Breves del Évora Edición No. 1713

-¿Doble Moral o intereses en regidores priistas?

Ya era hora que le dieran una cucharada de su propio chocolate al regidor que quiere ser el más protagonista de Mocorito, se trata del priista, Antonio Gutiérrez, mejor conocido como Don “Toño Capuccinos”. Y es que, dicen que no le gustó “nadita” que otros regidores se quejaran tal y como él lo hace cada vez que hay sesión de cabildo, quien a como dé lugar busca reflectores y llamar la atención de la prensa.

Pero esta vez se equivocó y muy “gacho”, al demostrar poca tolerancia y hacer berrinche sólo porque le dijeron que tomará cartas en el asunto en un problema que le compete a la Comisión de Turismo que precisamente él preside como regidor.

Resulta que a este regidor priista no le parece, ni le agrada nada, sus quejas en cabildo son constantes, normalmente dicen que siempre está preocupado porque las actas de cabildo estén bien escritas, no tolera errores de dedos, ni mucho menos una falta de ortografía… y a decir verdad hace bien que le preocupe la ortografía, pero siendo sinceros, los regidores no están representando al pueblo para corregir errores ortográficos.. ¡así de simple!!
En Mocorito hay cosas verdaderamente importantes que sí merecen inspecciones muy minuciosas por parte de los regidores, como por ejemplo hay problemas sociales, problemas de salubridad en los negocios, problemas de explotación de jóvenes, violación de derechos de los trabajadores. Existen muchos problemas más importantes que un acento o una coma.

El regidor Antonio Gutiérrez como ya es costumbre a su estilo quejoso y protagónico, dio su punto de vista tras la aprobación de un cambio de domicilio para una licencia de Restaurant Bar. Supuestamente preocupado debido a que el nuevo lugar (Punto Madero) donde va estar el nuevo negocio, sería necesario que vigilaran muy bien dicho establecimiento porque ahí acuden muchas familias y con la venta de cerveza en un restaurante se pueden emborrachar y dar mal aspecto y afectar el ambiente familiar, por lo que se debería cuidar de que se aplicará muy bien el reglamento.

Tras haber escuchado eso, el joven regidor del PAS, Valerio Cervantes no se pudo quedar callado para desenmascarar la doble moral del regidor priista “Toño Capuccinos”, ya que al ser el presidente de la Comisión de Turismo debería vigilar que se cumpa muy bien el reglamento de manera pareja, debido que a escasos metros de la casa del regidor priistas se encuentra una cantina en donde se pudiesen estar presentado problemas más graves, como casos de prostitución, ya que ante los ojos de todos los mocoritenses ven salir mujeres en completo estado de ebriedad, con la ropa desalineada y hasta vomitando. Situación que preocupa al estar ubicada en el la zona colonial y turística de Mocorito, lo que da mal aspecto.

Ante eso, dicen que Valerio Cervantes le reclamó al regidor priista que asumiera su responsabilidad y aplicara el reglamento ahí también.

Y la verdad tiene toda la razón Valerio Cervantes, ¿Con qué cara Antonio “Capuccinos” pide que vigilen y apliquen bien el reglamento en un negocio que ni siquiera opera aún? Mientras que a escasos metros de su casa y en pleno centro histórico esta una cantina de mala muerte y el regidor priista jamás ha dicho nada y ni se ha quejado nunca de ello…. ¿Será acaso porque la cantina pertenece a un priista? ¿Ese priista es amigo de Don “Toño Capuccinos”? ¿nunca ha visto las mujeres que salen de la cantina? ¡Tan quejoso que es!! ¿o será que las quejas son por encargo y esa queja no está autorizada? o ¿Sólo le preocupa lo que le conviene?.

El problema no es para menos, ya que desde hace muchos años dicha cantina, la cual era tradicional y respetada, pero hoy en día se volvió una “cantina de mala-muerte” quedando ubicada prácticamente en el corazón del Pueblo Mágico. Se llama “Embrujo del Évora” y dicen que la opera un personaje muy importante para el PRI, “adinerado” a quien lo candidatean para las próximas elecciones.

Dicen que el problema resaltó porque hace apenas unas semanas cuando un grupo de comensales que acababa de terminar de cenar una riquísima cena italiana, cuando se disponían a subir a su vehículo presenciaron unas penosas escenas de mujeres y hombres ebrios cayendo y escandalizando al salir de dicha cantina, orinaron en plena calle y por si fuera menos las mujeres dejaban ver sus prendas de ropa interior ante la mirada de todos…frente a ellas en los negocios vecinos había familias y niños.

Ahora ustedes como padres de familia, analicen y piense la situación… no hay mucho que pensar verdad.

Por increíble que parezca, el regidor Antonio Gutiérrez mostró mucha molestia cuando el regidor Valerio Cervantes le hizo esa petición, y por si fuera poco lo tachó como un “protagonista” por decir eso.
Siguiendo la lógica del PRI, ¿ahora resulta que pedir que actúen en un problema social es ser un protagonista?, ¿quejarse que hay una falta de ortografía en un acta es ser un regidor ejemplar?
Yo creo que alguien tiene que decirle e ilustrar al regidor Antonio Gutiérrez para que entienda que su función es buscar el beneficio del pueblo y no corregirle las faltas de ortografía a un burócrata.
El “protagonismo ridículo” esta en el actuar de manera improductiva para el pueblo y no por buscar detener un problema social. La Comisión de Turismo tiene más responsabilidades que irse a pasear al puerto de Acapulco y estar pensando en Mazatlán para el 2018. El turismo es una actividad muy delicada que genera y detona la economía, se requiere estar muy en contacto con todos los negocios y buscando crear más negocios nuevos y no poner frenos a quienes quieren invertir de manera responsable.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 6 =