personalidades y pensamientos diferentes. Castillo serio, caballero y formal y Olivares inquieto y popular entre la raza del boxeo y otras personas del pueblo.
En cambio conviví más horas y entrevisté a sus manejadores. Arturo “Cuyo” Hernández y José Luis “la Coneja” López, hombres auténticos y con plena madurez y en sus respectivos papeles.
Hernández batalló mucho con Olivares ya que se emborrachaba y dejaba su concentración en el gimnasio. López en cambio no sufrió con un responsable y abstemio Castillo.
Claro Rubén Olivares, fue y es muy apreciado por los aficionados y Castillo también fue querido, pero no tanto. Su estilo sí gustaba, pero a los fans les gustan los aguerridos, no los técnicos que ofrecen espectáculo, pero menos emociones con boxeo más cerebral sin exponer mucho el físico.
Con José Luis López o sea la Coneja cultivé una gran amistad. Me dio muchos consejos que nunca he olvidado. De los cuatro mencionados, solamente vive Rubén Olivares el gran “Púas”. Está añejado como los buenos vinos. jajaja. Así es la vida.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =